Esta subida de la inflación supone para M&G una oportunidad en los bonos ligados a la inflación de EEUU, un activo con menos riesgo que la renta variable, y las acciones de los bancos, que pueden ser una de las sorpresas positivas de 2021. “Hay evidencia histórica que una inflación media o alta beneficia a los bancos porque se benefician en la intermediación bancaria”, explica Nicolo Carpaneda, director de inversión de renta fija de M&G. 

Todo este movimiento que puede llegar a ser inflacionario se debe al cambio de estrategia que tomó la Reserva Federal en su última reunión de agosto al situar su objetivo de inflación no en el 2%, sino por encima si con ello se consigue reducir el desempleo y a aumentar el crecimiento económico, lo que en la jerga financiera se llama un objetivo asimétrico de la inflación.

M&G: "Los bancos pueden ser una de las sorpresas positivas de 2021"

Apúntate a los Webinarios gratuitos de Análisis Bursátil

El departamento de análisis de Estrategias de Inversión realizará una serie de webinarios los inversores, tanto desde el punto de vista de oportunidades en el corto plazo a inversiones a largo plazo. Descubre los que hemos preparado.

“En las últimas semanas hemos visto ya una reacción en el mercado por esta decisión de la Fed con caídas del 10% en el Nasdaq. Los inversores ven ahora con buenos ojos tomar posiciones en activos de menor riesgo como los bonos ligados a la inflación si los precios suben y desinvertir parte de sus carteras en activos de riesgo como la bolsa”, comenta Carpaneda en una presentación de la gestora ante la prensa. El experto cree que si esto continúa el inversor minorista puede sufrir a corto plazo, ya que han sido los grandes compradores durante los peores meses del Covid-19.

M&G cree que el escenario actual es más favorable a la renta variable europea frente a la estadounidense tras el ‘rally’ acumulado en los valores ligados a la tecnología y el mayor potencial de recuperación de las compañías europeas, el crédito corporativo frente al soberano y los bonos ligados a la inflación tras el cambio de paradigma de la Fed. Asimismo, M&G considera que las valoraciones son exigentes tras un semestre donde se han visto recuperaciones del 75% e incluso subidas por encima de niveles de principio de año. 

La entidad con sede en Londres apunta también que los traders de Wall Street están, en su mayoría, con posiciones cortas abiertas en el dólar y largos de otras divisas como el euro, el yen japonés o el franco suizo.

A nivel macroeconómico, destacan que la economía global está avanzando con rapidez como muestran los PMI y está al 80% de su nivel pre pandemia. Una cuestión que preocupa a M&G en este entorno es la gestión de los incentivos puestos en marcha por gobiernos y bancos centrales, que podrían generar nuevos problemas a las economías.