Según las cuentas publicadas en las últimas semanas, los principales bancos del IBEX 35 han contabilizado un total de 70.978 millones de euros en créditos dudosos al cierre de 2023. Esta cifra representa un incremento del 2,3% en comparación con el año anterior. Además, la ratio de morosidad media se sitúa en el 2,99%.

Teniendo en cuenta los créditos en vigilancia especial, los bancos españoles cierran el año 2023 con una cartera de activos problemáticos de 241.872 millones de euros, lo que supone un aumento del 7,4% en comparación con el año anterior.

Banco Santander  es la entidad bancaria con el mayor volumen de créditos dudosos, alcanzando cerca de 36.000 millones de euros en 2023. Este aumento se debe, en parte, al incremento de estos préstamos en Reino Unido, Estados Unidos y México, aunque se vieron compensados en cierta medida por los descensos en España, Portugal y Brasil. La tasa de morosidad de Banco Santander se sitúa en el 3,14%, seis puntos básicos por encima de la ratio registrada en 2022.

BBVA ha experimentado un aumento del 5,8% en sus saldos dudosos, llegando a los 15.305 millones de euros en 2023. Esta situación se concentra en las carteras minoristas de América del Sur, México, España y otros negocios, y se ve afectada por la entrada de clientes singulares. La tasa de morosidad de BBVA se incrementó en siete puntos básicos durante el año, llegando al 3,4%. Por otro lado, el fondo por insolvencias se mantuvo estable en los 11.762 millones de euros, mientras que la tasa de cobertura se redujo ligeramente al 77%.

Caixabank ha logrado reducir sus saldos dudosos en 175 millones de euros durante el año 2023. Con un total de 10.516 millones de euros en créditos dudosos, la entidad bancaria ha destacado una «gestión activa» de la morosidad. La ratio de morosidad se ha mantenido estable en el 2,7% en comparación con el cierre de 2022, mientras que los fondos para insolvencias han alcanzado los 7.665 millones de euros con una tasa de cobertura del 73%.

Banco Sabadell ha experimentado una reducción de 114 millones de euros en sus créditos dudosos, lo que supone una disminución del 0,6% en comparación con el año anterior. La ratio de morosidad se sitúa en el 3,5% al cierre del ejercicio, incrementándose en 11 puntos básicos durante el año. El fondo para insolvencias de la entidad cerró el año en los 3.199 millones de euros, con una cobertura del 55,6%.

Bankinter ha contabilizado 1.812 millones de euros en créditos dudosos al término de 2023, lo que supone un aumento del 4,51% en comparación con diciembre de 2022. La tasa de morosidad se ha mantenido estable en el 2,11%, mientras que las provisiones para estos préstamos han crecido un 5,85% en comparación con el año anterior.

Unicaja Banco ha logrado reducir sus créditos dudosos en un 19,1%, llegando a 1.568 millones de euros al cierre de 2023. La tasa de morosidad se ha reducido en 25 puntos básicos durante el trimestre, situándose en el 3,14%. La tasa de cobertura alcanza el 63,7%.

Estrategias de Inversión