Pepsi

Pepsico elevó el miércoles sus previsiones de ingresos y ganancias anuales, impulsada en gran medida por las múltiples subidas de precios que el gigante de los refrescos y los aperitivos ha realizado para amortiguar el impacto del aumento de los costos.

Las acciones de la empresa subían un 2,3% en las operaciones previas a la apertura de la sesión, ya que también superó las estimaciones de ingresos del tercer trimestre.

Los consumidores, que luchan contra el incesante aumento de la inflación, están comiendo más en casa que en los restaurantes a medida que recortan el gasto discrecional. Una tendencia que ha beneficiado a los fabricantes estadounidenses de alimentos envasados, como Pepsico, que ofrecen todo tipo de productos, desde aperitivos hasta bebidas deportivas.

Los fabricantes de alimentos envasados de todo el mundo también están lidiando con el aumento de los costos de muchas materias primas y las presiones de la cadena de suministro que se han agravado por el conflicto entre Rusia y Ucrania.

El casi duopolio del mercado de las bebidas carbonatadas con Coca-Cola ha ayudado a PepsiCo a subir los precios sin apenas rechazo por parte de los consumidores, mientras que su fuerte posición en el mercado de los aperitivos también ha amortiguado a la empresa.

Las subidas de precios han contribuido a aumentar los ingresos en todos sus segmentos, especialmente en sus dos mayores divisiones, bebidas en Norteamérica y Frito-Lay.

El negocio de bebidas, que alberga marcas como Mirinda, 7UP y Gatorade, registró un aumento del 1% en el volumen, lo que indica la resistencia de la demanda de los consumidores.

La empresa dijo que espera que los ingresos orgánicos de 2022 aumenten un 12%, frente a la previsión anterior de un aumento del 10%. PepsiCo había elevado sus expectativas de ingresos en abril y julio.

PepsiCo espera ahora unas ganancias por acción en moneda constante para el año fiscal 2022 de unos 6,73 dólares, frente a su previsión anterior de 6,63 dólares.

Los ingresos netos de la empresa aumentaron alrededor de un 9%, a 21.970 millones de dólares, en el tercer trimestre que finalizó el 3 de septiembre, superando las estimaciones de los analistas de 20.840 millones de dólares, según los datos de IBES de Refinitiv.

Estrategias de Inversión