Apertura al alza este martes, en línea con las acciones mundiales, que también suben poco a poco después de registrar fuertes pérdidas este lunes antes los temores de los efectos de la caída de Evergrande. 

Mientras que la jornada de ayer terminó con el Dow Jones bajando un 1,78%, el selectivo S&P 500 un 1,70% y el índice Nasdaq se llevó la peor parte y descendió un 2,19%, situándose en 14.713,90, este martes los principales índices estadounidenses rebotan. El Dow Jones sube un 0,43% hasta los 34.110,93, el S&P 500 un 0,40% hasta los 4.374,98 y el Nasdaq 100 suma un 0,49% hasta los 14.786,20 puntos.

El aspecto técnico es el que domina el mercado en este momento. Ayer por la tarde el futuro del SP 500 tocó la media de 100, un nivel invicto desde el crash del año pasado y desde entonces está rebotando. Su recuperación ha conseguido animar a todos los demás.  Por lo tanto «queda claro que esa media de 100 es el nivel clave por debajo. Si cae lo normal es que se vaya deprisa bastante más abajo a buscar el soporte de 4230 donde hay un soporte interesante, muy interesante», apuntan desde Serenity Markets. «Por arriba no obstante, no se puede cantar victoria mientras no vuelva a situarse por encima de la media de 50 en el entorno de los 4425. Mientras siga por debajo de ese nivel tiene gamma negativa y cualquier movimiento al alza o a la baja va a ser replicado con violencia», añaden.

El VIX se ha calmado algo y ha bajado de 28 a 23, aunque por encima de 20 ya se considera que la volatilidad es muy alta.

Por otro lado, los mercados asiáticos se mantuvieron estables durante la noche anterior, lo que ayudó a la confianza en EE.UU., tras los temores de ayer lunes que apuntaban a que la crisis de liquidez en el desarrollador chino Evergrande conduciría a un contagio global. 

“Ya ha habido un fuerte rebote en el mínimo intradiario del lunes y los catalizadores de la corrección aún no se han resuelto, por lo que esperaríamos un poco más de indigestión y comenzaríamos a agregar riesgo al mercado ante cualquier debilidad adicional a medida que comienza el proceso de tocar fondo”, explicaba Tony Dwyer, analista de Canaccord Genuity en una nota este martes.

Septiembre es un mes históricamente volátil para las acciones y después del repunte del 16% del S&P 500 en lo que va del año, muchos inversores han dicho que el mercado debe retroceder. Algunos estrategas calificaron la liquidación del lunes como una oportunidad de compra . “Creemos que la venta masiva del mercado que se intensificó de la noche a la mañana está impulsada principalmente por los flujos técnicos de venta ([asesores de comercio de materias primas] y coberturistas de opciones) en un entorno de escasa liquidez y la reacción exagerada de los operadores discrecionales a los riesgos percibidos”, Marko Kolanovic, director de JPMorgan estratega de mercado global, dijo en una nota el lunes.

Otros dijeron que es probable que la volatilidad persista hasta que se resuelvan algunos de los riesgos. “No estamos convencidos de que este pequeño retroceso representa una oportunidad de compra especial”, dijo Yung-Yu Ma, de BMO Wealth Management. “Fácilmente podría haber más volatilidad dependiendo de lo que suceda con la reunión de la Fed … similar con el techo de deuda. Con el voladizo y luego las negociaciones, esto definitivamente se va a llevar al cable ”.

Por otra parte, la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, y el líder de la mayoría del Senado de los EE.UU., mantienen su determinación de abordar el techo de la deuda. Ambos representantes buscan una suspensión del límite de deuda hasta el 22 de diciembre.

En la agenda macro de hoy, tenemos reunión de la ONU con la “crisis de los submarinos” de fondo y primer día de la reunión de la Fed, una reunión para la que el mercado estima que Powell permanecerá más hawkish a razón de la situación de Evergrande dejando claro que está listo para comenzar la reducción de  su programa de compra de activos si la economía sigue mejorando como hasta ahora. Sin entrar más en detalle y sin asumir más compromisos. Además pendientes de las negociaciones en el gobierno de Estados Unidos sobre el techo de deuda, una situación que amenaza con que el Gobierno Federal se quede sin fondos en el corto plazo y que, además, puede terminar impidiendo la aprobación de los planes de apoyo fiscales diseñados por la Administración Biden, planes que conllevan la aprobación de una extensa batería de impuestos que impactarán negativamente en los resultados empresariales de ser aprobados. También destaca hoy destaca la publicación esta tarde en EEUU de las cifras de nuevas viviendas iniciadas y de los permisos de construcción, ambos del mes de agosto. 

Fuera de EEUU, el Banco de la Reserva de Australia publicó las actas de su última reunión. En ellas desvela que sigue viendo un escenario central en el que no habrá subidas de tipos hasta 2024. “Esperamos que el PIB caiga materialmente en el mes de septiembre. Seguimos comprometidos en mantener soporte ultra acomodaticio. La variante Delta está retrasando pero no descarrilando la recuperación.

Especial importancia al SECTOR INMOBILIARIO CHINO. Las inmobiliarias chicas se tambalean y con ellas los mercados. La inminente suspensión de pagos de la inmobiliaria china EVERGRANDE REAL ESTATE, puede arrastrar a un sector con una deuda de 4,7 tn$ (4,7 billones de dólares). Este jueves 23/sept tiene que pagar 83,5 M$ en intereses de bonos y el 29/sept debe abonar a sus bonistas 48 M$. La deuda total de Evergrande asciende a 313.000 M$ (19 bn$ en manos de inversores extranjeros). Aunque el Gobierno chino podría salir al rescate de la segunda inmobiliaria del país y las 250 instituciones bancarias y no bancarias acreedoras pudieran asumir el coste de una quiebra, el efecto contagio o bola de nieve podría ser muy peligroso. La pérdida de confianza en el sector podría ser importante y trasladarse a los sectores inmobiliarios de otros países. Además, las agencias de rating tendrían que ajustar las calificaciones crediticias. S&P ya ha hablado de un probable “default”. Y, por supuesto, algunas entidades financieras muy expuestas a Evergrande o al sector inmobiliario podrían igualmente tener graves consecuencias. Muchos analistas se preguntan si será el mayor pinchazo inmobiliario nunca visto a nivel mundial. Evergrande era hasta hace poco el segundo desarrollador inmobiliario más grande de China, con 110.000 M$ en ventas el año pasado y tiene activos por valor de 355.000 M$ en 1.300 proyectos. La realidad es que los precios de la vivienda en China están cayendo desde principios de año y muchas viviendas están quedando sin terminar. El mercado de financiación chino podría colapsar y muchos inversores ya están realizando cuantiosas provisiones. Las repercusiones de la quiebra de Evergrande podrían ser enormes (el sector inmobiliario pesa un 29% del PIB chino y se apunta a un peso de Evergrande del 2,4% del PIB chino). 

En el terreno empresarial, la petrolera norteamericana CONOCOPHILLIPS comprará a ROYAL DUTCH SHELL sus activos de shale oil (petróleo no convencional proveniente del fracking) en Permian por un importe que podría rondar los 9,5 bn$ en efectivo. La operación dará a ConocoPhillips una producción diaria adicional para 2022 en torno a 200.000 b/d.

En estos momentos, el bitcoin cede un 1,95% hasta los 43.191,2 dólares. Los futuros del petróleo Brent suben un 0,74% hasta los 74,47, mientras que los del West Texas suman un 0,64% hasta los 70,59.