Martes al alza para PRISA, que en estos momentos lidera los avances del Mercado Continuo sumando un 25% a sus títulos hasta los 0,56 euros. 

Los movimientos de hoy se producen tras el golpe de Vivendi para hacerse con el control de Prisa. En concreto, Vivendi, segundo accionista del conglomerado español enfocado en los medios de comunicación, tiene a día de hoy una participación del 9,94% en Prisa y ha comunicado que el pasado 21 de octubre presentó ante la Subdirección General de Inversiones Exteriores del Ministerio de Industria una solicitud para obtener autorización del Consejo de Ministros para comprar hasta un 29,9% del capital de la cotizada española. Esto es algo que debe hacer cualquier empresa extranjera que quiera comprar más del 10% de una compañía estratégica que cotice en bolsa, según la ley aprobada en marzo del 2020 por el Gobierno y prorrogada el pasado mes de junio.

El grupo de entrenimietno francés ha declarado que, actualmente, no está en negociaciones o conversaciones con ningún accionista del grupo de comunicación para la adquisición de dichas acciones, lo que trasluce su intención de acudir directamente al mercado para comprar las acciones.

La notificación del interés de Vivendi para hacerse con el 29,9% de la sociedad española, que es justo el límite para no lanzar una OPA y que supondría que Vivendi tuviera que pujar por el total del grupo de comunicación, ha hecho que las acciones de Prisa estén viviendo una jornada de fuerte demanda en el mercado. 

Para llegar al 29,9%, Vivendi debería comprar más de 142 millones de acciones de Prisa, lo que a precios de mercado supondría unos 80 millones. 

Si este movimiento fuera aceptado, la compañía francesa ascendería a principal inversor del grupo junto a Amber Capital, fondo que cuenta con el 29,84%.