– Estamos viendo un entorno complejo por la crisis energética, el aumento de la inflación y la reducción del consumo en China. ¿Qué visión tienen en Financess Value sobre el actual entorno macro?

Nuestra visión es positiva desde el punto de vista del crecimiento, las dinámicas que hemos tenido de todos estos últimos meses de crecimiento se mantienen para los próximos trimestres, es decir, un fuerte impulso del consumo, una vuelta de la inversión, todo ese ahorro que se había acumulado, esa cantidad de dinero que no se había destinado al consumo ahora vuelve al consumo… con el sector servicios también liderando sobre todo en Europa. Todo eso nos lleva a ser positivos con el crecimiento y luego el crecimiento siempre tiene un reverso más oscuro que es la inflación. Creemos que nos seguiremos moviendo en tasas de inflación altas por la pujanza de la demanda, como bien sabes, hay ahora mismo una dislocación entre oferta y demanda, la oferta no puede cubrir toda la demanda lo que está produciendo esos cuellos de botella que se acaban trasladando a los precios y además se dan dinámicas como los precios de la energía para que esa inflación siga alta. Esperamos para los próximos meses un binomio de crecimiento e inflación al alza. En nuestra opinión algo parecido a lo que tuvimos al principio del año con ese movimiento de reflación y lo que sí que descartamos, al menos hasta ahora, es un escenario de estanflación donde el crecimiento vaya disminuyendo de manera acusada y la inflación siga alta. Es un escenario de riesgo para los mercados, que aún no contemplamos.

– Finaccess Value es una agencia de valores centrada en grandes patrimonios y acaban de lanzar junto a ATL el fondo ATL Finaccess Global de renta variable mixta internacional… ¿qué activos sobreponderan en el fondo? 

Para ser consecuentes con el escenario que dibujamos antes la renta variable siempre para nosotros nos va a parece la mejor opción. Primero porque es la opción que tiene más retorno o posible en un entorno como este de crecimiento e inflación. Hay que tener en cuenta que los tipos de interés siguen bajos y van a seguir estando bajos, sobre todo, los de corto plazo que están bajo la influencia de los bancos centrales, que siguen alimentando ese crecimiento y en ese sentido los retornos potenciales de la renta variable son mucho mayores que los de la renta fija. ATL Finaccess Global es un fondo mixto, que puede tener hasta un 75% en renta variable y vamos a seguir ponderando a la renta variable por encima del 50% y en la renta fija seguiremos infraponderados sobre todo en deuda soberan, que es donde vemos más riesgo. En un entorno como este invertir en bonos en negativo a largo plazo no nos parece que tenga sentido. Sobreponderamos la renta fija corporativa más arriesgada, high yield, porque pensamos que se dan las dinámicas que son las mismas que se dan en la bolsa y son favorables para ese activo, pero siendo conscientes que el rendimiento esperado cada vez es más limitado porque es un activo que ha evolucionado muy bien, como decimos nosotros ha corrido mucho, pero sigue teniendo potencial positivo.

– Como decía la inflación es un tema que preocupa, ¿cree que hay oportunidades en los activos que suelen comportarse mejor en entornos inflacionistas como las materias primas o las inmobiliarias?

Es un entorno favorable para los activos reales que son capaces de capitalizar la inflación. Activos como las materias primas, especialmente las materias primas industriales tienen potencial. No hablamos del oro, que en un contexto como este no lo debería hacer especialmente bien, pero sí del cobre o el petróleo que creemos que lo van a hacer bien. Con las inmobiliarias pasa algo parecido, en un entorno de inflación, tener un activo que por definición se revaloriza en la inflación creo que tiene sentido. Lo que creemos que no tiene sentido son activos como la deuda soberana que en un entorno de inflación al alza lo debería hacer peor

– Bancos y eléctricas son los grandes sectores del Ibex 35. ¿Les ve atractivo?

Estamos hablando de dos sectores que son totalmente opuestos en un entorno como este. Tenemos un contexto marcado por una inflación al alza, los tipos de interés de corto plazo están bajo el influjo de los bancos centrales con lo cual van a seguir bajos, mientras que los tipos de largo plazo están más lejos de la influencia de un banco central a pesar de que el Banco Central Europeo (BCE) tenga ese programa de compra de activos que siempre puede influir sobre las curvas. Estamos viendo como los tipos de interés de los bonos de largo plazo están subiendo tanto en Europa como en EEUU y ahí los bancos lo hacen de una manera y las ‘utilities’ lo hacen de otra. Los bancos se van a beneficiar cuando las curvas de tipos de interés tengan pendiente, es decir cuando un banco pueda beneficiarse de que los tipos a largo estén más altos que los tipos a corto plazo. Ese es el comportamiento que estamos viendo en las últimas semanas. Desde que los tipos han empezado a subir la banca es uno de los sectores que mejor lo hace porque refleja esas expectativas de inflación y esas expectativas de tipos más altos. Sin embargo, en las eléctricas ocurre todo lo contrario: en una eléctrica la creación de valor viene mucho por los tipos de interés, por el tipo al que tu te financias. Tienes una remuneración a tus inversiones al tiempo que tienes unos tipos de interés a los que te financias, si suben los tipos esa creación de valor en las eléctricas se reduce. Por tanto, es normal que veamos comportamientos divergentes en los dos sectores en un entorno como este, lo que no es bueno para el índice. Si los tipos de interés suben una parte muy importante del índice lo va hacer bien, que es la banca, pero una parte muy importante del índice lo va hacer mal y viceversa. Nosotros creemos que el valor en España hay que buscarlo fuera del índice o seleccionando ciertas compañías del IBEX 35.