Nadia Calviño: Gobierno español sin notificación oficial sobre la entrada de STC en Telefónica

La vicepresidenta primera y ministra de Asuntos Económicos y Transformación Digital en funciones, Nadia Calviño, ha reiterado que el Gobierno sigue «muy de cerca» la entrada de STC en el accionariado de Telefónica, si bien ha indicado que el grupo saudí todavía no ha trasladado ninguna notificación oficial al Ejecutivo, que tiene que dar su visto bueno a la operación.

«Lo cierto es que no se ha producido ninguna notificación oficial y por tanto no se ha iniciado ningún trámite específico relativo a esta operación. Estamos, como no puede ser de otra manera, siguiendo muy de cerca todos los desarrollos que se puedan producir en ese contexto, pero no hay ningún cambio y ninguna novedad en este ámbito», ha afirmado Calviño en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros de este lunes.

Según la normativa vigente en España en materia de inversiones extranjeras en empresas cotizadas estratégicas, el Ejecutivo tiene que dar permiso a los inversores extracomunitarios que pretendan adquirir más del 10% de una sociedad de este tipo.

Sin embargo, este umbral se rebaja al 5% en el caso de empresas con intereses en el ámbito de la defensa nacional, como es Telefónica.

De este modo, STC debe dirigirse al Gobierno y explicar sus intenciones dentro de la compañía (como si quiere un asiento en el consejo de administración, por ejemplo) para recibir el beneplácito o no del Ejecutivo, una notificación que, según ha explicado Calviño, todavía no ha llegado.

El consejo de administración de Telefónica se reunirá este jueves, 27 de septiembre, y abordará, previsiblemente, la entrada del grupo saudí STC como principal accionista de la operadora española.

La reunión del consejo de administración tiene carácter ordinario –estaba programada con anterioridad a la irrupción de STC– y, si bien no se han desvelado los puntos del orden del día, se prevé que el movimiento de STC en Telefónica sea el tema principal del encuentro, dado que la operación cogió por sorpresa a la compañía y el máximo órgano de decisión de la empresa no estaba al tanto de la misma, lo que, según diversas fuentes, provocó el malestar de algunos consejeros.

En ese sentido, la compañía convocó el pasado 5 de septiembre –cuando STC anunció su irrupción en la empresa– diversas reuniones de urgencia y también se produjo una convocatoria por parte del presidente, José María Álvarez-Pallete, de un comité de crisis.

Estrategias de Inversión