Tras años de tipos bajos es natural cuestionarse cuál será el impacto de la subida de tipos en términos de inversión y cómo mover el dinero sin correr riesgos imprudentes. Más aún, si es posible aprovechar ese repunte de los tipos con inversiones específicas que los usen como palanca.

En Europa, la semana pasada el BCE subió los tipos por segunda vez consecutiva y lo hizo 75 puntos básicos, el mayor aumento desde que se fundó la UE, situando el precio oficial del dinero en el 1,25%. Así, Lagarde cogió el testigo de la Fed y confirmó que habrá otras dos subidas antes de acabar el año y que la cuantía dependerá de los datos; el mercado especula con que los tipos acabarán el año entre el 2% y el 2,25%. En EEUU, Powell, por su parte dijo que “necesitamos actuar ahora, con fuerza como lo hemos estado haciendo” y agregó que “mis compañeros y yo estamos firmemente comprometidos con este proyecto y lo seguiremos”. El mercado ya descuenta con un 86% de posibilidades una subida de 75 pb.

Con este nuevo escenario, ¿qué tengo que tener en cuenta a la hora de invertir en bolsa?

Tres claves para invertir con subida de tipos

Planifique con anticipación y asesórese

El aumento de las tasas, al menos en esta etapa del ciclo, puede ser conllevar riesgos para partes de su cartera, pero también tiene efectos positivos. Un aumento de la tasa es algo que se debe recibir con cautela, ya que representa una recuperación real para la economía y una base más estable para el crecimiento futuro. Requerirá planificación y, tal vez algunos cambios en sus posiciones actuales, pero el riesgo es definitivamente manejable mientras esperamos las nuevas oportunidades.

La aquí, como siempre, es que esté cómodo con el riesgo que tenga en cartera y saber cuál es su horizonte de inversión. Si es un dinero que va a necesitar en el corto plazo o, si por el contrario, puede permitirse olvidarse de que su inversión baje momentáneamente a costa de poder tener buenas rentabilidades en el futuro.

En este punto, y antes de anticiparnos a hacer algún cambio, busque asesoramiento profesional, más necesario que nunca en este difícil entorno.

Sea muy selectivo

Ser selectivo con sus inversiones siempre ha sido importante, pero en 2022, y después de todo lo sucedido durante los últimos dos años, mucho más.

Se deben considerar muchos matices a la hora de invertir en un producto u otro, pero es muy importante que éstos sean elegidos en función de la situación del mercado, no por planteamientos puramente teóricos. En cualquier caso, está claro que hay que subirse al carro del alza de tipos eligiendo los productos de renta fija y renta variable a los que les beneficia a corto, medio y largo plazo.

Renta fija y renta variable

En renta fija, los fondos de inversión en bonos corporativos de alta calidad, los ligados a la inflación, los de retorno absoluto y mixtos con un máximo del 20% en renta variable son las principales apuestas de los expertos.

En renta variable, a nivel global, la parte que funciona bien en este contexto es la que se denomina value, que compran a aquellas empresas que tienen poca diferencia entre su valor contable, que refleja el pasado, y su valor bursátil, que estima el futuro. Los sectores favorables a la subida de tipo son, por ahora, value. Son compañías ligadas a ciertos sectores de actividad como por ejemplo la energía, los recursos básicos, los bancos, los seguros, los sectores industriales en general, el turismo, etc. En definitiva, lo hacen bien todos aquellos sectores de actividad que van con el ciclo económico.

Por otro lado, tener un endeudamiento bajo en un contexto de subidas de tipos es un factor positivo, por lo que también podríamos tener en cuenta a aquellas compañías con bajo nivel de deuda.

Estrategias de Inversión