¿Hay un cambio de visión en el entorno cripto- blockchain desde hace unos años? 
Blockchain se ha quedado como un canal, algo que se propone como la base donde desarrollar y elegir bien la tecnología. Hemos superado las pruebas de concepto y notamos una calma tensa donde hay poco ruido y notamos que, siendo el primer sector, el financiero se está posicionando muy fuerte en la realización de proyectos basados en activos digitales. 

Creo que en los comienzos cometimos un error en tratar de explicar la tecnología. No sabemos qué hay detrás de los protocolos de Google y creo que se han perdido muchos esfuerzos en explicar qué hay detrás para llegar a la conclusión de que el valor está en la parte de activos digitales de la tokenización. ¿Hablamos de activos puramente digitales o de tokenizar uno ya existente?  

La clave está en que la tecnología siga madurando y dentro de ese proceso, el sector financiero tendrá ambos mundos. Bonos que ya existen y que se pueden tokenizar a otros productos que sean nuevos donde aparezca la posibilidad de negociar tanto producto tradicional tokenizado como netamente digital.  En cualquier caso, en ese proceso de madurez una vez superada la parte tecnológica hay que centrarse en la parte de negocio, no sólo de creación de esos productos sino de cómo los bancos y aseguradoras adecúan su maquinaria a este nuevo mundo. Ahí aparecen temas de seguridad, riesgo, compliance, regulatorio…y es ahí donde ahora mismo está el foco puesto una vez superado que la tecnología puede generar eficiencias en hacer estos proyectos tokenizados. 

Tenemos una legislación en Europa que permite ponerse a trabajar  ya y busca optimizar todo el proceso e incluso cómo se van a liquidar los valores , acciones,  fondos de inversión, bonos ¿cuál es el estado actual? MiCA era el gran paraguas para construir el mundo tokenizado pero recientemente la CNMV ha sacado una nota… 

Estamos parados y es algo que, desde un punto de vista nacional, me preocupa que dentro de un contexto de la UE haya otros países que habiendo salido antes de la trasposición de MICA, por el mero hecho de que hubiera esa figura de la ERIR definida o vehiculizada, pueden estar realizando esas emisiones. La ERIR viene a certificar que se están produciendo adecuadamente tanto las inscripciones en el registro como la información relacionada con los tokens, que pueda haber trasmisión adecuada tanto en la pre como durante y en el post. Ahí es donde entraría la ERIR. Hasta ahora, por el posicionamiento de la ERIR, existía una gran incertidumbre porque no se sabía si tenía que haber un registro al que se tuvieran que unir agencias de valores. Esto es lo que ha llevado a la CNMV a lanzar esta nota dando determinadas pautas que tendrán que afianzarse. Pero es algo que no está cerrado. 

Decías que nos hemos quedado atrás. ¿Qué se ha hecho en otros mercados? 

Tengo más conocimiento del mercado italiano donde la regulación es la misma, MiCA UE, el que marca la diferencia entre poder emitir o no es la ERIR y ya hay una en Italia con lo que puede darse el caso de que compañías en España se vayan a emitir a Italia usando esa figura, con todo lo que lleva desde el punto de vista de negocio y conocimiento. En Francia está pasando lo mismo. 

¿Dónde queremos llegar?¿Qué ventajas trae? 

Creo que las ventajas son para todos. Si hablamos de entidades financieras tendrán capacidad para generar otros vehículos apoyados en tokenización (stable bonds, bonos, acciones…) que generarán eficiencia en los procesos, seguridad desde un punto de vista del conocimiento que puedes tener de tus clientes y nuevos modelos de negocio basados incluso en el público retail. Darle la capacidad a tus clientes minoristas de poder acceder a otros recursos con garantías     más seguras y mayor conocimiento. Tendrá un mercado más amplio donde decidir dónde invertir, hablamos de productos tokenizados que no necesariamente supone invertir en criptomonedas. Podrás comprar una fracción de un bono invirtiendo con tus euros. 

Ese dinero tokenizado que sí necesitamos en el mundo cripto ¿Cómo quedará? 
Soy un firme defensor de que el sistema tal cual está montado no variará mucho y hablamos desde un punto de vista regulatorio.  Para lo que nació la tecnología descentralizada era para desintermediar y “cargarse el sistema financiero” y la realidad no es esa. El sistema está apoyado en la regulación para dar certidumbre al usuario y todo lo que vaya por detrás, el sistema generará regulación para ponerlo a disposición a los ciudadanos con certezas y garantías. 

¿Crees que tendremos una CBCD con la que voy a poder comprar todo tipo de instrumentos tokenizados o tendré que tener un wallet, mis acciones tokenizadas pero pago con mi CBCD o una stable coin… un depósito tokenizado? 

Al final es esto que quede bajo MiCA, no tiene que ser una stable coin lanzado por un banco central sino que el instrumento de dinero digital que se use esté regulado porque por el camino hemos visto caídas de grandes  empresas que gestionaban altos patrimonio y al final no era sostenible. Sea cual sea el modelo tiene que cumplir varias premisas: ser regulada, supervisada y que tenga una experiencia de usuario sencilla. Con esto conseguimos que permeabilice la tecnología. 
 

Estrategias de Inversión