– Las bolsas europeas muestran una sorprendente fortaleza y tratan de recuperar las pérdidas de 2022 en este comienzo de año pese a los riesgos que pesan sobre las economías del Viejo Continente… ¿Les sorprende el comportamiento de la renta variable europea?

Con respecto a nuestros fondos Groupama Avenir Euro and G Fund Avenir Europe tuvimos un gran dispersión entre la caída en el precio de nuestros fondos, que fue de más del 30% el año pasado, y los sólidos ratios fundamentales de nuestras compañías en cartera que lograron crecimientos del 15%. Así que no nos sorprende que este diferencial se haya detenido, no podía durar mucho, pero siempre es muy difícil saber el momento exacto en que se detiene ese diferencial. Así que nos sorprendió el momento.

– Ustedes no se fijan tanto en los índices sino en la selección de compañías de pequeña y mediana capitalización, una categoría que sufrió bastante el pasado año. ¿Ha llegado el momento de tener poca liquidez y mucha exposición a este segmento?

Bueno, la grandeza de las compañías que están en nuestros fondos es que, según nuestras estimaciones, seguiremos creciendo significativamente este año y los siguientes. Y a eso hay que sumarle que la rentabilidad de estas empresas también será muy fuerte, el retorno de las empresas que forman parte del Groupama Avenue Euro es superior al 20% en términos de margen. Creemos que tiene mucho sentido invertir en el fondo y en este tipo de empresas actualmente, porque no dependen tanto de la fortaleza de las economías europeas en su conjunto. Por tanto, sí creo que es una buena idea tener exposición a este segmento. Obviamente en el marco de la política de asignación de riesgos, sería una buena idea asignar fondos a este tipo de compañía en el futuro.

– ¿Qué sectores y tipo de compañías sobreponderan y por qué motivo? 

El sector que más pondera en nuestros fondos actualmente es el sector tecnológico. De hecho, tenemos muchas empresas innovadoras en este sector, en el segmento de los semiconductores y del software. Incluso en servicios de tecnologías de la información (TI) tenemos campeones europeos ocultos que la gente normalmente no conoce, pero son empresas muy fuertes con perfiles muy innovadores y de muy alto crecimiento. Este es nuestro primer sector con alrededor de un 40% de la ponderación del fondo. El segundo sector que más pesa en el fondo es el sector de equipos de tecnología médica, ‘medtech’, que representa alrededor del 20%-25% del fondo. Esto se debe a que hay empresas muy innovadoras que pueden aportar mucho valor a los pacientes y también a los hospitales que utilizan este tipo de equipos. Creemos que hay un fuerte crecimiento por el envejecimiento de la población y en los países emergentes la clase media cada vez es más importante y pide cada vez mejores tratamientos.

– ¿Les gustan las compañías españolas?

No seleccionamos compañías en función de su nacionalidad. Tenemos criterios muy estrictos para seleccionar empresas en función de su capacidad para resistir cualquier imprevisto económico, lo que llamamos calidad, en realidad la calidad de una empresa. Y también criterios muy estrictos con respecto a su crecimiento a largo plazo, su capacidad para crecer en los próximos 5 a 10 años. De momento, no tenemos compañías españolas en los fondos, pero esto puede cambiar en el futuro.

– Los fondos que gestiona están catalogados como SFDR 8… ¿Cómo diría que influye el ESG en la gestión de un fondo de empresas de pequeña y mediana capitalización?

Los fondos Groupama Avenir Euro y G-Fund Avenir Euro están clasificados con el artículo 8 SFDR. También han recibido la etiqueta ‘SRI Label’ del Gobierno francés. La primera consecuencia de eso es que nos regimos por reglas muy estrictas para gestionar los fondos. Por ejemplo, no invertimos en compañías que tienen su calificación ESG por debajo de cierto umbral, pero eso tiene otras consecuencias. Tenemos un equipo muy fuerte en Groupama de 12 analistas que son especialistas en ESG. Y con la ayuda de ese equipo de analistas también participamos en diálogos de accionistas con algunas empresas de las que formamos parte de su capital social cuando lo consideramos apropiado. Para, por ejemplo, mejorar la calidad de los datos que publican sobre temas como el uso de energía, también para mejorar su gobernanza, para, por ejemplo, aumentar el número de miembros independientes en la junta. Así que estos son algunos ejemplos de acciones que hemos hecho en los últimos tiempos.

Estrategias de Inversión