– Tras la corrección del Ibex 35, ¿qué podemos esperar en el corto plazo? ¿Soportes claves?

Prácticamente desde la recuperación que vimos en noviembre, la bolsa española se encuentra en una fase correctiva por encima de la cota de los 8.250 puntos y busca ahora los 8.600 puntos, que creo que puede ser un objetivo importante para el IBEX 35. En cuanto a soportes hay que seguir vigilando los mínimos de julio en los 8.250 puntos, que de perderlos deberíamos vigilar la cota psicológica de los 8.000 puntos.

– El resto de bolsas europeas cotizan planas, ¿ve alguna oportunidad para posiciones compradoras? 

Especialmente me fijaría en la bolsa alemana, en el Dax 30, que sigue respetando la directriz alcista de largo plazo. Si empieza a hacer cierres por encima de la cota de los 15.500 puntos deberíamos confiar en ver nuevos máximos. En cuanto al Cac 40 francés tiene un soporte en los 6.100 puntos, y si recupera los 6.400 puntos podríamos verlo rebotar hasta los 6.600 puntos.

– En cuanto a valores de la bolsa española… ¿dónde ve posibilidades a pesar de la corrección?

Especialmente me centraría en las acciones de BBVA, que sigue respetando la directriz alcista de largo plazo al retomar los 5 euros por acción. Está pasando por una pequeña fase de corrección después de su impulso alcista que comenzó en noviembre. Si respeta los 5 euros podría impulsarse hacia la directriz bajista de largo plazo. También habría que vigilar IAG (Iberia), es verdad que la situación del sector turístico es de incertidumbre y veremos si puede salvar la temporada de verano, a ver si recupera los 2 euros por título que sería un momento clave para tomar posiciones alcistas. También le echaría el ojo a las acciones de Indra que después de una fase de incertidumbre tras el cambio en su cúpula directiva en mayo sigue respetando el soporte de los 7 euros por acción y ahora se encuentra buscando superar la zona de los 8 euros, que de superarlo podría llegar a máximos anuales.

– ¿Cómo ve el gráfico del oro y del petróleo tras la decisión de la OPEP+?

En el corto plazo, la recuperación del petróleo ha sido fantástica después de la debacle que supuso la pandemia en el precio del petróleo. Después de la decisión de la OPEP+ hemos visto una corrección, que podríamos decir sana, que ha llevado al barril de Brent, de referencia en Europa, hasta los 60 dólares y ahora está intentando recuperar los 70 dólares. En cuanto al mercado de metales, el oro se encuentra negociando por encima del nivel psicológico de los 1.755 dólares, intenta aferrarse a los 1.800 dólares y habrá que estar atento a las tensiones inflacionistas en los últimos meses y sobre todo si vuelve a cerrar por encima de los 1.820-1.850 dólares podría llegar incluso a testear zonas de 1.900 dólares por onza.

– ¿Y el bitcoin?

El Bitcoin trae una recuperación importante desde sus máximos históricos, ahora se encuentra negociando dentro de un rango lateral que va desde los 40.000 dólares a los 30.000 dólares. Mientras no pierda en cierres diarios o semanales los 30.000 dólares, que es un nivel muy psicológico, podríamos ver incluso entradas de inversores institucionales en estos niveles buscando los 35.000 dólares. Si nos cierra por encima de los 35.000 dólares veríamos optimismo por la recuperación de las criptodivisas después de las correcciones que hemos visto en las últimas semanas.