El Futuro de la plata estaba cotizando en 23,220. En la zona superior habíamos detectado una zona complicada en la que el riesgo de operar era más elevado que en otras.

En este ejemplo mostramos una operación que es precipitada y que técnicamente no sería correcta pero debemos estar preparados para gestionar este tipo de situaciones, que es lo que queremos mostrar hoy.

Habíamos puesto una orden de compra limitada en 23,215 con la que abrimos una posición.

Lo primero que hay que tener en cuenta es que en el corto plazo no debemos poner una orden y mantenerla durante horas si no ha saltado, hay que recordar que el gráfico es de 5 minutos.

Gráfico en el futuro de la plata G5m

En este caso la orden saltó unas 3 horas después de haberse colocado y al poco tiempo de haberse publicado una noticia importante en EEUU como es el dato de IPC.

Con esta forma de trabajar nosotros tenemos en cuenta la posición del precio con respecto a la nube Ichimoku, teniendo que estar por encima para abrir posiciones largas y por debajo para cortos. 

Como se ve en el gráfico, en el momento de poner la orden el precio estaba dentro de la nube, por eso decíamos al principio que la operación no era correcta técnicamente.

Gráfico en el futuro de la plata G5m

Cuando estamos trabajando con gráficos tan rápidos, una vez que orden salta hay que estar muy pendientes de la evolución para tomar decisiones lo antes posible.

En este caso tras los primeros segundos la posición evolucionó favorablemente. 

Gráfico en el futuro de la plata G5m

En menos de 5 minutos teníamos el beneficio correspondiente a 4 puntos y medio, que si estamos trabajando con 1 contrato en el futuro de la plata supone 225 $.

Gráfico en el futuro de la plata G5m

En el futuro de la plata en gráfico de 5 minutos nosotros consideramos objetivos entorno a los 10 puntos pero eso no quiere decir que pongamos el objetivo y el stop y esperemos sin hacer nada. En el ejemplo hemos colocado tanto el take profit como el stop loss más lejos de lo habitual para que nos dé tiempo a mostrar lo que ocurre.

Siempre somos muy conservadores operando y cuando tenemos aproximadamente la tercera parte del objetivo a nuestro favor, protegemos el beneficio para que si el precio se da la vuelta cubramos al menos el coste de la operación.

Si la posición se pone en contra y no hemos protegido por la razón que sea, acercamos la orden de beneficio y el stop loss. 

Desde que se modificaron las dos órdenes la posición volvió a ponerse a favor y en ese momento lo adecuado habría sido cerrar sin esperar al objetivo y por supuesto proteger la operación subiendo la orden stop.

Gráfico en el futuro de la plata G5m

Hemos mencionado ya que hay que en el muy corto plazo hay que tomar decisiones rápido, pero además debemos tener la práctica suficiente analizar, decidir y modificar las órdenes.

Aunque nos parezca que no es posible, entre la imagen anterior y esta sólo ha pasado un minuto pero modificar las órdenes según hemos mencionado, es perfectamente posible. Finalmente la orden se cerró con un beneficio de 4,5 puntos.

Gráfico en el futuro de la plata G5m

Lo importante de este ejemplo no es el resultado sino que hagamos las siguientes reflexiones, en primer lugar que el corto plazo es posible si somos muy activos y tenemos la práctica suficiente, en segundo lugar que debemos gestionar las posiciones con un criterio técnico y tener muy clara la filosofía de trabajo y en tercer lugar que debemos entrenarnos para que si por la razón que sea abrimos una operación y nos hemos equivocado, actuar consecuentemente.

Estrategias de Inversión