La agencia de calificación crediticia Moody’sconfirma la perspectiva ‘estable’ para el sistema bancario español en medio de un contexto de crecimiento económico y mayores tipos de interés. A pesar de estas condiciones favorables, Moody’s ha emitido algunas advertencias relacionadas con el margen de intereses y la calidad de los activos bancarios.

Moody’s prevé un crecimiento del PIB español del 1,7% en 2023, superando la media de la zona euro. Aunque se espera que tanto el mercado laboral como los precios de la vivienda se mantengan estables, la agencia ha señalado un posible deterioro en la calidad de los activos bancarios, aunque de manera modesta.

La calificadora de riesgos ha alertado sobre un espacio limitado de mejora en el margen de intereses, a pesar de que el precio del dinero continuará respaldando la rentabilidad. Moody’s prevé un crecimiento moderado en préstamos con problemas debido a mayores costes de servicio de deuda y menores salarios reales por parte de hogares y empresas.

Si bien las ratios de capital de los bancos se mantendrán estables con amplios colchones y seguirán generando capital interno de forma robusta, Moody’s también advierte sobre la repreciación de las carteras de crédito durante 2024, lo que limitará las ganancias de rentabilidad.

En resumen, a pesar de las perspectivas positivas para el sistema bancario español, Moody’s llama la atención sobre posibles riesgos y desafíos que podrían afectar la rentabilidad y la calidad de los activos de los bancos en los próximos años.

Estrategias de Inversión