Los futuros de Wall Street cotizan con signo mixto pese al dividendo de Microsoft

Al cierre de la Bolsa de Nueva York, el DOW JONES Ind Average restó 292,06 puntos, hasta 34.577,57, mientras que el selectivo S&P 500 bajó un 0,57 % o 25,68 enteros, hasta 4.443,05.

El Dow Jones, S&P 500 y el índice Russell 2000, de pequeña capitalización, acumulan caídas en seis de los últimos siete días. El martes marcó el quinto día consecutivo de pérdidas para el Nasdaq. En septiembre, el Dow Jones baja más de un 2% y el S&P 500 baja un 1,8%.

Las crecientes preocupaciones de los inversores acerca de que la variante delta junto con las dudas sobre la próxima reunión de la Reserva Federal centran la atención y la preocupación de los inversores. «Seguimos siendo positivos en la perspectiva de la renta variable y esperamos que el S&P 500 alcance los 4.700 a finales de este año y supere los 5.000 el próximo año con ganancias mejores a las esperadas”, apunta el estratega de JPMorgan Dubravko Lakos-Bujas. 

Septiembre ha sido históricamente un mes a la baja para los mercados, que han experimentado una caída promedio de 0,56% en el mes desde 1945, según CFRA. Y después de ocho meses de subidas seguidas, los analistas dicen que un retroceso importante podría ser inminente.

Las acciones de Microsoft suben más de un 1% en las operaciones previas a la apertura de la sesión este miércoles después de anunciar un aumento de dividendos y un importante programa de recompra de acciones de 60.000 millones de dólares. El gigante tecnológico con sede en Redmond (Washington) también declaró un dividendo trimestral de 0,62 dólares por acción, lo que representa un aumento de 6 centavos o el 11% con respecto al trimestre anterior. La junta directiva del gigante tecnológico aprueba el nombramiento de Brad Smith como presidente y vicepresidente

Apple se recupera ligeramente después de que las acciones cayeran este martes tras la presentación de un nuevo iPhone y otros productos.

Los títulos de las compañías petroleras, que han sido apuestas populares entre los inversores que se muestran optimistas ante la recuperación económica, suben también en el ‘premarket’ de Wal Street después de que el West Texas haya conquistado los 71 dólares.

En EEUU, el IPC resultó ser menor de lo esperado. De hecho, los precios al consumo subyacentes en EEUU aumentaron en agosto a su ritmo más lento en seis meses, ya que los precios de los vehículos de motor usados cayeron, lo que sugiere que la inflación probablemente ha tocado techo, aunque podría seguir siendo alta durante un tiempo ante las persistentes limitaciones de la oferta. Así quedaron los datos:  +0,3% mensual y +5,3% para los doce últimos meses. El IPC subyacente subió al +0,1% mensual y hasta el +4% anual.  

El dólar se debilitó frente al resto de principales divisas. Todo ello consecuencia de una primera interpretación de los datos por parte de los inversores, en el sentido de que los mismos darían un cierto margen a la Reserva Federal (Fed) a la hora de iniciar el proceso de retirada de estímulos monetarios -el mercado descuenta ahora el anuncio del inicio del proceso en la reunión del Comité Federal de Mercado Abierto de la Fed (FOMC) de noviembre y el comienzo del mismo antes de finales de año o al inicio de 2022- A estas horas, el euro se mantiene plano frente al dólar, hasta las 1,1808 unidades. 

En China la economía sigue desacelerándose: el consumo privado subió 2,5% anual en el mes de agosto (se esperaba 7,4%; el mes anterior había sido +8,5%). La inversión en bienes de capital fijo (en China, también) subió en el período enero-agosto un 8,9% (se esperaba 9,1% y el dato anterior había sido 10,3%). La producción industrial de China aumentó un 5,3% en agosto, por debajo del 6,4% de julio; las ventas minoristas aumentaron un 2,5% en agosto. 

La primera subasta de reservas de crudo que realiza China podría tener un impacto enorme en la confianza del mercado, ya que demuestra que el principal importador de petróleo sigue comprometido a frenar la inflación controlando los precios de las materias primas, dijeron expertos.

Todo en una semana que cierra con una cuádruple vencimiento de los contratos derivados sobre índices y acciones en los mercados occidentales al ser fin de trimestre. “Este hecho entendemos que va a provocar un aumento de la volatilidad en estas bolsas en los próximos días, distorsionando el comportamiento del mercado de contado, algo que ya podría estar ocurriendo, factor éste que dificulta el poder sacar conclusiones sobre el estado real por el que atraviesan las bolsas en estos momentos”, reconocen los expertos de Link Securities. 

La tasa de inflación británica registró un aumento récord el mes pasado para alcanzar su nivel más alto en casi una década, por encima de las previsiones de los economistas, aunque gran parte del impulso se debió a los precios de los restaurantes, artificialmente presionados a la baja hace un año por los subsidios del Gobierno.

En el mercado de materias primas, el crudo West Texas estadounidense sube un 1,72% hasta los 71,52 dólares. El Brent, de referencia en Europa, cotiza en los 74,61 dólares con un alza del 1,63%. El Bitcoin sube un 3,05% hasta los 47.429 dólares. 

La cotización del euro frente al dólar se colocaba en 1,180622 ‘billetes verdes’, mientras que la prima de riesgo española se sitúa en los 64,85 puntos básicos, con el interés exigido al bono a diez años en el 0,30%.