Los inversores en Reino Unido muestran una preferencia por los bonos antes que la renta variable, según los datos de Lipper del mes de agosto.

Visión de las clases de activos
– Los fondos del mercado monetario y de renta variable registraron las mayores salidas, con 7.500 millones de libras y 5.600 millones de libras, respectivamente.
– Mientras tanto, a pesar de la gran venta de bonos del gobierno del Reino Unido, los fondos de bonos disfrutaron de los mayores flujos positivos, con 2.300 millones de libras.
Activos frente a pasivos
– El total de reembolsos del mes fue de 10.500 millones de libras, de los cuales todos, excepto 304 millones de libras, correspondieron a fondos de gestión activa.
– Los ETFs dominaron las ventas de bonos pasivos, llevándose 812 millones de libras frente a 384 millones de libras de los fondos de inversión.
Clasificaciones
– Sólo una de las 10 clasificaciones más vendidas fue la de renta variable (renta global), ocupando Bond Global GBP y USD los dos primeros puestos.
– La renta variable global, por el contrario, ha perdido su condición de favorita, con 872 millones de libras de salidas, con Europa, Asia, Reino Unido (especialmente Smid) y Estados Unidos también vendiendo.
Flujos ESG
– Los fondos de renta variable ESG tuvieron su segundo mes negativo consecutivo, perdiendo 863 millones de libras.
– Los fondos ESG de activos mixtos y de renta fija registraron entradas de 188 millones de libras y 180 millones de libras, respectivamente.
Visión de los gestores de activos
– True Potential fue la promotora que más vendió, con unas ventas netas de 432 millones de libras, de los cuales 411 millones correspondieron a fondos de activos mixtos.

Los reembolsos de fondos de inversión y ETFs en Reino Unido fueron de unos 10.500 millones de libras en agosto, de los cuales 7.500 corresponden a salidas de fondos del mercado monetario, y prácticamente el 97% de esas salidas fueron en ETFs. La rentabilidad de los bonos gilts a 10 años aumentaron en la mayor proporción desde hace casi 30 años, resultado de los temores inflacionarios y también por recesivos entre los inversores.

En los últimos doce meses, los monetarios acumulan reembolsos de 26.100 millones de libras, a pesar de las entradas netas del mes de julio de unos 2.100 millones de libras.

No obstante, los fondos de renta fija registraron flujos positivos en agosto por 2.300 millones de libras y casi en proporciones iguales en cuanto a gestión activa y pasiva. Uno de los fondos más favorecidos en el mes fue el fondo Allianz Strategic Bond, con flujos de entrada por 245 millones de libras.

Por su parte, el FTSE 100 cayó al igual que los principales índices de renta variable, sobre todo a partir del 19 de agosto, donde las caídas se precipitaron, a pesar de ese sesgo «value» del índice inglés. Con esto en mente, es facil deducir que hubiera reembolsos en los fondos de renta variable, ascendiendo a unos 5.600 millones de libras en agosto, de los cuales más del 80% correspondieron a vehículos de gestión activa.

Respecto a los fondos alternativos,  los inversores siguen apostando por ellos con unos 224 millones de libras, de los cuales casi 300 millones se destinaron a dos fondos, uno de multiestrategias alternativas y otro de rentabilidad absoluta. Si los mercados siguen en dificultades, será interesante ver si más inversores buscan estrategias que hagan hincapié en la limitación de pérdidas.

Como se puede observar, los inversores priman a la gestión activa en momentos como los actuales, marcados de alta volatilidad, resultado de la flexibilidad y capacidad de ajuste ante un nuevo paradigma, excepto en el caso de los fondos de bonos globales y gubernamentales en dólares, donde prima la gestión pasiva:

Los bonos globales, en libras esterlinas y en dólares, se han llevado en conjunto 1.200 millones de libras esterlinas, aunque la forma en que se han invertido es muy diferente: Bond Global GBP ha sido principalmente activo (691 millones de libras esterlinas frente a 124 millones de libras esterlinas pasivas), mientras que todos menos 4 millones de libras esterlinas de su homólogo en dólares han sido pasivos.

Siendo uno de los fondos que más entradas netas experimentó en agosto en bonos globales en libras el fondo Allianz Strategic Bond, con unos 245 millones de libras, seguido de lejos por el iShares Overseas Government Bond Index con 97 millones de libras.

El fondo de Allianz, con unos 2.526 millones de libras es un 4 estrellas Morningstar, que a pesar de la caída en 2022, en el largo plazo lo hace mejor que sus competidores y que algunos índices de referencia:

En cuanto a los fondos ESG de renta variable, marcaron su segundo mes consecutivo con reembolsos, aunque en agosto duplicaron las salidas de julio, con 863 millones de libras. La clase ESG más demandada en agosto fue activos mixtos, pero con tan solo 188 millones de libras, sin ningún fondo que domine las entradas).

Sin embargo, no se puede decir que los fondos ESG de renta variable hayan pasado a la historia, ya que las salidas también han afectado a los fondos de RV convencionales con unos 4.800 millones de libras, con lo que realmente se debe a que los inversores no se sienten cómodos aún con las valoraciones de la renta variable en su conjunto, así como el hecho de que en caso de una recesión, las estimaciones de beneficios podrían no reflejar del todo el impacto.

Sin embargo, si su rendimiento es inferior a largo plazo, a la luz de la normativa británica sobre el deber fiduciario, esto podría cambiar. fiduciario, esto podría cambiar. Pero todavía no hemos llegado a ese punto.

Estrategias de Inversión