– 00m25s ¿Cómo valora las últimas declaraciones del presidente de la Reserva Federal y el rebote de Wall Street?

Veníamos tiempo esperando un cambio de actitud, el famoso pivot, que hay analistas que aún no lo ven. Es previsible en cierta manera porque la política monetaria ultrarestrictiva que ha llevado a cabo la Reserva Federal este año con subidas de tipos casi sin precedentes tengan efecto en la inflación y las cifras de inflación ya dan señales que han llegado a un pico y tienen un efecto negativo sobre la economía. Las presiones a las que se están viendo sometidos los miembros de la Reserva Federal por esta política monetaria que va a dañar a la economía, por ejemplo ayer vimos los datos de PMI de Chicago en mínimos desde la crisis del Covid-19 en niveles de 35-36, que son niveles muy bajos. No van a terminar con la subida de tipos de interés, pero de una manera mucho menos agresiva y de hecho el tipo de interés final que se anticipa en los mercados ya ha bajado de un 5,10% a un 4,85%, y probablemente sea aún algo más bajo. 

Entonces esta reacción que, como digo, en cierta manera era previsible y ayer lo manifestó con un cambio evidente en el discurso de haber sido muy agresivo, muy hawkish, a ser menos, incluso algo dovish. Las bolsas en general, los activos de riesgo en general, lo han recibido de manera correcta y ayer vimos con subidas de casi del 5% en el Nasdaq, que es uno de los índices con más sensibilidad a los tipos de interés. Podemos decir ya que sí que estamos más cerca del final de las subidas de los tipos de interés y que el tipo de interés final va a ser más bajo de lo que se preveía anteriormente. Eso va a afectar positivamente, pues, a los índices bursátiles y negativamente al dólar estadounidense.

– ¿Cree que la desaceleración de la inflación y una subida de tipos menos agresiva es una oportunidad para tomar ya posiciones en renta variable?

Como digo, esto ya se estaba, en cierta manera, se estaba anticipando en el mercado, sobre todo en el mercado de renta fija. El mercado de renta fija nos estaba diciendo en Estados Unidos, los bonos de Estados Unidos nos estaban diciendo que, bueno, que no se creían en cierta manera que fueran a llevar los tipos a niveles, se llevó a hablar por encima incluso del 6%. El bono a 10 años cayó con la última cifra de inflación, muy por debajo de los máximos del 4,35% y ahora están niveles de 3,60-3,65%. El mercado ya había reaccionado con subidas, llevamos casi un mes y medio de subida. Ahora sí que se puede decir, casi con toda seguridad, muy improbable que no sea así, que el suelo, por lo menos en el corto y medio plazo lo hemos visto. Podemos ver recuperaciones y subidas, más adelante, muy dependientes de los datos, eso sí, muy dependientes de los datos de inflación, de empleo y de crecimiento, así se va a mover el mercado, dato dependiente, cómo conocemos, como así se denomina este movimiento en mercado. No vamos a ver un rally excesivo, eso va a depender también ya para el año que viene de los resultados que se vayan publicando del último trimestre, pero sí que podemos augurar que hemos terminado con el mercado bajista.

– ¿Cómo ve al Ibex 35 y al resto de bolsas europeas?

Bueno, en el escenario de una Europa es algo diferente, la situación de la economía general en Europa es peor que en Estados Unidos, sobre todo por el tema del coste de la energía, la guerra de Ucrania y los niveles de inflación, en general, en Europa también son bastante más altos, aunque ya hemos visto alguna primera señal de que están tocando techo. El Ibex 35 está mostrando mejor comportamiento que el resto de los índices europeos, gracias a una menor inflación y al mayor crecimiento que se ve en España, por lo tanto podemos ver algún tipo de avance todavía durante este mes por encima de la zona de 8.500 puntos. Diferente es el caso de Alemania, la subida de tipos de interés del Banco Central Europeo (BCE) se va a producir sí o sí, independientemente ya de lo que haga la Reserva Federal, tienen que ajustar los tipos de interés, eso le va a afectar y está cerca de niveles de resistencia el DAX, presenta niveles de sobrecompra, por lo tanto difícilmente va a ir mucho más arriba de lo que está actualmente.

– ¿Cree que hay oportunidades en las acciones que han sido más castigadas este año como las tecnológicas y las empresas de crecimiento en general?

Pues sí, en principio, el discurso de Powell y lo que se deriva de él, que son expectativas de tipos de interés finales más bajos, afecta positivamente y muy directamente a las empresas tecnológicas que son las más sensibles a los tipos de interés. Efectivamente son las que más han sufrido, pongamos por ejemplo, Microsoft que ha caído un 26% durante todo el año, está muy infravalorada y estamos viendo recuperaciones importantes, formaciones técnicas de vuelta. Por ejemplo, en el caso de Microsoft apunta a niveles de 277 y 280 dólares, cotiza ahora en los 254 dólares aproximadamente y hay revisiones de algunos bancos de inversión valorándolas positivamente. Parece que sí que puede ser una oportunidad ahora mismo por los niveles tan bajos a los que cotiza una compañía sólida como Microsoft.

Estrategias de Inversión