El petróleo se mueve con ganancias acumuladas en el último mes del 6% que comienzan a preocupar en el mercado. Y es que hay dos visiones claras sobre lo que puede pasar en el área de las commodities para este verano y para el segundo semestre del ejercicio.  y ambas están en línea directa con una potencial subida del crudo a niveles para el Brent europeo de referencia de los 90 dólares y su efecto en la inflación. 

En declaraciones a Estrategias de Inversión dos analistas ponen sobre la mesa sus visiones. Para el analista independiente Antonio Espín «atención al barril de crudo Brent porque podemos tener un petróleo alcista por encima de los 90 dólares el barril. Lo que puede interpretarse de forma negativa en relación a las expectativas de inflación. Esto no hay que olvidarlo. 

Para Araceli de Frutos, consejera de Araceli de Frutos EAFI » el petróleo vemos esos máximos en torno a 85 dólares para el precio del crudo, muy influido por la oferta y la demanda, y los países productores de la OPEP + influyendo en esa oferta y en ese precio del crudo. Creemos que puede incidir en la inflación, pero los distintos datos que vamos conociendo se vislumbra una cierta ralentización del ritmo de crecimiento. Esas subidas del coste del petróleo no serán tan elevadas como para influir de forma determinante en la inflación». 

El Brent se coloca en los 87 dólares barril, por encima de los niveles de los 85 dólares que hasta ahora, en las últimas semanas habían funcionado como barrera pero, sobre los que ha versado el precio de sus futuro con vencimiento a finales del mes de julio, en especial en los quince días precedentes. De hecho su nivel se mantiene en máximos de los últimos dos meses. 

Uno de los factores de esta dinámica alcista pasa por la OPEP+, siempre atenta a controlar los precios del crudo, tras la prorroga de la mayor parte de sus profundos recortes de la producción de petróleo hasta 2025.

Otro de los aportes positivos para el precio del crudo pasa por las expectativas de un aumento de la demanda de combustible por la temporada de viajes del verano boreal y los posibles recortes de los tipos de interés en Estados Unidos que podrían impulsar el crecimiento económico.

El movimiento de los precios del petróleo «parece estar más impulsado por el miedo y el sentimiento que por los fundamentos», dijo Vandana Hari, fundadora del proveedor de análisis del mercado petrolero Vanda Insights,  en declaraciones a Reuters, señalando como factores de apoyo las perspectivas de la demanda de combustible durante el verano boreal, la mayor probabilidad de conflicto entre Israel e Irán y el huracán Beryl.

Se espera que la demanda de gasolina en EEUU, el mayor consumidor de petróleo del mundo, aumente a medida que la temporada estival de viajes se recrudece con la festividad del Día de la Independencia esta semana, el próximo jueves. La Asociación Estadounidense del Automóvil ha pronosticado que los viajes durante el periodo festivo serán un 5,2% más altos que en 2023 y que los viajes en automóvil por sí solos serán un 4,8% mayores que un año antes.

Algo que para los analistas de ANZ «podría ayudar a que la demanda de gasolina se recupere después de un primer semestre de 2024 moderada».

Por el lado de la oferta, los mercados preveían posibles perturbaciones del huracán Beryl en el refino del petróleo y la producción en alta mar de Estados Unidos. Sin embargo, las previsiones actuales indican que la tormenta se adentrará probablemente en la bahía mexicana de Campeche y causará problemas a la producción de petróleo en esa zona. Los indicios de moderación de la inflación en Estados Unidos renovaban la esperanza de que la Reserva Federal recorte los tipos de interés, posiblemente en septiembre.

Algunos datos muestran que las importaciones de crudo a Asia —la mayor región consumidora de petróleo del mundo— en el primer semestre de 2024, fueron inferiores a las del año pasado. Esto se debió principalmente a las menores importaciones en China, el mayor importador de petróleo del mundo y el segundo mayor consumidor.

Más allá del panorama general,Futuros del petróleo de momento, se colocan con mayor nivel de precios para los vencimientos más inmediatos, los de septiembre, como vemos por encima de los 87 dólares frente a los de diciembre, que apenas marcan para el Brent niveles de 84,78 dólares por barril. 

Desde Wellington Management destacan en sus previsiones para la segunda mitad del año que «seguimos inclinándonos por una mayor inflación a largo plazo, pero las valoraciones elevadas del petróleo aconsejan esperar a mejores puntos de entrada. Nuestra visión sigue siendo ligeramente sobreponderada. El petróleo nos parece correctamente valorado, con precios en torno a los 80 dólares por barril». 

En cuanto a previsiones, desde Goldman Sachs consideran que los precios han tocado techo. De hecho estiman que su máximo de verano se colocará en los 86 dólares por barril. Desde el banco de inversión destacan que “la fuerte actividad de viajes de verano liderada por Estados Unidos y la elevada demanda mundial de aviones a reacción siguen respaldando el contrato de referencia».

Ya desde Bank of America, ven también un freno en el precio del crudo, por el debilitamiento de la demanda, pero, a pesar de ellos, consideran que su media de precio por barril en el tercer trimestre del año alcanzará los 90 dólares, para reducirse entre octubre y diciembre hasta los 86. 

Valores favoritos para invertir

Descubre fácilmente las novedades sobre estos y otros valores favoritos para invertir o en los que estás invertido.  

En la sección de favoritos, tendrás todo lo relevante de un solo vistazo sobre la cotización, módificación de ciclo bursatil, noticias y análisis relacionados con esos valores.

Muy fácil de seleccionar y podrás incluso dividirlos por listas de interés.  Descubrelo aqui.

En estrategias de Inversión llevamos más de 19 años haciendo que los inversores logren rentabilizar sus inversiones de forma recurrente.

Estrategias de Inversión