"El ecosistema para el ahorrador/inversor es mucho más eficiente y transparente, en costes, gamas de soluciones de inversión y calidad de asesoramiento”

¿Cuáles destacarías como los mejores y peores momentos que has vivido en estos 20 años?

Cuando empezamos en 2002/03 en España la regulación respecto a asesoramiento financiero estaba en ciernes. Ahora hemos pasado por MIFID I y II y se habla de MIFID III.  En este tiempo hay que destacar el esfuerzo de los participantes del mercado en asesoramiento financiero y respecto a productos y soluciones de inversión. La evolución ha sido positiva y un grandísimo avance. En 2002 había casi un billón de euros en depósitos y tras 20 años sigue habiendo un billón en depósitos. Pero hemos pasado de tres millones de partícipes en fondos de inversión y de pensiones a doce millones. Se ha multiplicado por tres o cuatro veces la base de inversores en productos de inversión a medio y largo plazo. El dinero asesorado ha pasado de menos de 100.000 millones a casi 750.000 millones. Se ha multiplicado por siete en 20 años.  El número de “ahorradores” que ha pasado a “inversores” se ha multiplicado por cinco y la participación de gestoras internacionales en el mercado local se ha duplicado, en una entente muy cordial de complementariedad.

 Pero estamos en un momento de grandes desafíos y muchos deberes pendientes. Somos miembros expertos en Inverco y Observatorio Inverco y una preocupación permanente es la educación financiera, institucional y del pequeño inversor.  El número de asesores financieros certificados homologados ha llegado a 50.000 -hace 20 años eran certificados CFA y algunos de inversión alternativa, muy especializados, no a disposición del mercado-.  Actualmente en España hay 36.000 asociados EFPA, que se recertifican todos los años, donde estamos a la cabeza de Europa.

Lo que hemos hecho nos anima a seguir haciendo muchas cosas. Actualmente el ecosistema para el ahorrador/inversor es mucho más eficiente y transparente, en costes, gamas de soluciones de inversión y calidad de asesoramiento, incluyendo plataformas digitales. Las fuentes de información son “ilimitadas” y es el momento del ahorrador/inversor, como acto de responsabilidad, pues dispone de todo lo que necesita.  Así que, tras 20 años de evolución, esperamos un papel mucho más activo del ahorrador/inversor para aprovechar las oportunidades que tiene delante. El caso es que cuando hablamos con el inversor final vemos que la cultura financiera sigue siendo muy básica. Hay mucho inversor pequeño español en depósitos.  Pasarlo de “ahorrador” a “inversor” quizá es el desafío, aunque tenemos las herramientas, asesores y soluciones.  El asesor financiero español está muy preparado y el ahorrador tiene la oportunidad de aprovechar el asesoramiento financiero gratuito y muy profesional. Debe dedicar un poco de tiempo a hablar con el asesor.  Además, queremos ayudar a evolucionar al inversor que ya está en fondos y ha hecho planificación financiera.

En todo caso, la industria financiera ha ido muy por delante de la regulación, la cual ha llevado a una optimización de costes. El coste de los fondos de inversión mixtos no superaba 2% hace 20 años y ahora es 0,7%.

Ahora bien, hay una imagen de la industria financiera denostada a nivel social. Es complicado recuperar la imagen de los bancos tras la crisis financiera de 2008 y mala praxis en venta de productos al cliente final. Pero la labor social del sistema financiero en España en asesoramiento e inversión es tremendamente positiva.  Hay mucha más labor social en gestionar ahorros y proporcionar planificación de lo que la gente percibe. Aunque hay quien sigue pensando que los bancos o entidades financieras solo buscan su propio interés, es relevante que el dinero asesorado en un país como España se haya multiplicado. Se ha universalizado el acceso, con soluciones mucho más eficientes.  En un fondo de inversión se puede invertir desde cinco euros.

Debemos estar orgullosos de un buen trabajo. Aunque tenemos mucho por delante, contamos con las herramientas, capacidad y soluciones de inversión para cualquier tipo de perfil, con acceso universal. Estamos en el mejor de los mundos. Soy optimista.

Decías recientemente que estamos en momentos valle en la industria…. 

Estamos en una etapa valle porque hay menos demanda estructural de inversión internacional y hay más oferta por parte de las gestoras locales con sus propias capacidades. Si hace cinco años la gente quería invertir en Japón, a ninguna gestora local se le ocurría montar un equipo de inversión en el mercado japonés, iba al mercado y comprar know how. Y eso se ha reducido. Pero al tiempo que la música cambia, estas  gestoras necesitan combinar capacidades. 

Además, estamos en periodo “valle” por tipos de interés al 4,5 %, donde el valor añadido es menos atractivo. Desde que estoy en mercados financieros hace 37 o 38 años el español ha sido súperconservador, entre ladrillo y depósito. Ahora bien, es difícil que la inversión internacional esté altamente demandada con 4% de rentabilidad en Letras de Tesoro a tres meses.  En este entorno están aportando valor las capacidades de las gestoras locales.  Poco aportamos a una gestora local respecto a letras del Tesoro o deuda del Gobierno, donde hay mayor oferta local. 

De todas formas, doce millones de partícipes con algo en fondos han cambiado algo el “chip”.  Las gestoras necesitan por MIFID II productos de terceros para su oferta. Para ofrecer soluciones de inversión hay que combinar capacidades y la complementariedad entre gestoras internacionales y nacionales no es de competencia, sino trabajo conjunto, con intercambio de mejores prácticas, en sostenibilidad, gestión de riesgos, estrategias de inversión o capacitación, en ambos sentidos.  Esa colaboración va a ir a más. Ahora bien, va a haber una selección natural de quien no sea capaz de tener producto de valor añadido, generar exceso de rentabilidad respecto a riesgo asumido -alfa-, dar buen servicio y que el cliente lo perciba.

¿Sobre qué palancas se tiene que sustentar el crecimiento de las gestoras y en concreto el de Pictet AM?

Las gestoras internacionales hemos complementado muy claramente las capacidades de soluciones de inversión que había a nivel local. De hecho, en conjunto hemos pasado de una participación en el mercado del 5% en el año 2000 a casi un 40-45%. Algo que no se ha hecho de forma altruista sino que dábamos valor añadido.  Las gestoras locales han avanzado muchísimo en los últimos 20 años a nivel de soluciones de inversión basadas tanto en renta fija como en renta variable, especialmente europea, mientras en el resto de inversión internacional, salvo algún caso contado de algún banco con presencia en Latinoamérica, no había mucho más.

Hay gestoras que son especializadas en mercados emergentes, especializadas en mercados americanos, a nivel global…son gestoras que tienen algo que aportar. En el caso particular de Pictet, siempre hemos trabajado en base a cuatro ejes fundamentales. 1) Multiactivos, 2) Emergentes , tanto en renta fija como en renta variable, 3) Fondos de retorno absoluto líquidos, estrategias en las que fuimos pioneros, y 4) temáticos, que es quizás por donde más se nos conoce, a través de fondos de renta variable global que proporcionan exposición a  megatendencias como pueden ser salud, tecnología, estilo de vida….Contamos con 14 temáticos.  Y aquí también fuimos los primeros en sacar un fondo de biotecnología en 1995 cuando nadie lo tenía, en el 2000 sacamos el Pictet Water, en 2004 el Pictet Clean Energy Transition, en 2006 el Pictet Premium Brands y más recientemente fondos como el Pictet Timber, Smart Cities….  El año pasado lanzamos el Pictet Regeneration, que se dedica a invertir en empresas que proveen soluciones de inversión para el tema de la biodiversidad. Ya no hablamos de mitigar el cambio de climático sino de que haya un impacto positivo en todo nuestro capital natural. La legislación europea de sostenibilidad existe para la mitigación y adaptación al cambio climático y la biodiversidad es uno de los conceptos a desarrollar, al igual que la cuestión social. Se ha perdido cerca de 70 % de la población animal. La biomasa de insectos voladores ha disminuido más de 75 % y la vegetación 50 %. Así que el impacto en la biodiversidad de las compañías va a ser la medida estrella.

Además, la Directiva sobre información corporativa en materia de sostenibilidad (CSRD) obligará a unas 50.000 empresas a informar sobre sostenibilidad, incluidas pymes cotizadas para 2027.
Pictet siempre se ha reconocido como una casa muy innovadora que intenta ir un paso por delante.  De hecho, desde hace cuatro años todo el mundo es experto en temáticos cuando nosotros llevamos haciendo esto desde hace 25 años, tenemos una forma de gestionar y seleccionar compañías que es propietaria. 

En Pictet nunca hemos pretendido dar valor añadido en acciones europeas. Tenemos la estrategia de renta variable europea, pero hemos intentado enfocarnos dónde realmente podemos complementar las capacidades del cliente, como multi activos y renta fija y variable de mercados emergentes. 

En cuanto a la evolución del negocio, el servicio al cliente quizá ha sido parte fundamental del éxito. Todo mi equipo es profesional senior con certificaciones, CFA, CAIA, capaces de escuchar, entender y proponer soluciones a los clientes de forma muy profesional. A diferencia de hace 30 años, la interlocución con clientes es “de inversor a inversor”, ya sea el jefe de inversión de una gestora o el gestor de una cartera.

Otro de los ejes es la marca. Pictet está entre las marcas más conocidas a nivel europeo e incluso global, a pesar de que somos una gestora mediana, quizá porque hemos sido capaces de identificar un área expertise y de colaboración con los clientes que ha funcionado muy bien.

 Podemos seguir desarrollando nuestra parte de gestión pasiva, pero somos gestora activa.  Llevamos haciendo gestión pasiva con fondos indexados desde hace 50 años en replica completa. Pero no se puede luchar con los gigantes de la gestión pasiva.  En mercados tan eficientes como el americano y el europeo es muy difícil extraer alfa real, excepto pequeñas capitalizaciones. Ahora entran ETF temáticos a partir de la creación de un índice. Cumplen como estrategia muy barata que replica una beta. Pero sí hay áreas donde la gestión activa va a hacerlo mejor que la pasiva en ciclos de 3 a 5 años como es la de temáticos, emergentes e incluso en multiactivos.

En cuanto a temáticos, por lo que es más conocido Pictet, la gestora es bastante innovadora y os hace estar muy avanzados ¿En qué medida afecta al valor añadido en cuanto a taxonomía y regulación europea en de sostenibilidad?

El 50% de los activos bajo gestión que gestionamos son artículo ocho o nueve y somos la gestora, con diferencia,  con mayor volúmen de Artículo 9 en el mercado. En discusiones con el regulador en España y Europa he puesto manifiesto el enorme esfuerzo de las gestoras en integrar los criterios ambientales, sociales y de gobernanza (ASG) en las decisiones de inversión. Casi todas las gestoras que se declaran responsables en su política global tienen integrada la ASG.  Por nuestra parte, todos nuestros fondos temáticos están clasificados bajo el Art. 8 y 9.  Algunos son de pura economía circular, como el fondo de madera (Pictet Timber) -la fibra de madera es sustitutiva de muchos derivados plásticos del petróleo-. Hay mucha tecnología aplicada a la madera, que va a más.
El caso es que clasificar fondos bajo el artículo 6, 8 o 9 no tiene mucho sentido, excepto por transparencia.  Aunque no me han hecho caso el Art, 6 es “verde claro” y el 8 y 9 “verde” y “verde oscuro”.

Pero la legislación intenta evitar “agujeros negros” en la forma que se crean e implementan estas estrategias, de manera muy estricta y con criterios que no ayudan. La sostenibilidad es un concepto difuso. ¿Se trata de ayudar a una petrolera como Aramco a que sea más sostenible o de no invertir en esta? Es mucho más responsable ayudar. 

En mercados hay múltiples variables de incertidumbre sobre la mesa: geopolítica, bajadas de tipos de interés, inflación que no termina de remitir, elecciones en muchos países… ¿cómo ves la situación de los mercados? 

Es complicado tener cierta claridad. La música va a cambiar para bien primero porque hemos evitado la recesión, además seguimos camino a la desinflación y esto hará que se reduzcan los tipos de interés. 

El inversor tiene que tener en cuenta que entramos en un ciclo de mercado distinto donde los tipos de interés van a estar más altos. Tipos de interés en torno al 3%, inflación entre el 2-3% y crecimientos en países desarrollados en torno a esos porcentajes. Va a ser un régimen de mayores tipos de interés, inflación por encima de la normal y crecimientos muy moderados. 

En este entorno, Europa como siempre va a decepcionar y el mercado americano lo va a hacer mejor no sólo a nivel de crecimiento sino del lado macro. Y sobre eso se van añadiendo ingredientes que añaden inestabilidad como la geopolítica, que es algo más coyuntural que estructural en los mercados y hay mucha más volatilidad con muchos elementos generando incertidumbre que hay que saber gestionar.

Con esto ¿dónde hay oportunidades? En puro monetario puedes tener retornos del 2,5%, en crédito quizás un 4-5%, en los mercados emergentes el 4-5%…con lo que es lógico que vayas a mercados emergentes pero con mayor volatilidad. Y en la parte de renta variable, es necesario ser muy activo y ahí creo que las estrategias multiactivo tienen mucho que decir a nivel de solución de inversión.

Además, la inversión temática da acceso a los inversores a crecimiento estructural por encima, incluso el doble, del crecimiento del mercado. 
Si esto lo juntamos con la capacidad que existe hoy en día para elaborar y diseñar soluciones de inversión para cualquier tipo de perfil inversora nivel plataformas, soluciones, asset allocation… podríamos decir que estamos en el mejor de los mundos. 

 ¿Crees que sería prudente volver a estrategias que han estado un tiempo olvidadas de más control de beta y aportar alfa con fondos estilo retorno absoluto?

Yo creo que en la combinación está la excelencia pero va a depender de las soluciones. Las soluciones de inversión que están poniéndose encima de la mesa son mucho más eficientes de lo que la gente está percibiendo. El gestor se preocupa mucho de que no haya picos de volatilidad y que haya sorpresas negativas que no están en el escenario previsto. Si bien es cierto que siempre hay picos  pero con un entorno más o menos razonable, la definición de esas soluciones está siendo mucho más eficiente de lo que pensamos. 

Creo que se ha universalizado el acceso a soluciones de inversión mucho más eficientes de lo que había anteriormente. Habrá gestores que sepan manejar mejor la volatilidad que otros, habrá otros que incluso definiendo bien, haciendo todos sus deberes, la solución no funcione como se esperaba…. y en este sentido creo que habrá una selección natural donde el que no sea capaz de aportar valor añadido, no genere alfa o no es capaz de dar un buen servicio, el mercado no le va a permitir resistir. 

Has dicho que viene un nuevo régimen de mercado distinto pero a nivel de distribución de productos, se han triplicado las cifras de fuentes de inversores, pero los distribuidores han pasado de 54 a 7 grupos financieros. Sí es verdad que se está disparando el mundo de asesores financieros pero ¿cómo veis ese cambio en la distribución de productos financieros? 

Ese sí que es un reto mayúsculo que no está pasando solo en España sino a nivel global.  Estamos viendo una reducción muy drástica del número de colaboradores, estamos pasando de proveedor a colaborador estratégico a nivel de calificativo. Por eso decía que el  valor añadido no solamente es a nivel de producto, sino también  a nivel de conocimiento, de servicios, de intercambio, de know how.

Esa especie de “partnership estratégico” será la música que haya que bailar y hay que saber hacerlo. Esta reducción de partners estratégicos por parte de los grandes distribuidores hará mucho daño a las gestoras muy pequeñas y  si eres monoestrategia, es decir, su valor añadido cae en una o dos estrategias exclusivamente, puede ser que que lo tenga muy complicado en el futuro porque la diversificación que das a los distribuidores va a ser fundamental. Y ahí juega un papel fundamental la innovación. Las gestoras tienen que ser capaces de innovar y ofrecer valor añadido. 

Por otro lado, el crecimiento de los asesores independientes va a ir a más y esto, aunque no va a compensar del todo la disminución de los grandes grupos financieros, sí que va a ayudar.  Y luego estarán las plataformas, que es algo que no ha llegado todavía. 

Después de Mifid, Mifid 2…ahora llega Mifid 3 ¿cuál es tu visión en un momento en que cada vez la información que llega de las gestoras directamente al inversor particular es cada vez menor? 

Creo que Mifid2 ha sido una gran ayuda para el inversor porque ha dado una transparencia  tremenda y ha simplificado mucho. Es verdad que hay menos información pero más comprensible y armonizada.  Ahora bien, los costes en los que hemos incurrido todos los que estamos en el mundo financiero debido a Mifid 2 han sido gigantescos. En tecnología, abogados, implementación, formación… Yo que soy optimista por naturaleza creo que estamos entrando en un ciclo de mercado donde tenemos los mejores asesores, las mejores soluciones de inversión , concentración en la banca pero con muchos más medios, plataformas digitales, ecosistema digital…tenemos todos los ingredientes para hacerlo bien. 

Con Mifid 3  todo el mundo se está preguntando cuál será el rol de Europa en el mundo. Yo creo que será el número uno en regulación. En la actualidad le daría más importancia al RIS (Retail Investment Strategy) que a Mifid, que irá hacia la parte de alternativos, sostenibilidad y va a conseguir poner las mismas reglas del juego a todos los productos financieros, tanto los de las financieras como los de las aseguradoras. 

En cuanto al RIS, creo que es el cliente el que tiene que decidir si quiere ser asesorado o no, si quiere comprar a través de una plataforma o vía asesor financiero, si quiere pagar una comisión por gestión discrecional o no…que decida el cliente. Las entidades financieras, todos los actores del mundo del ahorro y de la inversión estamos preparados, hemos invertido muchísimo dinero, muchísimo esfuerzo y seguimos haciéndolo para tenerlo todo a disposición del ahorrador para que venga el regulador ahora y se cargue todo lo que hemos hecho. Si quiere que haya mejor asesoramiento y que se ayude al señor de la calle, no puede prohibir el modelo de trabajo que existe. 

¿Desde Pictet estáis potenciando algún producto en concreto para este año?

Estamos trabajando en proporcionar rentas, mediante deuda empresaria de calidad, de mercados desarrollados y emergentes, con rentabilidades a vencimiento 6 a 7% y mitad de la volatilidad que la deuda empresarial europea -y está la mitad que la de bonos de Gobierno-.  Además, en retorno absoluto la gente sabe que los mercados no están baratos y hay mucha volatilidad –el bono de EE. UU. ha llegado a perder 8% de valor en dos semanas- y requieren cobertura.  Es el caso de Pictet Atlas -fondo “long/short” market neutral de renta variable global, con valoración y liquidez diaria-, Pictet Mandarín – fondo “long/short” en acciones de China- que en doce años ha proporcionado la rentabilidad del índice con menos de la mitad de la volatilidad. Cuando ha caído la renta variable China ha proporcionado rentabilidad positiva.  Es decir, permite exposición a China con poco riesgo. Por su parte Pictet Lotus, puesto en marcha hace tres años, está orientado a situaciones especiales en renta variable de mercados asiáticos.

En inversión temática estamos proporcionando soluciones combinando fondos. Puede ser una solución sostenible en acciones relacionadas con madera, agua, eficiencia energética o nutrición.

Además hemos registrado un plan sistemático de ahorro, Megatrends 2028, que invierte en valores de renta fija, incluyendo instrumentos del mercado monetario y valores de renta variable, mediante una combinación que pasa de forma gradual en cuatro años de renta fija a variable global.  Mitiga el efecto de ciclo y puede dar una rentabilidad doble que el depósito bancario.

En todo caso, está entrando mucho flujo de inversión en monetarios y crédito empresarial. De todas formas, en España hay menos risk-on que en otros mercados. En España se están vendiendo fondos de renta fija a vencimiento. Lo entiendo para el ahorrador. Hay que ver las soluciones de inversión más a medio y largo plazo cuando lleguen a vencimiento. Son efectos cíclicos, no me preocupa estructuralmente.

Adicionalmente, hay mucho interés en Pictet Robotics -robótica y automatización-, Digital -digitalizacion-, Security -seguridad física y tecnológica- y Clean Energy Transition -transición energética-, fondos muy grandes, de seis a 8.000 millones con 15 años de track record.

¿Y en Japón?

Somos la segunda gestora internacional más importante por volumen allí.  Empezamos hace 40 años.  Contamos con el indexado Pictet Japan Index y en gestión activa Pictet Japanese Equity Selection -más en grandes compañías- y Pictet Japanese Equity Opportunities -este último en cierre parcial “soft close” dado el elevado flujo de entradas- (para proteger al inversor actual hay un límite diario de compra para inversores existentes y aceptación de reembolsos, independientemente de la cantidad).

Entrevista realizada por Carlos Arenas, Juan Ángel Hernández y Silvia Morcillo

Estrategias de Inversión