Nippon Steel sale de Acerinox tras vender su participación del 7,9% por 225,6 millones

Nippon Steel ha vendido todas sus participaciones en Acerinox, representativas del 7,9% del capital, por un importe de 225,6 millones de euros, mediante un proceso de colocación acelerada. Supone un descuento del -4,9% respecto al cierre de este jueves. Tras la venta de junio y esta venta Nippon Steel sale totalmente del accionariado de Acerinox. 

En total, Nippon Steel se ha desprendido de 21,4 millones de acciones de Acerinox a un precio de 10,55 euros por título, según ha informado este viernes UBS, compañía encargada de la operación, a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

La oferta, anunciada ayer y cuyos resultados se han conocido este viernes, se ha dirigido exclusivamente a inversores cualificados.

Está previsto que la liquidación de la operación se produzca el próximo 5 de octubre, según ha indicado UBS al supervisor.

Según los registros de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) el primer accionista de Acerinox es Corporación Financiera Alba con el 18,958% del capital, seguido de Daniel Bravo Andreu, con el 5,002%, e Industrial Development Corporation que ostenta un 3,041%.

Según los analistas de Bankinter se trata de una «salida esperada tras la venta el pasado mes de junio de la mitad de la participación de Nippon Steel. Esta segunda colocación, que supone la salida total del accionista japonés, se produce a un precio algo superior 10,55 euros/acción (10,20 euros/acción en junio) y con un descuento respecto al precio del mercado algo menor que el anterior (-4,9% respecto cierre de ayer vs el descuento del -5,7% anterior). El período de lock up (período de cierre) de 90 días finalizaba a mediados de septiembre» 

«El cierre de la participación reduce la posibilidad de presión sobre la acción que ahora debe basarse únicamente en fundamentales, que consideramos siguen siendo sólidos en términos de precios del níquel y de demanda. Si bien la demanda se estima continuará fuerte, en términos de márgenes el único aspecto menos positivo es el incremento en costes de energía. Mantenemos nuestra recomendación de Comprar sobre el valor», apuntan.