NH incrementa un 27,7% su beneficio hasta un récord de 128,1 millones

NH incrementa un 27,7% su beneficio hasta un récord de 128,1 millones

NH Hotel Group ha presentado sus resultados de 2023 pasado el mediodía. La compañía hotelera logró unos ingresos totales de 2.163 millones de euros, un 23% más que los 1.759 millones de euros obtenidos el año anterior, y un 26% más que los 1.718 millones de euros de 2019. El beneficio neto total del ejercicio fue de 128,1 millones de euros, con un crecimiento del 27,7% respecto al año anterior.  

Solo en el cuarto trimestre del año pasado, la compañía obtuvo unos ingresos totales de 551 millones de euros (570 millones excluyendo el impacto de la hiperinflación y devaluación de Argentina), un 10% superiores a los del mismo periodo del año anterior.   

El resultado bruto de explotación (EBITDA) en el 2023 fue de 596 millones de euros (604 millones excluyendo el impacto de Argentina), con crecimientos del 15% respecto a 2022 y de 44 millones respecto al 2019. 

En la información relevante remitida hoy a la CNMV, la hotelera subraya que los crecimientos de ingresos y beneficios, ambos récords históricos del grupo, se debieron a la continua mejora del portfolio de hoteles; al control de costes; al incremento del 13% del ADR, hasta 138 euros de media en el conjunto del año pasado; y al aumento de siete puntos porcentuales en la ocupación, que alcanzó el 68% en el conjunto de 2023.  

En el conjunto de 2023, la media de ingresos por habitación disponible (RevPAR) fue de 94 euros por noche, lo que representa un alza del 26% respecto a los 74 euros por noche de 2022, y un 21% respecto al perímetro comparable de 2019.

Los costes laborales aumentaron un 20,6% el año pasado, y los gastos de explotación un 25,6%, para representar en conjunto una tasa de conversión del 38% de los ingresos sobre el beneficio operativo bruto (GOP), gracias a la disciplina corporativa de control de costes de explotación para contener la presión inflacionista. 

Por su parte, los pagos por arrendamientos e impuestos sobre la propiedad aumentaron en 75,6 millones de euros el año pasado, debido a las incorporaciones en el perímetro y al mayor peso de los alquileres variables.  

Estrategias de Inversión