Meliá agota todo el potencial que le daban los analistas: ¿Y ahora qué?

Retrocesos para Melia Hotels, que se deja a media mañana un 0,82% hasta los 6,07 euros dentro de un IBEX 35 que a la misma hora retrocede un 0,55%. La hotelera se toma un ligero respiro dentro de su espectacular rally de enero, en el que el valor acumula una revalorización de un 33,6% hasta elevar la capitalización bursátil al entorno de los 1.350 millones de euros.

Esta espectacular revalorización ha hecho que en apenas cuatro semanas Meliá haya agotado todo el potencial que le daban los analistas a largo plazo, y que era de más de un 30% a comienzos de 2023. De acuerdo con los datos recogidos por Reuters, de media las casas de análisis le dan una recomendación a Meliá de ‘mantener’, con un precio objetivo de 6,07 euros en línea con la actual cotización.

Desde el punto de vista del análisis técnico, las acciones de Meliá presentan una resistencia a largo plazo de 6,56 euros, mientras que los soportes a largo plazo quedan ya lejos, en 4,062 euros.

En este entorno, la directiva de Meliá ha mantenido un encuentro con analistas en la que el mensaje “sigue siendo positivo”, según señala Iván San Félix, analista de Renta 4, en una nota. 

El experto destaca siete puntos de este encuentro: 

“Se mantiene la tendencia de las reservas, RevPar y de la evolución del negocio desde el tercer trimestre.

El nivel de reservas actualmente es similar al que tenían a estas alturas del año en 2019. Se mantiene las reservas de ‘último minuto’ aunque ya se empieza a reservar de cara al verano.

Los precios siguen siendo más elevados que los de 2019 y la ocupación sigue estando por debajo.

La evolución de los grandes eventos (MICE) está siendo muy favorable. Fitur ha sido un éxito y las perspectivas para el MWC de Barcelona son muy favorables. Se llenan los hoteles y a precios más elevados que antes si bien el número de eventos es inferior. Todavía faltan eventos en el calendario.

Insisten en mejorar el margen EBITDA para 2024 +250 pb desde el 26,4% de 2019. Nosotros creemos que el entorno de inflación persistente, en el que están subiendo prácticamente todas las partidas de gastos, podría comprometer dicho cumplimiento y nuestras estimaciones son más conservadoras (margen EBITDA 2024 R4e 27%).

En cuanto al acuerdo sobre los hoteles Tryp (17 hoteles en España y 2.706 habitaciones), el acuerdo será bajo la modalidad de gestión (antes alquiler). El cambio de modalidad conllevará implicaciones en la cuenta de P&G. Meliá calcula que en un año bueno (2019) estos hoteles aportaban unos 100 millones de euros de ingresos al año, en torno a 30 millones de EBITDA y 4 millones de resultado neto. A partir el segundo trimestre de 2023, cuando se espera que entre en vigor el nuevo acuerdo, Meliá tendrá impacto a nivel de ingresos y EBITDA que se equilibrará prácticamente en términos de EBIT y resultado neto.

Esperan cerrar el acuerdo de la venta de hoteles anunciado inicialmente para l primer semestre de 2022 en el primer trimestre de 2023”.

“Valoramos favorablemente la evolución actual y las perspectivas en base al nivel de reservas y los precios”, señala San Félix, que destaca que “Meliá está sorteando la “esperada desaceleración” mejor de lo que se preveía hace unos meses”. 

“En consonancia, los títulos han reaccionado al alza desde unos niveles deprimidos. Consideramos que la situación macro continúa siendo compleja y que todavía se tienen que despejar algunas dudas para tener una mejor visión sobre la evolución del grupo en los próximos meses, por lo que recomendamos cautela. Por  otro lado, creemos que el acuerdo para seguir ligados a la gestión de los 17 hoteles Tryp es positivo y es acorde a la estrategia de un modelo “asset light”. 

Renta 4 da un consejo a Meliá de ‘sobreponderar’, con un precio objetivo de 7,5 euros.

Suscríbete a Estrategias de Inversión y disfruta del área Premium.

Estrategias de Inversión