Las firmas de lujo vuelven a brillar con luz propia en los mercado financieros. Avances decididos, en algunos casos, como en el caso de Hermes Intl o LVMH y sobre de Ferrari, que presentan una potencial oportunidad para ser uno de los sectores estrella en el presente ejercicio. 

Pero si antes había que mirar a grandes fortunas y a Estados Unidos para saber que perspectivas presentaba el mercado...ahora es sin duda China el centro neurálgico de este mercado. 

Para Pablo García, director general de Divacons Alphavalue, «todo depende, o al menos en gran medida, de las expectativas que se tenga con China.  Es verdad que hemos tenido tres meses de deflación en China, que ha sido muy negativo para las expectativas del sector lujo, pero que ahora por fin hemos tenido ya un dato de inflación. Hemos tenido apoyo por el lado de la demanda o fiscales por parte del Gobierno y también incluso recortes de tipos, aunque creo que han sido menos importantes de lo que se espera o de lo que podría ser en un futuro por parte del Banco Central. Todo lo positivo de China que representa casi el 40% de las ventas de algunas de las compañías europeas es fundamental».

Aunque señala «pero también el mercado norteamericano que ha aguantado bastante bien. La duda quizás es ver con una Alemania en recesión o una Finlandia en recesión o una desaceleración del crecimiento en países como Francia, si de verdad se va a aguantar ese optimismo que otra vez ha resurgido en las compañías del sector lujo. Lo significativo es que China, que está apostando por la exportación de los vehículos eléctricos y está teniendo muchas reservas por parte de muchos, podría utilizarse como medida de compensación por parte de aquel país.»

Destaca que «ya hemos visto los aranceles que se quería poner o el veto a la exportación de bebidas alcohólicas europeas a China y se podría también poner como un cierto veto para las compañías del sector lujo. Por lo tanto, yo creo que la situación puede ser contradictoria. Aunque el sector lujo tenga buenos fundamentales, se utilice como compensación en la parte de esos aranceles que se están proponiendo para el sector automóvil europeo».

En el pasado año, según los datos de Bain & Company, el mercado del lujo creció en China un 12% hasta superar cifras de 56.430 millones de dólares. 

De facto, los resultados de varias de estas compañías han reflejado un crecimiento del sector del lujo en China, aunque sin retomar los adorados niveles de 2021. Baste decir que, en el caso de LVMH, el valor más capitalizado del mercado del lujo, el aumento de sus cifras de ventas en aquel país alcazaba el 30%. De hecho, su presidente y uno de los hombres más ricos del mundo, Bernard Arnault, destacó que la firma ya tenía el doble clientes en China frente a 2019. 

A pesar de ello, hay quien en el mercado, considera que el nuevo avance del lujo, en especial con el tirón tras un enero dubitativo de febrero y lo que llevamos de marzo, que no hay que confiarse ante la errática situación de China y ese descenso en las ventas en enero. También en EEUU, donde la confianza del consumidor de la Conference Board no ha remontado, sino todo lo contrario en los últimos datos adelantados, a pesar de que el sector tenga su propio reloj biológico, ya que está destinado a un sector concreto de la población

Pero no solo el sector lujo vive de China y EEUU, también necesita, como indican los expertos, establecer un proceso profundo de transformación. Para Bank of America, se va a producir, en este ejercicio, un cambio en las estrategias de la empresa, centrándose en la inversión en marcas. Eso sí, este proceso, podría reducir sus márgenes, en un mercado que prevé crecimiento de ingresos del 4% frente a la media habitual del 11%. 

Y quizá uno de los grandes problemas del sector es su extraordinaria volatilidad, con periodos de ventas extraordinarios, en el último año seguido de caídas profundas en determinados meses. 

Para Bank of America, este será, en proyección un buen ejercicio para LVMH, a pesar de que su irregularidad interanual en el mercado le aleja de la primera posición europea en favor de Novo Nordisk, que capitaliza 602.910 millones de dólares. En lo que va de año es una de las firmas que más se revalorizan, un 15,34%, EssilorLuxott un 14%, al igual que Christian Dior. junto con los avances de Hermes Intl del 19,3%, pero sobre todo CieFinRichemont N, con firmas como Cartier y Montblanc, que avanza un 27,3% y Ferrari con un 25,3%. 

Pero la firma americana, espera un desempeño inferior en valores como Kering, Burberry Group, Ferragamo o Tods. La francesa que engloba a Balenciaga, Gucci o Yves Sant Laurent avanza un 6,8% en este 2023, mientras que la británica es de las pocas que recortan de forma significativa en el año, un 12%. 

Pero hay otros factores que pueden variar las previsiones del sector, en especial por acontecimientos como las elecciones de Estados Unidos o los Juegos Olímpicos de París, que, según Bloomberg, pueden añadir alteraciones en el turismo de lujo. 

Pero como decía Coco Chanel, el gran exponente de la moda tradicional francesa, el único modo de ser irremplazable siempre es ser diferente, por lo que las transformaciones en el sector será uno de los factores cruciales para mantener el nivel de ventas de sus firmas y de compras de sus acciones en el mercado. 

Estrategias de Inversión organiza el Trading Room 2024

Cómo todos los años, Estrategias de Inversión organiza el mayor evento para inversores activos,. El próximo 14 de Marzoen el auditorio  de la Mutua Madrileña, disfrutaremos de un evento único de 10 de la mañana hasta las 20 horas de la tarde   en el que analistas y traders nos ofrecerán los mejores consejos de inversión para los inversores activos.

Pueden ver el programa completo, pinchando en este enlace