Japón va a convertirse en el faro económico del mundo en 2024, de acuerdo con los analistas de Fidelity International que cubren el país, quienes encuentran muchas razonas para la confianza en sus sectores de cara al próximo año.

Las expectativas de crecimiento de los ingresos y los beneficios en 2024 en Japón son más altas que en cualquier otra región. Los analistas que lo cubren también son los más optimistas en relación con la ampliación de los márgenes de beneficios. A toda máquina Japón se sitúa en cabeza en lo que respecta a las expectativas de inversión empresarial, rentabilidad sobre el capital, capacidad para repercutir los costes a los consumidores y si sus empresas van a estar o no en una fase de expansión dentro del ciclo el próximo año por estas fechas.

Gráfico 9: Los analistas de Fidelity que cubren Japón encuentran muchos motivos para el optimismo

fidelity_analistas9

Existe una explicación sencilla para gran parte de este optimismo. La economía japonesa por fin ha dejado atrás más de dos décadas de recesiones y estancamiento y se observan señales alentadoras de aumentos generalizados de los precios. Aunque la inflación ha supuesto un gran dolor de cabeza para gran parte del mundo durante los últimos años, ahora es un problema bienvenido en Japón. “La inflación de los costes erosionó los beneficios de los fabricantes de dispositivos médicos el año pasado, pero ahora las empresas pueden trasladar los incrementos de los costes a sus clientes”, afirma el analista del sector sanitario Aki Takaesu. Añade que la escasez de componentes esenciales también se ha reducido, lo que da un impulso adicional a las perspectivas de beneficios.

Este optimismo contrasta con el mayor nivel de cautela de nuestra anterior encuesta anual, realizada a finales de 2022. Por ejemplo, casi un tercio de los analistas de Japón señaló entonces que los consejeros delegados de las empresas que cubrían esperaban un crecimiento nulo de los beneficios en 2023, la región más pesimista exceptuando EMEA/Latinoamérica.

En la encuesta actual, todos los analistas de Japón afirman que los consejeros delegados esperan que los beneficios crezcan. Del mismo modo, las expectativas fueron considerablemente más bajas en el informe anterior en cuanto a los ingresos, los márgenes de beneficios y la inversión empresarial en Japón.

Gráfico 10: Japón tendrá una inflación de los costes mayor que cualquier otra región (y eso es bueno)

fidelity_analistas10

Las expectativas sobre la inflación de los costes son más altas entre los analistas de Japón que en cualquier otra región durante los próximos 12 meses. Sin embargo, también piensan que las empresas japonesas son las que tienen más capacidad para repercutir los aumentos de los costes a sus clientes. De hecho, Japón es la única región donde todos nuestros analistas sobre el terreno creen que puede haber al menos cierto grado de transferencia de costes. Por el contrario, tanto en China como en Norteamérica el 16% de los analistas piensa que las empresas que cubren no serán capaces de trasladar los posibles aumentos de costes.

Las empresas japonesas evitaron en gran medida la reacción negativa de los clientes cuando subieron precios en 2023, ya que muchas de ellas lo hicieron por primera vez en muchos años. Hasta ahora, los consumidores del país han tolerado bien los aumentos moderados de los precios, lo que ha facilitado a las empresas japonesas la tarea de manejar la inflación de los costes.

Espaldarazo a las empresas

En cuanto a los beneficios, todos los analistas de Japón refieren que los consejeros delegados de sus empresas esperan que crezcan durante los próximos doce meses. Se trata de una situación mucho más positiva que en otras regiones: el 42% de nuestros analistas de China y el 24% de nuestros analistas de Europa afirman que los equipos directivos no prevén que los beneficios crezcan en absoluto.

Gráfico 11: Todos los analistas de Japón afirman que los consejeros delegados esperan que los beneficios aumenten este año

fidelity_analistas11

“El fuerte crecimiento de los ingresos en mi sector se originará en empresas que aceleran la modernización de sus sistemas informáticos en respuesta a la escasez actual de mano de obra y la baja penetración de la nube en Japón”, comenta Noriyuki Takizawa, un analista que cubre software y servicios tecnológicos. Takizawa añade que la confianza de los consejeros delegados en su sector obedece a las nutridas carteras de pedidos, que han provocado retrasos, lo que constituye una clara señal expansionista.

Las señales positivas abundan en Japón: el 88% de los analistas pronostica una fase de expansión en sus sectores dentro de 12 meses, el porcentaje más alto de todas las regiones. A escala mundial, tan solo el 61% de los analistas contempla una fase de expansión a finales de 2024.

Gráfico 12: Fase del ciclo dentro de 12 meses

fidelity_analistas12

“En el caso de los productos químicos generales, la tasa de utilización de las plantas de etileno ha ido mejorando durante los últimos meses después de alcanzar su nivel más bajo desde la crisis financiera mundial, lo que sugieren que se ha tocado fondo”, señala la analista del sector de los materiales Karens.

Además, las empresas japonesas parecen tener las menores necesidades de capital, debido en parte a unos niveles de tesorería adecuados. De media, nuestros analistas de Japón piensan que únicamente el 2% de las empresas que cubren necesitarán captar financiación durante los próximos 12 meses, frente al 45% de China y el 27% de Europa.

Gráfico 13: Las empresas japonesas poseen abundante tesorería, de ahí que sean las que menos necesitan captar financiación

fidelity_analistas13

“Muchas de las empresas que sigo tienen tesorería neta y generan unos buenos flujos de efectivo”, afirma Takaesu. “No están planeando muchas grandes inversiones en comparación con sus tendencias recientes de inversión en inmovilizado”.

Atención a la política

A pesar del abundante optimismo, los resultados de la encuesta ponen de manifiesto un riesgo distintivo para el sector empresarial japonés: la geopolítica. Los analistas que cubren Japón son más pesimistas que en cualquier otra región sobre el impacto de las tensiones internacionales.

Gráfico 14: La alargada sombra de la geopolítica

fidelity_analistas14

“La disputa en torno a los chips entre China y EE.UU. podría hacer que las empresas que cubro, muchas de las cuales fabrican materiales para semiconductores, tengan que diversificar sus centros de producción, con las consiguientes inversiones adicionales”, afirma Muljadi. “En el peor de los casos, tendrán que tomar partido y arriesgarse a perder los ingresos de un bando”. Los fabricantes de automóviles nipones podrían enfrentarse a mayores costes si EE.UU. apuesta por una producción de coches más local, o si China reduce las exportaciones de algunos materiales esenciales para fabricar vehículos eléctricos por los conflictos comerciales, según el analista de automoción Daichi Ban.

No obstante, Japón sigue destacando como una economía favorecida por la inflación, en lugar de lastrada por ella. Las conclusiones de nuestra encuesta apuntan a que esta situación se mantendrá en 2024.

TE INTERESA

Si quiere aprender a invertir y gestionar su patrimonio, Estrategias de Inversión ha desarrollado un curso on.line para que aprenda a invertir a corto, medio y largo plazo con nuestro curso on.line para aprender a invertir en bolsa y fondos de inversión con dedicación de 15  minutos al día aprendera tanto Análisis Tecnico, Análisis Fundamental , Macroeconómico u operativa con fondos de inversión y ETFs para aplicarlo a sus inversores

Cualquier inversor puede formarse con uno de nuestros cursos más globales para invertir. Más información AQUÍ 

En estrategias de Inversión llevamos más de 20 años haciendo que los inversores logren rentabilizar sus inversiones de forma recurrente.

Estrategias de Inversión