El plan de suscripción con anuncios parecía la medida ideal para que Netflix se recuperara, pero los expertos señalan que la firma presenta aún una “desventaja competitiva” para los anunciantes. Lo que llevo a la acción desplomarse el jueves un 9%, siendo la mayor caída intradiaria sufrida en su valor desde abril según Alexandra Canal en Yahoo Finance.

Según Digiday, que citó a cinco ejecutivos de agencias, Netflix ahora permite a los compradores de anuncios recuperar su dinero después de no alcanzar los objetivos de audiencia. Según los informes, la compañía solo entregó alrededor del 80% de la audiencia esperada.

La caída de Netflix también se produjo durante un día desafiante para el mercado en general, con el Nasdaq cayendo un 3% y el S&P 500 perdiendo un 2.5%.

Tras esta noticia, algunos analistas de Wall Street argumentan que aún es pronto para analizar su nivel con publicidad.

«Netflix con anuncios solo despegó hace seis semanas«, escribió el analista de Macquarie Tim Nollen en una nueva nota publicada el jueves. «Creemos que el servicio tendrá éxito al atraer usuarios de niveles más altos sin publicidad a este nivel de precio más bajo en lugar de agregar nuevos suscriptores, pero podría tomar un par de años construir una base de usuarios lo suficientemente grande como para convertirse en un destino significativo para anunciantes«.

Bloomberg Intelligence agregó: «Aunque las nubes macroeconómicas se ciernen sobre la industria publicitaria, es más probable que la compañía no cumpla con las garantías de audiencia debido a la falta de oferta en lugar de la débil demanda».

Aún así, un analista de la industria dijo en una nota el miércoles que Netflix finalmente será un «perdedor» en las guerras de transmisión.

«El mercado OTT de EE. UU. está maduro y los próximos pasos son claros: minimización de la deserción en EE. UU. y expansión global para impulsar el crecimiento de los ingresos», escribió la analista de Needham, Laura Martin, en una nota a los clientes. «Las guerras de transmisión esencialmente han terminado».

“Vemos a Netflix en una desventaja competitiva en estos dos imperativos tácticos porque no posee un paquete para reducir la rotación en los EE. UU., y ya ha saturado en gran medida su mercado direccionable total en el extranjero”, agregó Martin. «Por implicación, esperamos que Netflix pierda sustituciones frente a los competidores, y abordaríamos las acciones con cautela».

Martin argumentó que el paquete de Disney, que incluye Hulu y ESPN, junto con el paquete SVOD de Amazon Prime y el paquete AVOD de YouTube TV son los verdaderos ganadores y «no pueden ser desplazados».

Hablando con Yahoo Finance Live el miércoles, Martin dijo, «del 70 al 80% de la economía total en transmisión terminará en esas tres compañías, que es lo que hemos visto en los mercados digitales».

“Todos esos paquetes van a tomar parte de Netflix, que no puede agruparse porque no posee nada más”, indicó Martin.

Martin sugirió que Netflix podría posicionarse mejor si se vendiera a un conglomerado más grande. El analista sugirió previamente a su socio con publicidad, Microsoft, como posible comprador.

Las acciones de Netflix, que han bajado un 50% desde principios de año, han subido aproximadamente un 65 % en los últimos seis meses, ya que otros observadores de la industria ven que las mejoras de contenido disminuyen en 2023.

Netflixcerraba la sesión del jueves en los 289.73 dólares, con una fuerte caída en la semana, y el cruce de la media móvil de 70 periodos por encima de la de 200 periodos nos daría una señal alcista. Mientras, los indicadores de Ei se muestran en su mayoría alcistas.

Estrategias de Inversión