La compañía ha explicado a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) que el importe de la venta de Santillana España será íntegramente satisfecho en efectivo a la fecha de cierre de la operación, una vez descontada deuda neta a 30 de junio, estimada en unos 53 millones de euros.

Prisa rebota en bolsa tras vender Santillana España por 465 millones

«Queda excluida de la operación la actividad privada y pública de Santillana en Latinoamérica, que se seguirá desarrollando por Prisa, indirectamente, a través de Santillana. Asimismo, Santillana mantendrá la propiedad de todas sus marcas, suscribiendóse, en la fecha de cierre de la Operación, un acuerdo de licencia exclusiva a favor de Sanoma para la utilización, entre otros derechos, de las marcas ‘Santillana” y ‘Loqueleo’ en la Unión Europea, excluyendo Portugal, y de la marca ‘Richmond’ en España», indicó.

Acuerda reestructurar deuda por 1.148 millones

Prisa apuntó este lunes que ha alcanzado un acuerdo de compromisos básicos o «lock-up» para reestructurar deuda sindicada por 1.148 millones de euros con un grupo de acreedores que representan el 80% de este pasivos.

En un comunicado al supervisor bursátil español, la compañía dijo que la reestructuración debe ser vinculante para la totalidad de los acreedores y de la deuda afectada.

Análisis en profundidad de las principales del Ibex

Análisis en profundidad las principales empresas de la bolsa Española. Comenzamos con Siemens-Gamesa, Inditex, Santander, BBVA, Repsol, Sabadell y Telefónica. Cada semana incorporaremos nuevas empresas ¡No te lo pierdas!

«Por ello, en el supuesto de que no se alcance una adhesión del 100% de tales acreedores a la operación, la sociedad lanzará un procedimiento legal o judicial que permita tal eficacia general», señaló, añadiendo que este previsiblemente será bajo la figura jurídica «Scheme of Arrangement» previsto en la legislación inglesa.

Asimismo, la reestructuración también está condicionada a la desinversión de los activos españoles de Santillana.

Los términos básicos de la reestructuración contemplan el repago parcial de la deuda a reestructurar por un importe de 400 millones de euros, ampliar el vencimiento de la deuda financiera restante hasta el año 2025 y adaptar las condiciones económicas de la deuda a la nueva capacidad de generación de caja del grupo.

Con la reestructuración, Prisa podrá emitir nueva deuda de rango preferente para fortalecer su liquidez y «realizar determinadas operaciones de reorganización societaria» no especificadas. Además, permitirá relajar diversos ratios financieros.