blockchain

Una parte del problema es el aumento de los costes de los contenedores de transporte: El índice de precios de los contenedores de las regiones de Asia y América del Norte se ha duplicado con creces desde principios de año y, a medida que se acerca la temporada de vacaciones en Europa y América del Norte, el sector logístico se prepara para un pico de demanda y mayores trastornos.

Hasta aquí, todo un caos, pero según Erik Swords, gestor de fondos de BNY Mellon, es dentro de esta vorágine donde el blockchain puede tener un papel importante para minimizar los trastornos y recuperar la eficiencia.

Swords señala cómo las características clave de la tecnología de libro mayor distribuido (inmutabilidad, transparencia y capacidad de impulsar la interoperabilidad entre empresas competidoras) son una ventaja convincente para los sectores en los que compartir datos mejora la propuesta de valor para los usuarios finales. “Esto es especialmente cierto en el entorno actual de interrupción de la cadena de suministro”, afirma. “Tener esa capacidad de seguimiento de los artículos desde la producción hasta el envío y la venta es una ventaja evidente. Ayuda a las empresas a confirmar la autenticidad y aumenta la transparencia, lo que a su vez aumenta la confianza de los consumidores y genera eficiencia”.

UN ESTUDIO EN AZUL

Sin embargo, más allá de la inmediatez de la pandemia, blockchain sigue encontrando un papel más destacado en la logística mundial. Bien utilizado, por ejemplo, puede garantizar una frescura óptima de los alimentos desde la granja hasta el plato. Tomemos los arándanos como un sencillo ejemplo.

En este caso, los productores tienen un plazo muy ajustado para entregar la fruta, que debe almacenarse entre 1 y 0°C durante no más de 42 días. Cualquier desviación fuera de estos parámetros supone el riesgo de que la fruta no sea óptima, se pudra o tenga un sabor amargo.

Swords señala cómo una planta de procesamiento de Oregón se asoció recientemente con un proveedor de tecnología blockchain para registrar la calidad de los arándanos que procesan en tiempo real, asegurando que la cosecha que sale de la granja de su cliente se entrega dentro del nivel estándar de temperatura. Para ello, crearon una solución integrada con Internet de las Cosas (IoT) y la cadena de suministro blockchain, en la que las etiquetas con sensores detectan la humedad, la temperatura y la ubicación de los productos, que se registran cada pocos minutos.

Con el seguimiento continuo a lo largo de las rutas de envío, si surge un problema con el camión frigorífico, la carga puede desviarse a un mercado más cercano para su venta mientras la fruta aún está fresca y es consumible. Swords señala: “El hecho de poder seguir el rastro de las frutas y hortalizas hasta su origen tiene una ventaja evidente. Por poner un ejemplo: puede reducir el impacto en los agricultores cuando las enfermedades transmitidas por los alimentos son consecuencia de productos contaminados”

MÁS ALLÁ DE LAS MATERIAS PRIMAS

Pero no solo el sector agrícola encuentra formas nuevas y originales de hacer un mejor uso de blockchain. Según Swords, la tecnología de los libros de contabilidad digital está irrumpiendo cada vez más en el mundo real y encontrando aplicaciones más novedosas.

Pensemos en el mercado en línea de artículos de segunda mano o vintage. Swords afirma que aquí blockchain puede utilizarse para verificar que los productos que se anuncian son auténticos y no falsificados: “Mucha gente utiliza los sitios web de venta y comercio para comprar artículos de lujo nuevos o apenas usados a otros minoristas o particulares. No tener que pagar el precio completo mientras se contribuye a la sostenibilidad mediante la venta de artículos antiguos o descatalogados de otras personas puede ser una ventaja tanto para los compradores como para los vendedores, pero la autenticidad es la clave.

Desde bolsos hasta coches de lujo, estamos viendo cómo blockchain es una herramienta importante de la cadena de suministro con el potencial de mitigar el fraude”. La empresa estadounidense de artículos de lujo Ralph Lauren es un ejemplo de cómo esto podría funcionar en la práctica: ha introducido identificaciones digitales de productos que permiten a los consumidores escanear las etiquetas de los productos con sus teléfonos, lo que les permite autentificar un producto en cuestión de segundos. Igualmente, los fabricantes de automóviles de gama alta empiezan a utilizar blockchain para rastrear la autenticidad de los coches en el mercado secundario. “La creciente popularidad de los códigos QR únicos en la ropa de lujo es solo un ejemplo de cómo la tecnología blockchain está aumentando entre las marcas de lujo”, explica Swords.

APOYO A LA SOSTENIBILIDAD

En otros lugares, la cadena de bloques está encontrando un papel significativo en el apoyo a la sostenibilidad, especialmente cuando los consumidores quieren claridad sobre el origen y la procedencia de los bienes que compran. Aquí, Swords y su equipo creen que hay potencial para que la tecnología blockchain apoye muchas iniciativas corporativas medioambientales y sociales. “A medida que los consumidores son cada vez más conscientes de sus fuentes de alimentación y del impacto que sus compras tienen en los proveedores que no están a la vista y a veces son marginales, así como en el medio ambiente, esperamos que se inclinen por las etiquetas de alimentos que ofrecen una mayor transparencia en la cadena de suministro”, afirma.

blockchainbnymellonblockchainbnymellon

Entonces, ¿cuál es el tamaño de la oportunidad en blockchain? Swords señala que, tras varios años de avances alentadores, el mercado se encamina hacia una oportunidad económica prevista de 3 billones de dólares a largo plazo. “Desde que empezamos a trabajar en este campo en 2015, blockchain ha seguido evolucionando como una plataforma digital clave para las transacciones, los registros, la tokenización de activos y, quizás lo más conocido, las criptodivisas”, afirma. “Tras varios años de avances alentadores, seguimos confiando en que el mercado seguirá su curso hacia la madurez y una adopción mucho más amplia”