Los directivos de Mapfre Asset Management (AM) han señalado este miércoles en un encuentro con los medios que prevén un 2024 positivo para los mercados -aunque no tan bueno como 2023, ha aducido el director general, Javier Lendines- y «no descartan» llevar a cabo operaciones corporativas que puedan implicar la adquisición de otras compañías.

En lo referente a las previsiones del mercado, Lendines ha asegurado que los mercados financieros son cada vez más complejos: «hace años se podía tomar decisiones con datos macroeconómicos y fundamentales de las empresas».

En ese sentido, ha recordado que, en contra de lo que se hubiera esperado, desde el ataque de Hamás a Israel el pasado 7 de octubre, el precio del Brent no ha hecho más que depreciarse y las bolsas se han crecido con fuerza.

Así, apunta a un 2023 que va a terminar con rentabilidades «muy interesantes», por encima del 20% en casos como el Ibex 35 o, por lo menos, con el doble dígito garantizado. De su lado, la renta fija también ha ofrecido buenas rentabilidades, con segmentos conservadores como los monetarios rentando al 3%.

De cara al próximo ejercicio, ha apuntado que «el año que viene puede ser bueno, quizá no tan bueno como este, pero bueno al fin y al cabo».

Desde la firma han señalado que «no descartan» llevar a cabo operaciones corporativas que puedan implicar la adquisición de otras compañías. Aunque no han dado más detalles al respecto, esta declaración muestra la intención de Mapfre AM de expandirse y fortalecer su posición en el mercado.

En cuanto a las previsiones más detalladas, desde Mapfre AM señalan que los bancos centrales moverán los tipos a la baja, pero creen que el mercado es demasiado optimista y prefieren alinearse con el mensaje, algo más duro y escéptico con el recorrido inflacionista, de los banqueros centrales.

En esa línea, apuntan que los fondos de inversión de duración corta pueden tener un buen comportamiento el año que viene, en tanto que en el crédito corporativo han expresado que no están tan positivos por unas valoraciones que se antojan demasiado altas, no porque se vayan a producir problemas de impago.

Respecto al plazo largo, han recordado que el Banco Central Europeo (BCE) va a seguir reduciendo el balance tras años de compra de deuda pública y que, por ello, anticipan que las primas de riesgo de los países de la periferia de la eurozona pueden ampliarse, alcanzando el bono español un diferencial de 150 puntos con el bono alemán; mientras que el italiano podría escalar hasta los 250 puntos.

El ambiente general es propenso y tranquilo, ya que han advertido que, aunque la desaceleración pueda traducirse en recesión, lo cierto es que la economía «está sana» a la vista de la fortaleza laboral de Estados Unidos y de Europa, cuyas tasas de desempleo están en mínimos.

Ese contexto, unido al esperado -aunque de manera menos intensa que el mercado- recorte de tipos, dibuja un escenario propicio para la inversión, ámbito en el que ven con buenos ojos a sectores como el financiero (bancos, aseguradoras, etc), el tecnológico y el farmacéutico. Por geografía, han expresado que les llama más la bolsa europea que la estadounidense por precio, aunque esto puede cambiar.

Mapfre AM celebra haber alcanzado los 10.000 millones de euros en activos bajo gestión de fondos y planes de pensiones. Además, destacan que el volumen de patrimonio en asesoramiento financiero alcanza los 1.400 millones de euros. También prevén seguir reforzando la red comercial y de agentes, especialmente en zonas rurales.

Estrategias de Inversión