En los últimos años, el COVID-19, los confinamientos y las secuelas emocionales pusieron de manifiesto el fuerte impacto de la salud mental en el mundo moderno. La industria biotecnológica y farmacéutica exploran oportunidades para encontrar nuevas formas de mejorar la calidad de vida de estos pacientes con importantes necesidades médicas no resueltas.

Uno de estos trastornos psiquiátricos es el Trastorno Límite de la Personalidad (TLP), caracterizado por inestabilidad emocional, relaciones interpersonales problemáticas, una imagen fluctuante de sí mismo, tendencia impulsiva, altos porcentajes de agresividad y suicidios. El TLP supone una carga significativa para quienes lo padecen y su entorno social. A pesar de afectar a más de 9 millones de personas en Europa y EEUU, la falta de tratamientos efectivos ha dejado a estos pacientes en una situación difícil. Muchos pacientes con TLP suelen ser tratados con antipsicóticos, poco o nada efectivos y con importantes efectos secundarios como somnolencia continua, aumento de peso o disfunción sexual. Se sabe que las enfermedades mentales y neurológicas tienen un componente epigenético y Oryzon Genomics es la única empresa con un fármaco epigenético en Fase II en estas indicaciones.

Oryzon publicó hace unas semanas los datos preliminares de PORTICO, un ensayo clínico de Fase IIb con vafidemstat, un innovador fármaco epigenético, en pacientes con TLP. Este ensayo buscaba determinar la posible mejora en la agresividad y la mejora global de la enfermedad. Para medirlas, se empleaba en los objetivos primarios las escalas clínicas CGI-S y BPDCL, y para medir las mismas mejoras en agresividad y mejora global de la enfermedad en los objetivos secundarios se optó por las escalas STAXI-2 y BEST.

Mientras los resultados preliminares muestran que los objetivos primarios no alcanzaron significación estadística, sí que se alcanzó significación estadística nominal en los objetivos secundarios de mejora global de la gravedad, medida por la escala BEST (p = 0,042), que representaba una mejora del 29% sobre los pacientes tratados con placebo, y también en la mejora en la agresividad medida por la escala STAXI-2-Trait Anger (p = 0,026), que representaba una mejora del 47% sobre los pacientes tratados con placebo. Vafidemstat fue seguro y bien tolerado. A su vez, llamó la atención en el apartado de seguridad que hasta 6 pacientes de los 104 tratados con placebo tuvieron un total de 10 episodios de autolesiones durante el estudio, mientras que solo 1 paciente de los 106 tratados con vafidemstat tuvo 2 episodios de autolesiones, una diferencia llamativa del 9,6% al 1,9% en episodios de autolesiones.

Para discutir la relevancia clínica de los datos obtenidos, Oryzon organizó recientemente un evento con psiquiatras de España y EE.UU expertos en TLP. El acto incluyó una breve revisión de los resultados y un debate con estos líderes de opinión. Su visión generalizada fue que una mejora por encima el 25% en cualquiera de las escalas representaba un salto enorme en la calidad de vida de los pacientes y de su entorno. La experta de la Universidad de Yale aseguró que una mejora en la agresividad desencadenaba un círculo virtuoso porque mejoraba la interacción del paciente con su familia, el entorno laboral y su entorno sanitario, transformando su calidad de vida. También valoraron muy positivamente el perfil de seguridad de vafidemstat.

Estos datos ilustran los resultados prometedores de nuestro ensayo con vafidemstat y sus altos niveles de seguridad y tolerancia, lo que justifica la continuación de su desarrollo clínico. Oryzon está terminando de analizar los datos finales y planea reunirse con la FDA para discutir las características de un próximo estudio de Fase III.

PORTICO representa, en suma, un avance y una fuente de esperanza para los pacientes, situando a Oryzon en una posición de liderazgo en la búsqueda de tratamientos para el TLP. Con una inversión sostenida en salud y en I+D, la oportunidad de transformar desafíos médicos en oportunidades tangibles está cada vez más cerca. Desde Oryzon contribuimos con importantes esfuerzos en el desarrollo de vafidemstat tanto en TLP como en esquizofrenia, donde estamos realizando un ensayo de Fase II llamado EVOLUTION.

Estrategias de Inversión