Johnson&Johnsonno está pasando por un buen momento. No solo por las decenas de demandas sobre su talco para bebe que contenía asbesto, lo que causó cáncer a sus clientes. Sino también por un plan de liquidación de 9 mil millones de dólares que implicaría una bancarrota, evitando nuevas demandas. Con todo esto el presentador de Mad Money en CNBC, Jim Cramer, ha decidido vender sus acciones según Ian Krietzberg en The Street.

El 28 de julio, un juez anuló la propuesta, abriendo las compuertas para que continúen las demandas. Y Cramer decidió posteriormente que, aunque ama a la compañía, es hora de vender.

«Normalmente, cuando vendemos una acción es porque algo ha cambiado en la empresa», dijo Cramer, cuyo fideicomiso benéfico acaba de vender todas sus participaciones en J&J. «Pero no vendimos J&J por los fundamentos. Vendimos las acciones porque estamos cansados de ser rehenes de decisiones legales que tienen poco que ver con la grandeza de esta empresa».

Antes de que comenzara el litigio, Cramer llegó a la conclusión de que la empresa, como mínimo, actuó de buena fe. Después de enterarse del plan de liquidación de 8.9 mil millones de dólares de J&J, Cramer tuvo la esperanza de que la compañía pudiera salir de este agujero legal. «Eso fue un error de juicio por mi parte».

«La organización benéfica estaba apostando a los litigios y ese no es un juego al que quieras jugar. En retrospectiva, era demasiado optimista sobre la capacidad de J&J para obtener un acuerdo que protegiera a sus accionistas de demandas ilimitadas», añadió Cramer

El juez de quiebras de EE. UU. Michael Kaplan dictaminó que esta declaración de quiebra debe ser desestimada por la sencilla razón de que las demandas por talco no pusieron a la empresa en «angustia financiera» inmediata.

«J&J ha pasado dos años tratando de convencernos de que de alguna manera una empresa que vale medio billón de dólares está en bancarrota», dijo a Reuters Andy Birchfield, un abogado que representa a las víctimas del cáncer. «Es hora de que se detengan las tonterías y de que J&J acepte la responsabilidad«.

Aunque Cramer no está convencido de la culpabilidad de J&J en el asunto, ya no espera que las cosas mejoren.

«El viernes por la noche, tuve suficiente con J&J. No puedo tener una posición precaria debido a un litigio. Este negocio es bastante difícil sin jugar a la ruleta de los juicios», indico Cramer. «La esperanza nunca debe ser parte de la ecuación de inversión. Es por eso que hicimos que el fideicomiso benéfico vendiera sus acciones en esta gran compañía estadounidense».

Johnson & Johnson informó ganancias del segundo trimestre el 20 de julio que superaron las expectativas de Street con 2.80 dólares por acción, en comparación con los 2.62 dólares esperados. La compañía también reportó 25.53 mil millones de dólares en ingresos y elevó su orientación para todo el año.

La compañía está valorada en alrededor de 435 mil millones de dólares.

Johnson&Johnson cotiza en los 168,18 dólares al alza en la tarde del martes. La media móvil de 200 se encuentra debajo de la vela del martes, RSI al alza en los 57 puntos y la línea rápida (azul) del MACD con un giro a la baja, pero por encima de la lenta (roja) y del nivel de cero.

La resistencia a mediano plazo se encuentra en los 175,34 dólares, alcanzado el pasado viernes.

Estrategias de Inversión