Los temores a una crisis bancaria en EE.UU. se acentúan mas tras el colapso de First Republic. Esto ha llevado a los bancos de Wall Street al umbral técnico de la crisis de 2007, cuando el S&P 500 financiero caía desde su máximo del mencionado año según Jessica Menton, Elena Popina y Bre Bradham en Yahoo Finance.

Con el colapso del First Republic Bank empeorando los temores sobre la solvencia de los prestamistas regionales, los inversores han golpeado las acciones financieras, dejando el índice financieroS&P 500 al borde de caer por debajo de su máximo de 2007. En perspectiva, después de la caída del crédito de 2008, ese indicador tardó más de una década en recuperar el terreno perdido.

“El índice financiero ha estado por encima del máximo de 2007 desde enero de 2021. Si atravesara esa barrera ahora, sería una señal siniestra para el mercado de valores en general”, dijo el administrador de fondos de cobertura Jim Roppel, fundador de Roppel Capital Management.

¿Por qué? Porque podría ejercer más presión sobre los bancos para que conserven el capital y reduzcan los préstamos, lo que supondría un lastre para una economía que ya está en riesgo de recesión después de los fuertes aumentos de las tasas de interés de la Reserva Federal en los últimos 14 meses.

“No se puede tener un mercado alcista si las acciones de los bancos están cayendo”, añadió Roppel, quien es un optimista a largo plazo pero actualmente está mayormente en efectivo con el resto en jugadas defensivas como el oro y las mineras de oro. “Es como si un atleta olímpico tuviera bloques de hormigón alrededor de las piernas”.

Semana salvaje

Las preocupaciones sobre la estabilidad del sistema bancario contribuyeron a una semana tempestuosa, ya que los inversores apostaron agresivamente en contra de las acciones. Si bien los precios de las acciones se recuperaron el viernes en medio de la especulación de que la venta fue exagerada, muchos permanecieron en baja abrupta, con Western Alliance hundiéndose un 27% la semana pasada y PacWest Bancorp un 43%.

Los inversores individuales, que fueron algunos de los compradores de caída más confiables del mercado en 2020 y 2021, obtuvieron algunas acciones bancarias en medio de la derrota. En la semana hasta el miércoles, fueron compradores netos de acciones de Bank of America, Truist Finl y SoFi Tech, según los datos compilados por el programa Peng Cheng de JPMorgan Chase.

Pero existe una preocupación continua en Wall Street de que la agitación actual entre los bancos regionales podría impulsar un endurecimiento de los préstamos. De hecho, los operadores están apostando a que el número de víctimas podría ser tan grande que aumentaron las apuestas de que la FED, que acaba de señalar que la subida de tipos del miércoles puede ser la última, comenzará a flexibilizar la política monetaria a partir de julio para estimular la economía.

Aun así, Nancy Tengler, directora de inversiones de Laffer Tengler Investments, dijo que es demasiado pronto para volver a invertir en acciones de bancos golpeados. En cambio, se ha centrado en acciones relacionadas con la tecnología y el consumo que se beneficiarían de una caída en las tasas de interés, aunque su firma agregó acciones de PNC Finl Ser después de que generó un fuerte crecimiento de las ganancias y un aumento de los depósitos.

“No es inteligente perseguir algunas de estas otras acciones bancarias”, destacó Tengler. «Tienes que dejar caer el cuchillo que cae».

El repunte del mercado de valores del viernes fue impulsado por el informe laboral mensual de abril, más sólido de lo esperado, que atenuó los temores de una recesión. Aún así, mientras que el repunte del 1.9% en el S&P eliminó la mayor parte de la caída de la semana pasada en el índice de referencia amplio, las acciones financieras del índice perdieron un 2.7% durante las cinco sesiones.

Scott Colyer, director ejecutivo de Advisors Asset Management, dijo que el S&P 500 tendría que caer a 3.600 o menos para que él se vuelva más optimista sobre las acciones, ya que las valoraciones siguen siendo caras. Cerró a las 4.136 del viernes.

“Tenemos que ver que las finanzas lideren el camino para que el mercado de valores tenga una tendencia alcista sostenible, pero eso no es lo que está sucediendo”, advirtió Colyer. “No recoja monedas de cinco y diez centavos frente a una apisonadora”.

Estrategias de Inversión