Nueva subasta de las Letras del Tesoro: llega la semana clave para el BCE

Nueva subasta de las Letras del Tesoro: llega la semana clave para el BCE

Este próximo martes el Tesoro retoma sus emisiones de deuda con una subasta a seis y doce meses. En la última emisión de este tipo, el organismo dependiente del Ministerio de Economía colocó 5453 millones de euros a tipos de interés más bajos. En concreto, ofreció a los inversores una rentabilidad del 3,554% en las letras a seis meses y del 3,424% en la referencia doce meses.
El organismo arranca la próxima semana las subastas de junio tan sólo dos días antes de conocer la decisión que adopte el Banco Central Europeo (BCE) en su reunión del día 6 (jueves) sobre los tipos de interés, para los que se espera una rebaja, salvo sorpresa.
Las decisiones de política monetaria afectan a las subastas del Tesoro, que en estos meses han visto crecer la remuneración ofrecida a los inversores, en línea con las subidas de tipos. Esto ha provocado que el interés en la compra de deuda se incremente, especialmente en el caso de la adquisición de letras del Tesoro por parte los hogares.
Recientemente, el economista jefe del Banco Central Europeo (BCE), Philip Lane, ha dicho que, salvo sorpresas, la institución estará en condiciones de rebajar los tipos de interés en su reunión de la semana que viene, aunque ha advertido de que la política monetaria necesitará mantenerse en terreno restrictivo durante el resto del año y no será hasta 2025 cuando pueda discutirse su normalización.
El Tesoro ya lleva emitidos 95.113 millones de euros a medio y largo plazo en 2024, el 54,9% de su programa de financiación a medio y largo plazo para 2024. La vida media de la deuda del Estado en circulación alcanza los 7,96 años y el coste medio de la cartera de deuda del Tesoro se sitúa en 2,159%.
En total, la estrategia de financiación del Tesoro de 2024 prevé unas necesidades de financiación nueva de en torno a los 55.000 millones para este ejercicio, lo que supone una reducción 10.000 millones respecto a las de 2023.
Por su parte, la emisión bruta prevista ascenderá a 257.572 millones de euros, un 2% superior a la de 2023, debido al incremento de las amortizaciones, y el grueso se cubrirá mediante la emisión de instrumentos a medio y largo plazo con el objetivo de mantener la vida media de la cartera de deuda pública.
Dentro de esa estrategia, el Tesoro tiene previsto recurrir nuevamente a las sindicaciones para la emisión de determinadas referencias de obligaciones del Estado.
Otros de los objetivos para 2024 serán mantener la diversificación de la base inversora y apostar por la emisión de bonos verdes como elemento estructural del programa de financiación, reforzando de esta forma el mercado de finanzas sostenibles en España.
 

Estrategias de Inversión