Prosegur ha presentado los resultados correspondientes al primer semestre de 2023, destacando un sólido crecimiento en ventas y una fuerte mejora en rentabilidad. Durante este período, Prosegur ha logrado un desempeño financiero destacado, alcanzando ventas totales de 2.196 millones de euros, lo que representa un incremento del 9,7% en comparación con el año anterior. Estos resultados demuestran la capacidad de la compañía para mantener una trayectoria ascendente y consolidarse como referente en el sector.

El crecimiento orgánico ha experimentado un notable aumento cercano al 27%, superando el efecto negativo de los tipos de cambio. En términos de rentabilidad, Prosegur ha demostrado un desempeño sólido, con un crecimiento del EBITA superior al 16% y una mejora significativa en su margen.

«En el primer semestre 2023 hay dos hitos muy importantes. El primero, el crecimiento orgánico, hemos crecido muy por encima de las tasas inflacionarias y muy por encima de los crecimientos de PIB de los países donde operamos, algo que no suele ser lo habitual en un segundo trimestre, por estacionalidad; y, en segundo lugar, el regulador de la competencia australiano ha autorizado la fusión de nuestra filial Prosegur Cash en Australia con el mayor operador de transporte de fondos del país, que a efectos de corto plazo es muy bueno para el negocio porque habrá sinergias y mejoras de rentabilidad y crecimiento en el país», explica Antonio de Cárcer, Director de Relaciones con Inversores de Prosegur, en su entrevista de resultados para Estrategias de Inversión.

En cuanto a la presencia global de Prosegur, América Latina, que representó el 49% de los ingresos totales, ha experimentado un crecimiento del 6% respecto al mismo período anterior, alcanzando una facturación de 1.087 millones de euros. Europa, por su parte, ha registrado un crecimiento del 14,6%, alcanzando los 857 millones de euros y representando el 39% de los ingresos del grupo. En el resto de las geografías, las ventas han llegado a 857 millones de euros, experimentando un incremento del 10,2%. 

Por su parte, De Cárcer explica cómo los efectos de divisa han repercutido en esta cuenta de resultados, sobre todo, en el mercado de América Latina, «en el segundo trimestre ha habido una fuerte depreciación de la mayoría de las monedas iberoamericanas y hay que tener en cuenta que nosotros tenemos un efecto amplificador que es el dólar, las monedas latinoamericanas cotizan contra dólar, por tanto, tienes que cambiarlo a dólar y llevarte el dólar a euro y el dólar estaba un 2% abajo en este trimestre, por lo cual, el efecto de divisa le quita un 19% al crecimiento del 27% y nos deja con un crecimiento neto de un 10%».

En cuanto al resultado financiero, Prosegur ha demostrado solidez al alcanzar un beneficio neto consolidado de 35 millones de euros en el primer semestre de 2023, lo que representa un aumento del 13,7% en comparación con el mismo período del año anterior. Además, la compañía ha mantenido un nivel de apalancamiento moderado, a pesar de las inversiones en crecimiento, con una deuda neta controlada. La deuda financiera neta a cierre del primer semestre alcanzó los 1.193 millones de euros, con un coste medio del 2,5%, y el nivel de endeudamiento se mantiene estable con un ratio de deuda financiera neta sobre EBITDA de 2,3 veces.

Durante este semestre, Prosegur también ha mantenido su enfoque en la penetración de nuevos productos, logrando resultados sobresalientes en Prosegur Cash, donde sus ventas alcanzaron los 150 millones de euros, marcando un trimestre récord y representando el 30% de las ventas globales del negocio de Cash. Además, en Prosegur Security, las soluciones de Seguridad Híbrida han continuado incrementando su presencia en la base de clientes, siendo en gran medida responsables del crecimiento y mejora de los márgenes.

Respecto al nivel de deuda de Prosegur, Antonio de Cárcer explica que, «uno de los grandes hitos del semestre es que hemos duplicado la generación de caja del grupo, lo hemos incrementado en un 97% y eso nos permite cubrir con la propia caja generada, costes del grupo. Nuestra deuda ahora mismo es muy confortable, con un apalancamiento de 2.3x EBITDA, por debajo de los 3.5x que es el límite con los bancos y por debajo del 2.5x que es el nivel interno que tenemos de límite, suavemente desapalancando porque la deuda no crece, la deuda que tenemos ahora mismo es del orden de los 1.100 millones de euros en dos bonos, que uno está con vencimiento a 2026 a tipo fijo al 1.3 y el otro con vencimiento en el 2029 a tipo fijo a 2,5″, detalla.

En lo que tiene que ver con su evolución bursátil, el Responsable de Relación con Inversores confiesa que no están demasiado contentos y que no entienden a qué se deben los precios tan bajos en los que cotiza actualmente la compañía, «es una situación que tiene frustrada a la propia compañía», asegura, «el 60-70% de los analistas que cubren la acción te dicen que esta es una compra clara, los precios objetivos de consenso hablan de los 2,7 euros por acción, el crecimiento se va sosteniendo y no parece que el mercado consiga traccionarlo. Es cuestión de tiempo, nosotros tenemos que seguir manteniendo crecimientos orgánicos, manteniendo mejora de rentabilidad y el mercado lo recompensará».

Estrategias de Inversión