Los CEOs de las compañías piden "un gobierno estable y moderación"

El presidente de Abanca, Juan Carlos Escotet, ha apelado a que haya un gobierno «estable y conformado» cuanto antes, porque eso, a su juicio, será «mucho mejor para España». Considerando «un poco prematuro» el momento «para hacer un juicio de lo que pueda resultar» tras las elecciones del pasado 23 de julio, Escotet ha subrayado que «mientras más rápido se forme un nuevo gobierno, mejor para la economía».

Y es que entiende que hay «prioridades relevantes que necesariamente tendrán que ser atendidas». Cree que la más importante es el control del gasto público y la reducción del déficit: «Hay que atenderlo y eso supone reformas estructurales que tomarán un tiempo implementarse», ha señalado. En este sentido, pide «estabilidad en las reglas de juego» y subraya que «hay que evitar a toda costa decisiones que puedan generar inseguridad e incertidumbre en los agentes económicos y que por supuesto afectan a la credibilidad del país y su atractivo como destino de inversión y desarrollo de la iniciativa empresarial».  

Otro elemento «muy importante» al existir «fecha muy acotada» es el relativo a «acentuarse la agilidad y el rigor en la canalización de los fondos Next Generation«, ha dicho. «Tenemos tiempos muy cortos y es una oportunidad histórica que puede permitir ayudar a la economía en retos de descarbonización y digitalización. Esto apremia, por eso, mientras más rápido podamos tener un gobierno estable y conformado, mucho mejor para España», ha resuelto.

El director financiero de Mapfre, Fernando Mata, ha optado por no comentar aspectos del resultado electoral del pasado 23 de julio, aunque sí se ha enfocado en la parte económica, al señalar que lo que «le gusta» a su compañía es que haya «estabilidad económica, un margen regulatorio estable y una mejora en las condiciones sociales», ya que si la economía funciona, «nos irá también bien a Mapfre».

El CEO de CaixaBank, Gonzalo Gortázar ha querido destacar que España ya ha vivido situaciones similares en el pasado y ha logrado mantener su crecimiento económico por encima de la media de la Unión Europea. Ha llamado a «normalizar» la situación y a confiar en la fortaleza de la economía española. Además, ha mencionado los deberes del próximo Gobierno, entre ellos, mantener el crecimiento económico, controlar la inflación y priorizar la asignación de los fondos Next Generation. También ha insistido en la importancia de llevar a cabo las reformas estructurales necesarias para mejorar la productividad a medio plazo

Gonzalo Gortázar, consejero delegado de CaixaBank, ha expresado su opinión sobre el tipo impositivo del sector bancario. Según Gortázar, el sector bancario debería tener un tipo impositivo efectivo del 25% como el resto de empresa, ya que paga el 40%. Sin embargo, ha cuestionado esta diferenciación y ha preguntado por qué se penaliza a las entidades financieras, afirmando que no es por ganar mucho dinero. Para él, no tiene sentido gravar a la banca más que otras actividades, ya que esto perjudica al país. Por tanto, ha pedido tener un debate sereno sobre el sector y ha destacado que el impuesto está recurrido ante la justicia, planteando la posibilidad de que se elimine o modifique en un futuro.

Además de expresar su opinión sobre el tipo impositivo del sector bancario, Gonzalo Gortázar, consejero delegado de CaixaBank, ha pedido un debate sereno sobre el sector en general. Según él, el sector bancario forma parte del crecimiento del país y no debería ser tratado de manera negativa. En este sentido, ha mencionado la importancia de centrar el debate en si es necesario el gravamen extraordinario impuesto a la banca para 2023 y 2024, antes de decidir si el impuesto al sector debe ser permanente o no. Gortázar ha destacado que el sector bancario ha sido objeto de medidas fiscales y regulatorias en los últimos años, por lo que considera necesario analizar si estas medidas son justas y equitativa

Estrategias de Inversión