Si bien se da por descontando que la Reserva Federal va a anunciar una reducción en sus compras de activos, ahora el foco de atención estará en el calendario de subida de tipos de interés, según explica Alexis Ortega, de Finagentes Gestión.

El foco también se centra ahora en el Banco Central Europeo, dado que todos los bancos centrales están llevando a cabo movimientos, mientras Christine Lagarde parece instalada en el inmovilismo. Hoy, Pablo Hernández de Cos, miembro del BCE y gobernador del Banco de España, ha dicho que probablemente no habrá subidas tampoco en el primer trimestre de 2022. Lagarde ya dijo que no quería «sobrerreaccionar» ante la inflación. 

Y todo esto mientras el Banco de Inglaterra está siendo mucho más agresivo y ya habla claramente de subir tipos. Un movimiento que podría anunciarse en su reunión de la próxima semana.