Modestas ganancias en Wall Street a la espera de los anuncios de la Fed

El DOW JONES sube un 0,53% hasta los 30.870 puntos, por el 0,57% que se anota el S&P 500, en 3.877 puntos. El NASDAQ 100 sube un 0,39% hasta los 11.469 puntos en la apertura.

Los índices neoyorquinos cayeron ayer martes, primer día de la reunión del Comité Federal de Mercado Abierto (FOMC por sus siglas en inglés). El Dow perdió un 1,01%, mientras que el S&P 500 y el Nasdaq Composite cayeron un 1,13% y un 0,95%, respectivamente.

“Nunca sabremos con certeza si los mercados de renta variable han tocado fondo este año sin probar con éxito los mínimos de junio”, cree John Lynch, director de inversiones de Comerica Wealth Management. “Sin duda, la reciente debilidad técnica de los precios de las acciones debe enfrentarse ahora a la determinación de los responsables de la política monetaria en su lucha contra la inflación”.

Todas las miradas están puestas en las decisiones de política monetaria de la Reserva Federal, que se conocerán a las 20:00 hora española. Los inversores esperan que el banco central lleve a cabo su tercera subida consecutiva de los tipos de interés de 75 puntos básicos, si bien no está cerrada del todo la puerta a un alza mayor. La lectura del IPC en agosto, más alta de lo esperado, y los comentarios de los dirigentes de la Reserva Federal sobre las subidas de tipos han pesado sobre la Bolsa en las últimas semanas.

“El enfoque de reunión por reunión y dependiente de los datos que han adoptado los bancos centrales de todo el mundo permitirá una cierta relajación en el ritmo de endurecimiento de la política monetaria en los próximos meses”, apunta el economista jefe de EY Parthenon, Gregory Daco, en una nota. No obstante “los banqueros centrales han advertido que tal acción sólo se produciría si (y cuando) hay pruebas convincentes de enfriamiento de la inflación”.

En los mercados de renta fija, muy sensibles siempre a los cambios en la política monetaria, los rendimientos de los bonos del Tesoro estadounidense bajan este miércoles tras alcanzar en los últimos días niveles no vistos en más de una década. La rentabilidad del bono a dos años, que alcanzó su nivel más alto desde 2007 en la sesión anterior, baja unos 2 puntos básicos hasta el 3,948%. El rendimiento del bono de referencia a diez años baja al 3,54% tras alcanzar su nivel más alto desde 2011.

En el ámbito empresarial, las acciones de Stitch Fix caen con fuerza después de que la compañía no solo no haya cumplido con las expectativas de ingresos del cuarto trimestre, sino que ha emitido una orientación de ventas más débil de lo esperado, con una caída además en los clientes activos. Los ingresos del cuarto trimestre de Stitch Fix ascendieron a 481,9 millones de dólares, por debajo de la estimación de 489,4 millones de dólares. Las previsiones de ingresos del primer trimestre se redujeron a un rango de entre 455 millones y 465 millones de dólares, y las previsiones de ventas para todo el año se revisaron a una cifra entre 1.760 millones y 1.860 millones de dólares. Wall Street esperaba 2.100 millones de dólares. 

La consejera delegada Elizabeth Spaulding escribió en el comunicado de resultados que “el entorno macroeconómico actual y su impacto en el gasto minorista ha sido un desafío para navegar, pero seguimos comprometidos a trabajar en nuestra transformación y volver a la rentabilidad” Las acciones de Stitch Fix han caído un 75% en lo que va de año.

También malas noticias en el parqué para Beyond Meat. La compañía ha suspendido con efecto inmediato a su director de operaciones, Doug Ramsey, tras las acusaciones de que golpeó a un hombre y le mordió la nariz. Beyond Meat emitió un comunicado señalando que Jonathan Nelson, vicepresidente senior de Operaciones de Fabricación, supervisará las actividades de las operaciones de forma interina. Ramsey fue arrestado el sábado por la noche, según los registros judiciales.

Las acciones de General Mills escapan del pesimismo, con subidas de un 1,8% después de que el productor de alimentos haya presentado un beneficio trimestral mejor de lo esperado y elevado su previsión de ventas para todo el año. La compañía espera beneficiarse de la subida de precios y de la fuerte demanda de cereales, snacks y comida para mascotas.

En cuanto a las recomendaciones de los analistas, Estee Lauder sube después de que Goldman Sachs haya elevado su recomendación a ‘comprar’ desde ‘neutral’, subiendo además el precio objetivo de 298 a 303 dólares. 

Mientras, en los mercados de materias primas, los precios del petróleo rebotan ante la amenaza de una escalada en la guerra de Rusia contra Ucrania. El barril de West Texas sube un 1,99% hasta los 85,94 dólares, mientras que los Futuros del petróleo Brent de referencia en Europa se anotan un 2,07% hasta los 92,75 dólares el barril. 

El presidente ruso Vladimir Putin ha anunciado hoy una “movilización parcial” de la población y ha prometido anexionar los territorios ocupados. En un mensaje televisado, califica estos movimientos de “medidas urgentes y necesarias para defender la soberanía, la seguridad y la integridad territorial de Rusia”.

Las palabras de Putin también se dejan notar en las cotizaciones de los contratistas de defensa. Las acciones de compañías como Lockheed Martin, Northrop Grumman, Raytheon Tech  o L3 Technologies avanzan en Bolsa.

En cuanto a las divisas, el dólar alcanza máximos de 20 años a la espera de la Fed. El índice del dólar avanza hasta los 110,36 puntos logrando incluso rebasar un nuevo máximo de 20 años en la jornada de este miércoles, al tiempo que el euro se deja un 0,50% hasta los 0,9920 dólares por cada moneda comunitaria. El euro acumula una caída en lo que va de año del 12,47% frente al billete verde.

Estrategias de Inversión