Las ganancias para el cuarto trimestre de 2022 de Procter&Gamble han caído, mientras los precios de sus productos aumentaron un 10%. Lo que llevó a una caída del volumen de ventas del 6%, según Sharon Terlep en The Wall Street Journal.

Los volúmenes de ventas cayeron un 6% en P&G, la mayor caída trimestral en años, con caídas en cada una de las cinco principales unidades comerciales de la compañía en los tres meses que terminaron el 31 de diciembre en comparación con el año anterior. La firma aumentó los precios en un 10% en el período, lo que ayudó a la compañía a reportar un aumento del 5% en las ventas orgánicas, que excluyen las fluctuaciones monetarias y las adquisiciones.

P&G se encuentra entre los primeros gigantes de productos de consumo en informar los resultados del trimestre de diciembre, con los inversores buscando pistas sobre la dirección de la economía global y la capacidad de los hogares para seguir gastando en medio de una alta inflación y tasas de interés en aumento.

Los últimos resultados trimestrales de la compañía estuvieron en línea con las expectativas de Wall Street, según estimaciones compiladas por FactSet. P&G dijo el jueves que espera un mayor crecimiento de las ventas orgánicas para el año fiscal que finaliza en junio, pero que las ganancias probablemente estarían en el extremo inferior de su pronóstico.

“Seguimos en el camino correcto donde pensamos que estaríamos”, dijo el jefe de finanzas de P&G, Andre Schulten, en una entrevista. Los ejecutivos dijeron que las caídas en el volumen de ventas generalmente reflejan la reducción de algunas categorías de productos debido a los precios más altos en lugar de que P&G pierda clientes ante rivales o marcas de descuento.

Schulten dijo que P&G había anticipado las caídas de volumen y que la mitad de la caída se debió a una combinación de las ventas finales de todos los artículos, excepto los esenciales, en Rusia y las reducciones de inventario minorista en EEUU, Europa y China. “Para finales de año el inventario de los minoristas no siempre se mantenía al día con la demanda de los consumidores”.

Schulten señaló que los compradores siguen dispuestos a pagar más por productos de alta gama, aunque son más los que buscan ofertas. La demanda ha aumentado tanto para los artículos que vienen en paquetes más pequeños como para las ofertas a granel en las tiendas del club.

“P&G aumentará los precios de algunos artículos este año”, añadió Schulten, “ya que la compañía continúa lidiando con costos más altos. El objetivo es una fijación de precios cuidadosa bien ejecutada, en combinación con la innovación”. Además, la compañía también está recortando costos.

La inflación de EEUU, que disminuyó al 6,5% en diciembre desde el 9,1% en junio según el índice de precios al consumidor, ha estado cerca de sus niveles más altos en décadas. P&G, al igual que sus rivales y muchas otras empresas, elevó sustancialmente sus precios el año pasado para compensar los mayores costos de combustible, mano de obra y materias primas. Los consumidores han comenzado a retroceder, y el gasto minorista de EEUU cayó en noviembre y diciembre.

En P&G, los precios en el trimestre finalizado en diciembre aumentaron un 13% en la división que fabrica Tide, un 11% en la división que alberga a Gillette y un 8% en la división que fabrica pañales Pampers.

P&G dijo el jueves que los altos costos de los productos básicos y la cadena de suministro siguen siendo un desafío para la compañía y que las luchas relacionadas con el covid en China afectaron las ventas de varios productos.

En general, P&G reportó ingresos netos de 3.930 millones de dólares para el trimestre, un 7% menos que el año anterior. Las ventas netas fueron de 20.800 millones de dólares, un 1% menos que el año anterior. Por acción, obtuvo ganancias de 1.59 dólares, igualando la estimación de consenso de Wall Street.

Procter&Gamble cotiza en los 143,22 dólares, con un gap bajista que agrava la caída semanal, y las medias móviles de 70 y 200 periodos se encuentran rodeando a la última vela.

Estrategias de Inversión