El activo, un hotel de 10.339 m2 construidos, tiene 157 habitaciones, y ostenta la categoría 4 * en un destino que recibe más de 83 mil visitas al año y que en los últimos años ha trabajado muy bien la promoción del turismo de verano. Esto ha permitido desestacionalizar la demanda y atraer turistas durante todo el año. Ubicado en el corazón de Formigal, el hotel está muy próximo a la zona comercial y de ocio, cuenta con varios puntos de restauración, incluyendo terraza, sala de reuniones, parking (50 plazas) y un spa con piscina interior.

El posicionamiento del activo de cara al futuro se centra en la búsqueda de un operador, además, se enmarca en el plan de regeneración y unificación de las cuatro estaciones de esquí en los valles de Tena y Aragón, Canfranc, Candanchú, Astún y Formigal-Panticosa a largo plazo.

Juan Antonio Gutiérrez Hernando, consejero delegado de Mazabi, ha comentado que esta operación encaja en el plan estratégico de la compañía de continuar invirtiendo en activos turísticos, tanto de tipología urbana como vacacional (en mar y montaña). Con esta última adquisición, Mazabi cuenta con 19 activos hoteleros. En el plan estratégico de 2023 también se dará salida a varios activos hoteleros que ya han cumplido su plan de negocio.

Javier Oroz, director de hoteles en Savills ha comentado que “existe una gran oportunidad de rentabilidad y reposicionamiento en los destinos de montaña, gracias al buen comportamiento de la demanda de ocio y la escasez de una oferta de calidad. Aragón Hills es el referente hotelero de Formigal, un destino en con una tendencia de crecimiento operativo muy positiva.”

Estrategias de Inversión