Como si de una relación amorosa se tratara, los inversores se preguntan si fue Pepsico o Carrefour quien dejo la relación comercial. Por un lado, Carrefour anunciaba el pasado jueves que dejaba de vender productos de Pepsico por el aumento de precios. Mientras, la segunda señala que el fin de la relación fue que no llegaron a un nuevo acuerdo según Jennifer Maloney en The Wall Street Journal.

El estancamiento salió a la luz pública el jueves cuando Carrefour dijo que dejaría de vender Pepsi, Lay’s, Doritos, Cheetos, Quaker Oats y otros productos de PepsiCo en Francia, Italia, España y Bélgica. Carrefour publicó notas en los estantes de las tiendas diciendo que ya no vendería las marcas debido a aumentos de precios inaceptables. Las tiendas en esos cuatro países representan alrededor del 0.25% de los ingresos globales de PepsiCo, según Callum Elliott, analista de Bernstein.

«Lamentablemente, Carrefour ha caracterizado erróneamente la cadena de acontecimientos», dijo el lunes un portavoz de PepsiCo. “Ante la falta de acuerdo sobre un nuevo contrato, dejamos de suministrar a Carrefour a finales de año, algo que sabían que podía pasar. Esperamos que podamos acordar los términos pronto para que nuestros productos puedan volver a estar en sus estantes para que los disfruten los consumidores”.

En respuesta, Carrefour dijo el lunes: «Nosotros, en el Grupo Carrefour, hemos tomado esta decisión».

PepsiCo y Carrefour han estado negociando durante varios meses nuevas listas de precios mientras el gobierno francés ha presionado a los proveedores para que lleguen a acuerdos con los minoristas sobre precios más bajos. La inflación de los precios de los alimentos en Francia aumentó a dos dígitos en 2022 y alcanzó casi el 16% en marzo de 2023.

En agosto, el ministro de Finanzas francés, Bruno Le Maire, dijo que Unilever, Nestlé y PepsiCo no estaban cooperando en un acuerdo amplio que su ministerio había forjado con minoristas y productores para congelar o reducir los precios de miles de productos. Le Maire dijo que el gobierno obligaría a los productores de alimentos a iniciar negociaciones anuales de precios con los supermercados meses antes de lo habitual, con el objetivo de implementar recortes de precios en enero.

Desde el verano pasado,Carrefour ha estado criticando públicamente a los proveedores y aumentando la presión sobre ellos para que bajen los precios. En agosto, el director ejecutivo de Carrefour, Alexandre Bompard, culpó a los proveedores por el aumento de los precios.

«La realidad es que estos actores de la industria se han negado a renegociar los precios, a pesar de la caída de la inflación y de la presión de las autoridades«, dijo Bompard a Franceinfo.

En septiembre, Carrefour colocó etiquetas en los productos advirtiendo a los compradores sobre lo que describió como “contrainflación”. Los productos incluían patatas fritas Lay’s y té helado Lipton, ambos fabricados por PepsiCo. Bompard calificó la contracción inflacionaria (una cantidad menor de producto en un paquete por el mismo precio minorista) como una “práctica inaceptable”.

Carrefour y PepsiCo han estado negociando durante los últimos seis meses, según una persona familiarizada con el asunto. PepsiCo advirtió a Carrefour que si las dos partes no tenían un contrato vigente para fines de 2023, PepsiCo dejaría de suministrar a Carrefour y los suministros se agotarían el 31 de diciembre, dijo esta persona.

“Las negociaciones de PepsiCo con Carrefour implican algo más que precios”, dijo el portavoz de PepsiCo.

«Los precios al consumidor y la lealtad del consumidor son cosas en las que pensamos constantemente», agrego el portavoz. «Sin embargo, no podemos mantener relaciones con clientes que ya no son rentables«.

En octubre, el jefe de finanzas de PepsiCo, Hugh Johnston, dijo a The Wall Street Journal que sus aumentos de precios se desacelerarían en 2024 y estarían más o menos en línea con la tasa general de inflación. La desaceleración se produce tras más de dos años de fuertes aumentos de precios por parte de PepsiCo en sus refrescos, snacks y alimentos envasados.

Esta no sería la primera vez que PepsiCo suspende el suministro a un tendero durante las negociaciones de precios. PepsiCo suspendió los envíos a Loblaw en Canadá durante más de un mes en 2022.

Otras disputas han llegado a los pasillos de los supermercados en el Reino Unido. En 2022, Kraft Heinz detuvo temporalmente el suministro de frijoles, sopas y ketchup a Tesco, uno de los supermercados más grandes del mundo. Mientras esa pelea aún no se resolvía, Mars suspendió el suministro a Tesco de comida para gatos Whiskas, comida para perros Pedigree y otras marcas de cuidado de mascotas.

Pepsico cerraba la sesión del lunes al alza en los 169 dólares. La media móvil de 70 periodos se encuentra debajo de las últimas velas, RSI a la baja en los 49 puntos y las líneas del MACD se mantienen sobre el nivel de cero.

La resistencia a mediano plazo se encuentra en los 175 dólares. Mientras, los indicadores de Ei se muestran mixtos.

Carrefour cotiza al alza al mediodía del martes en los 16.71 euros. La media móvil de 70 periodos se encuentra entre las últimas velas, RSI al alza en los 49 puntos y las líneas del MACD se acercan por debajo hacia el nivel de cero.

La resistencia a mediano plazo se encuentra en los 17.51 euros. Mientras, los indicadores de Ei se muestran mixtos.

Estrategias de Inversión