Mientras que los inversores globales siguen apostando por la renta variable global y en especial la norteamericana, los inversores europeos tiran para casa, con el 78% de los encuestados apostando que la renta variable europea subirá en los próximos doce meses, el porcentaje más alto de los últimos dos años, según se aprecia en la última Encuesta Mundial y Europea de gestores de fondos de BofA (FMS).

No obstante, y derivado del fuerte repunte de finales del 2023, el 51% de los inversores europeos espera una caída del mercado a corto plazo (vs. 56% del mes pasado), y solo la mitad de ellos espera un descenso de los beneficios resultado de la ralentización del crecimiento y el desvanecimiento de la inflación, lo que supone un marcado descenso con respecto al 75% del mes pasado. 

Entre los trades más concurridos, se observa que los Magníficos 7 siguen siendo el largo más largo de EE.UU. desde octubre de 2022, mientras que la exposición a China es el segundo más corto, y además un 25% de los inversores consideran que la infraponderación en China es la estrategia correcta. 

Según Michael Hartnett, estratega en BofA, es el FMS más alcista en 2 años, con un menor posicionamiento en efectivo (de 4.8% a 4.2%), resultado de favorables expectativas del crecimiento, las mayores en 2 años.

El liderazgo de la renta variable estadounidense sigue a flote, con la tecnología americana siendo aún la apuesta de los gestores internacionales, así como las compañías grandes de crecimiento, mientras las grandes de sesgo value son menos queridas, al igual que las small caps.

TE INTERESA

Estrategias de Inversión ofrece una cartera de bolsa y  fondos en la sección premium, con un objetivo de crecimiento a largo plazo y que invierte en las megatendencias más atractivas en cada momento.

Descubre las carteras y los análisis independientes para invertir en sectores con tendencia alcista en la zona premium de Estrategias de Inversión

Estrategias de Inversión