Tras el dato de inflación de ayer, parece quedar más claro que las bajadas de tipos serán más adelante y en menor cuantía que lo habían descontado los mercados, que se tienen que adecuar a lo que dicen los  bancos centrales.  “A finales de 2023, las expectativas de caídas de tipos de interés estaban anticipando demasiado: con un 85% de probabilidad que habría recortes en marzo, algo que no veíamos hasta mitad de año e incluso finales por las elecciones de Estados Unidos”, dice Araceli de Frutos, de Araceli de Frutos EAFI. 

Estos días estamos viendo la adecuación de las expectativas a la realidad. El IPC “mostró un leve repunte, los anteriores datos macro han sido fuertes y esto, unido a las declaraciones de los miembros de la FED de que queda trabajo por hacer,  provocó las caídas ayer en Wall Street”.  Esta experta reconoce que sigue en la misma postura: recorte de tipos para la segunda mitad de año y no anticipando tantos recortes. 

Hoy empieza la etapa de publicación de resultados. En 2023 el sector financiero dio buenos resultados pues las subidas de tipos les han venido bien para los márgenes de interese y la cuenta de resultados . Para el conjunto del año, se espera que el BPA del S&P 500 crezca el 1,3% con crecimiento también en 2025 y en Europa se prevén subidas del 5-6% para 2024-2025. “El mercado europeo cotiza a 12x PER por debajo de su media histórica, con lo que las  cada de análisis siguen previendo repuntes de BPA. Sigo pensando que hay que ser selectivos con las distintas empras y analizar cómo han absorbido la subida de tipos de interés”.  
 

Estrategias de Inversión