Naturgy ha comenzado la construcción de tres nuevas plantas fotovoltaicas en Castilla-La Mancha. Se trata de las instalaciones Zorita I y Zorita II, ubicadas en el entorno de la antigua Central Nuclear ‘José Cabrera’, entre los términos municipales de Almonacid de Zorita y Zorita de los Canes (Guadalajara), y de la planta Ocaña, en el término municipal de Ocaña (Toledo).

El Grupo invertirá más de 76 millones de euros en las tres plantas, que en conjunto sumarán 150 MWp de nueva potencia renovable para Castilla-La Mancha y crearán de más de 1.000 puestos de trabajo en sus distintas fases de construcción y operación.

Las tres nuevas plantas fotovoltaicas producirán alrededor de 310 GWh al año, equivalentes al consumo eléctrico anual de 86.000 hogares, y permitirán desplazar el uso de otras fuentes de generación eléctrica convencional, contribuyendo a evitar la emisión de más de 172.000 toneladas de CO2 al año. La entrada en operación de estas instalaciones está prevista en 2025.

Con el inicio de estas obras, Naturgy consolida su compromiso con la transición energética en Castilla-La Mancha. Además de estas tres fotovoltaicas, el Grupo gestiona en la región otros 20 proyectos de energía renovable con los que prevé añadir 1.000 MW nuevos de potencia.

Se trata de cinco proyectos de almacenamiento con baterías hibridados con energía solar; 12 proyectos para hibridar parques eólicos con tecnología fotovoltaica y tres para hibridar tres centrales hidroeléctricas con energía solar. Proyectos que se encuentran en distintas fases de tramitación y que contribuirán a reforzar la calidad del suministro del sistema eléctrico español, permitiendo una mayor introducción de energía renovable en la red.

Apuesta por Castilla-La Mancha

Naturgy refuerza con esta tres nueva instalaciones solares su compromiso con Castilla-La Mancha, donde actualmente opera más de 1.150 MW eólicos, fotovoltaicos e hidráulicos a través de 29 instalaciones repartidas por distintas provincias.

La compañía gestiona 12 parques eólicos: Loma Gorda, San Gil y Peña I (Tartanedo), Canredondo I (Canredondo), en Guadalajara; Malagón I y Malagón II, en Ciudad Real; y Los Pedreros (Fuente Álamo), Sierra de la Oliva (Almansa), La Losilla (Chinchilla de Montearagón), La Fuensanta (Peñas de San Pedro) y Casa del Aire I y II (El Bonillo), en Albacete.

En lo que respecta a tecnología fotovoltaica, Naturgy opera siete plantas solares. En la provincia de Ciudad Real se sitúan las plantas Picón I, Picón II y Picón III (Porzuna) y La Nava (Almodóvar del Campo) y en Toledo, Carpio de Tajo (El Carpio de Tajo), que comenzaron a funcionar en 2019, así como la fotovoltaica Toledo PV, en La Puebla de Montalbán, que es la más antigua de Europa, ya que inició su actividad en 1994 con una potencia pico de 1 MW. En  Guadalajara, por otro lado, en 2021 entró en operación la planta Canredondo.

Finalmente, y en cuanto a generación hidroeléctrica, la compañía opera en Castilla-La Mancha nueve centrales hidráulicas en las provincias de Guadalajara, Cuenca y Toledo, y una central minihidráulica en Guadalajara.

Compromiso con la transición energética

Naturgy ha asumido el compromiso de ser uno de los actores clave en la transición energética hacia un modelo de economía circular y descarbonizado. El grupo destinó un 90% de la inversión ejecutada en 2023 a proyectos de transición energética, con 1.730 millones focalizados en la generación de energía renovable y más de 900 millones en las redes de distribución.

Naturgy cuenta en la actualidad con cerca de 6,5 GW de capacidad instalada de generación renovable en operación (3,3 GW de generación eólica, 2,2 GW de generación hidroeléctrica y 1 GW de fotovoltaica), y espera acabar el año 2024 con alrededor de 8 GW de capacidad instalada operativa, a los que habría que sumar un pipeline de proyectos en desarrollo de casi 20 GW, principalmente en España, Australia y EE.UU.

En el campo de los gases renovables, Naturgy gestiona un total de 70 proyectos en diferente estado de avance, todos ellos en territorio español y focalizados en biometano (60 proyectos) e hidrógeno (10 proyectos). Naturgy quiere liderar en nuestro país la oportunidad que supone el biometano como vector de la transición energética. Según los últimos análisis de la patronal gasista Sedigas, el potencial del biometano en España podría llegar a alcanzar los 160 TWh, equivalente al 50% de la demanda actual de gas natural.

Estrategias de Inversión