NAO Sustainable Asset Management se funda en 2018, en Valencia, y fue la primera gestora española registrada en la CNMV que integra en su oferta criterios financieros y de sostenibilidad. Es una participada de Grupo Zriser (al 57%), Grupo formado por Ana y Pablo Serratosa Luján, descendientes de una saga industrial, que en su momento fueron propietarios de Valenciana de Cementos, opada por Cemex a principios de los 90’s. Pablo Serratosa es el presidente de la gestora, y Pablo Cano Escoriaza es el director de inversiones, y de hecho controla el 43% del capital restante. Cano tiene un amplio bagaje en inversiones, habiendo trabajado en Bankinter y también en Aviva, donde conoció a otro de los gestores value tan conocido en el medio – Iván Martín – y comenta “somos muy buenos amigos y compañeros”.

NAO gestiona actualmente unos 100 millones de euros, repartidos entre el Fondo con domicilio en España – NAO Europa Sostenible FI – , el espejo luxemburgués – Protea Fund NAO Sustainable Europe – y un mandato.

Cano comenta que es fácilmente comprobable que la inversión ESG (que sigue criterios de sostenibilidad medioambiental, social y de gobernanza) permite reducir el riesgo de la cartera y anticipar posibles peligros que no se ven analizando el balance o la cuenta de resultados de las compañías.  “El proceso de inversión de NAO está basado en un análisis financiero aunado a factores ESG, que te ayuda a medir de manera eficiente el riesgo de las compañías”, y claramente los resultados lo avalan, ya que fue reconocida como la gestora más rentable en 2019, con una rentabilidad cercana la 23%.

La elección de compañías es clave, y para formar parte de un fondo tan concentrado como el NAO Europa Sostenible (30 valores en promedio), debe cumplir una serie de criterios financieros como generación de caja estable y predecible, solvencia financiera, modelo de negocio, entre otros, además de los factores de sostenibilidad. Comenta que son tan meticulosos en el control de los riesgos, que el 40% de la cartera tiene caja neta positiva.  “Todo esto permite reducir el riesgo de la cartera y anticipar posibles peligros que no se ven en el balance o la cuenta de resultados”.

La gestora tiene una estructura muy plana. Además de los ya mencionados, integran este reto Pilar Lloret Martinez, directora general, con 13 años de experiencia en el sector; Emilio García Rodríguez, gestor de carteras, y más de 18 años de experiencia en mercados financieros; y Eva Prats Ripoll, responsable de middle office. Muchas de las actividades no relacionadas con gestión están externalizadas, como riesgos y valoración.

¿Cómo descubrir el próximo «Mirlo Blanco» en bolsa?

Se trata de buscar un mix de estrategia y táctica para invertir en bolsa. Da igual que haya sectores hundidos por la economía, siempre hay otros que se van a beneficiar de los mismos. ¿Cómo descubrimos el próximo «Mirlo» en bolsa?

Empezando por el de mayor volumen, el Protea Fund NAO Sustainable Europe, que alcanza un patrimonio c. 49 millones de euros, con una rentabilidad en la que va del año de -5,33% vs una caída superior al -13,5% del índice de referencia. Sin embargo, desde su lanzamiento (dic-2012) alcanza una rentabilidad de doble dígito (+15,76), superando en más de 6 puntos porcentuales a su índice. La volatilidad del fondo es del 21,52%, bastante menor que la del Eurostoxx50 (referencia), con una correlación de 0,94 y un tracking error del 12,94%. El fondo cayó en el primer trimestre de este año, pero menos que la mayoría de los competidores, para recuperar en los meses siguientes. El fondo cuenta con algo más del 12% en liquidez.

Presenta una mayor exposición a Francia y Alemania (17,4% y 12,4% respectivamente), y entre 5% y 10% de peso en España, Italia, Austria, Suiza, Países Bajos, Reuno Unido. Entre sus mayores apuestas se encuentra la australiana de cartón reciclado Mayr Melnhof Karton, con una ponderación del 8,1% y que en lo que va del año ha subido más de un 23%; le sigue el fabricante alemán de placas fotovoltaicas con mayor facturación a nivel mundial SMA Solar Technology (4,8%, de peso) con una rentabilidad superior al 8% en 2020; el segundo productor europeo de cartoncillo estucado Reno de Medici, con un peso de 4,4% en la cartera y un comportamiento prácticamente plano en el año; Koninklijke Boskalis Westminster empresa holandesa de elevación de cargas pesadas que en el año ha caído más del 27%; y otras entre las que destaca Bankinter con un peso de 3,4% y una rentabilidad negativa superior al 40%.

En el posicionamiento sectorial hay un claro sesgo a temáticas sostenibles, con un peso en reciclaje de algo más del 23%, en eficiencia energética algo más de un 18% y transporte marítimo no de mercancías 5%.

 

El fondo domiciliado en España – NAO Europa Sostenible FI- tiene un patrimonio de 9,7 millones de euros, con una rentabilidad negativa en lo que va del año del 4,93%. Sin embargo, a 1 año la rentabilidad es de +2,9%. La cartera del luxemburgués es un espejo de este fondo.

 

“Estamos convencidos que aplicar criterios ESG ayuda a mejorar el binomio rentabilidad/riego de la cartera”, finaliza Cano.