Las declaraciones de Joe Biden del pasado domingo al programa ’60 Minutes’ de la cadena ‘CBS’ no han caído en saco roto. «Todavía tenemos un problema con el Covid y estamos trabajando mucho en ello, pero la pandemia ha terminado», señalaba el presidente de EEUU.

Por su parte, esta misma semana, el director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Adhanom Ghebreyesus, aseguró que el mundo «nunca ha estado tan cerca del fin de la pandemia de Covid-19», después de registrarse la cifra más baja de fallecidos a nivel global desde el inicio de la crisis sanitaria. «Aún no estamos allí, pero el fin de la pandemia está a la vista», subrayó Tedros, aunque advirtió sobre el exceso de confianza y la necesidad de fomentar la vacunación.

La repercusión en bolsa se plasmó ayer en el mercado de Wall Street, donde las farmacéuticas destacaron como las empresas más castigadas por los inversores, especialmente aquellas cuyo negocio tiene gran dependencia de las vacunas contra el coronavirus. En concreto, los títulos de Moderna caían un -7,14%, las de BioNTech un -8,60% y las de Novavax un -6,51%. 

¿Repercusión en el mercado español?

Si nos centramos en las empresas del IBEX 35 directamente relacionadas con el tratamiento contra el Covid, Laboratorios Rovi y PharmaMar, ambos valores vivían ayer lunes una sesión a la baja. En concreto, las acciones de PharmaMar se dejaban ayer a cierre un 1,8%, mientras que las de Rovi se acercaban al punto porcentual. 

Este martes, los títulos de Rovi suman otro 0,8% de restas y se mueven en los 44,82 euros, un nivel que le ha hecho perder el soporte de medio plazo situado en los 44,96 euros y que supondría para la farmacéutica de la familia López-Belmonte nuevos mínimos anuales a cierre.

Por su parte, las acciones de PharmaMar se mueven con ligeras subidas del 0,34% en los 58 euros.

Negocio contra el Covid

Por el momento, Rovi seguirá teniendo una actuación capital en la fabricación de vacunas contra el coronavirus. La compañía producirá en Granada la vacuna adaptada a ómicron de Moderna. La relación entre la farmacéutica madrileña y la biotecnológica estadounidense comenzó a mediados de 2020, cuando suscribieron su primer acuerdo para rellenar y envasar las primeras versiones de la vacuna contra el coronavirus. Posteriormente, Rovi puso a punto sus instalaciones de Granada y acordó con Moderna realizar la transferencia tecnológica necesaria para ser la primera empresa en España capaz de desarrollar sueros bajo la técnica del ARN mensajero.

Además, Moderna habría mantenido conversaciones con el gobierno chino en relación a un posible suministro de su vacuna para Covid-19, según prensa. El CEO de la compañía Stephane Bancel habría declarado que la compañía tiene capacidad de abastecimiento pero todavía no se ha tomado ninguna decisión. Todo apunta a que la vacuna de Moderna es más segura y efectiva que la China, por lo que no descartamos que el gobierno Chino esté barajando la posibilidad de complementar con otras vacunas, máxime teniendo en cuenta el impacto económico de su política “cero Covid».

Por su parte, el antiviral contra el coronavirus, plitidepsina, registrado como Aplidin y desarrollado por PharmaMar, se sitúa entre los fármacos antivirales más prometedores para hacer frente a la infección por SARS-CoV-2. Así lo relevaba en febrero un artículo publicado en la revista Archives o Virology elaborado por investigadores de la Universidad de Ciencias Médicas de Tabriz.

Estrategias de Inversión