Una de las tradiciones de los inversores a final de cada año es la previsión de renta variable para el año siguiente. Al ver las predicciones para 2024, cabe preguntarse hasta qué punto han sido acertadas las de 2023.

Predecir los movimientos a corto plazo del mercado es tontería

En el Gráfico 1, se recopilan 16 previsiones publicadas a finales de 2022 por diferentes bancos y gestores de activos de todo el panorama. A modo de recordatorio, el S&P 500 ganó un 24,2% durante todo 2023. Los resultados son reveladores:

La disparidad es enorme, con una diferencia del 21% entre los más pesimistas y los más optimistas, y de todo en el medio.

Ningún experto acertó ni de lejos. Algunas predicciones acabaron con un 28% de descuento.

Gráfico 1: Lo que los expertos prevén para el S&P 500 en 2023

mercado1_wisdomtree

De estos datos se puede concluir que cuando se trata de movimientos a corto plazo en los mercados, «nadie sabe nada» y que los inversores con éxito son inversores a largo plazo que tratan de aprovechar la prima de riesgo de la renta variable a largo plazo mediante estrategias coherentes y probadas en el tiempo. En palabras de Kenneth Fisher: » Permanecer en el mercado es mejor que intentar acertar los tiempos del mercado».

Invertir a largo plazo: estrategias básicas basadas en una prima de riesgo probada académicamente 

Los académicos han demostrado continuamente que la inversión sistemática en carteras de factores ha superado al mercado a largo plazo. Invertir de forma sistemática en acciones con dividendos elevados, acciones de alta calidad o acciones baratas es una de las claves para que los inversores se impongan mercado. Académicamente se  ha demostrado que, a medida que los mercados se hacían más fuertes, no disminuyó el rendimiento superior esperado obtenido por estos enfoques

Las estrategias de WisdomTree Quality Dividend Growth son un buen ejemplo de cómo el uso de esta investigación de una década puede ayudar a obtener un rendimiento superior al mercado y hacer crecer el patrimonio de los inversores a largo plazo. Todas las estrategias de esta gama (renta variable mundial, renta variable estadounidense, renta variable de la zona del euro y renta variable británica) han obtenido un rendimiento superior al mercado desde su lanzamiento. Una de las razones de este éxito es que el proceso de inversión se basa en estudios académicos y se centra en la selección sistemática de una cesta diversificada de empresas altamente rentables con sólidas credenciales de pago de dividendos, apoyándose en gran medida en los factores de Calidad y Alto Dividendo. 

El Gráfico 2 muestra el rendimiento relativo medio histórico de los distintos factores de la renta variable mundial en función de los regímenes de volatilidad. Observamos que algunos factores, como la Mínima Volatilidad, son fundamentalmente defensivos. Tienen mucho rendimiento superior cuando la volatilidad es alta (y normalmente los mercados están a la baja), pero sufren y tienen resultados considerablemente inferiores en los mercados alcistas en los que la volatilidad es baja. Por el contrario, algunos factores, como las pequeñas capitalizaciones, son muy cíclicos. Funcionan bien en periodos de baja volatilidad, pero en los mercados de alta volatilidad sufren caídas máximas más pronunciadas de las que tardan mucho tiempo en recuperarse. 

Gráfico 2: Rendimiento relativo medio histórico de los distintos factores de la renta variable mundial en función de los regímenes de volatilidad

mercado2_wisdomtree

El enfoque de WisdomTree respecto a la Calidad ofrece una combinación muy equilibrada con un rendimiento superior fuerte en mercados de alta volatilidad, lo que ayuda a reducir las caídas máximas y el tiempo de recuperación, pero también una rentabilidad superior en otros regímenes de volatilidad. Esta combinación es lo que solemos llamar “todoterreno”. Esta estrategia puede utilizarse cómodamente como tenencia estratégica para invertir el tiempo necesario en el mercado, ya que capta la mayor parte de las subidas, pero también protege de las bajadas.

Principales conclusiones

De cara a 2024, las predicciones sobre el S&P 500 siguen siendo muy diversas, desde los 4.200 (-12 %) de JP Morgan hasta los 5.100 (+7 %) de Deutsche Bank. La incertidumbre en los mercados también sigue siendo bastante elevada. La política monetaria estadounidense sigue siendo sumamente volátil y cerca de la mitad de la población mundial votará en 2024, incluida la estadounidense en noviembre. Parece que, en general, y como siempre, las inversiones en renta variable básicas y resilientes que no dependen de conocer el futuro deberían ser las mejores amigas de los inversores. Para los inversores con estrategias a largo plazo, invertir en Calidad y Alto Dividendo a largo plazo podría seguir siendo la mejor respuesta. 

Nuevo canal de WhatsApp para profesionales de la inversión.

Estrategias de Inversión lanza su canal de WhatsApp Asset Managers, dirigido a profesionales de la inversión, banqueros privados, selectores y distribuidores de fondos, y profesionales del sector financiero.

Siguenos fácilmente desde tu móvil en nuestro nuevo canal de comunicación Apuntate Aquí.   

Estrategias de Inversión