¿Qué impacto ha tenido la inversión en sostenibilidad en el desarrollo de las grandes compañías, especialmente en términos de reducción de costes operativos y captación de capital, y cómo están respondiendo a esta tendencia?

El impacto es positivo especialmente en términos de reducción de costes operativos y captación de capital. Las empresas que adoptan prácticas sostenibles suelen experimentar una mayor eficiencia energética, una reducción del riesgo y una mejor capacidad para atraer inversores. Según un informe de Deloitte, las empresas que invierten en sostenibilidad pueden reducir sus costes operativos entre un 8 y un 10%. Estas compañías están respondiendo a esta tendencia mediante la implementación de tecnologías sostenibles y la mejora continua de sus prácticas ambientales y sociales.

¿Qué consejos ofrecería a las empresas que están en proceso de adaptación a las nuevas normativas ESG y buscan maximizar los beneficios comerciales y financieros de su enfoque en la sostenibilidad?

En mi opinión, creo que deben comenzar por realizar una evaluación exhaustiva de su situación actual en términos de sostenibilidad. Es crucial establecer metas claras y alcanzables, involucrar a todas las partes interesadas, y comunicar de manera efectiva los beneficios de las prácticas sostenibles. La colaboración con expertos y el networking con otros agentes relevantes del sector, aspecto al que en ESG Summit Europe damos especial relevancia, así como la inversión en tecnologías eficientes también pueden ayudar a maximizar los beneficios comerciales y financieros.

¿Cuál es su visión sobre el futuro de la inversión sostenible, y qué tendencias clave prevé que dominarán el panorama financiero en los próximos años?

El futuro de la inversión sostenible está lleno de oportunidades. Europa está liderando el cambio con políticas ambiciosas y un compromiso firme hacia el desarrollo sostenible,  que persigue la transformación de la UE en una sociedad equitativa y próspera con una economía moderna y competitiva, según se señala en el Pacto Verde Europeo.

En los próximos años, veremos un aumento en las inversiones en energías renovables, tecnología de bajas emisiones y la integración de la inteligencia artificial (IA) en la toma de decisiones financieras. La IA y las tecnologías avanzadas permitirán una mejor evaluación de riesgos y oportunidades, optimizando las carteras de inversión sostenible. Además, habrá un enfoque creciente en la inclusión financiera y la transparencia en los reportes ESG de las empresas del sector. Los gobiernos también jugarán un papel crucial, estableciendo marcos regulatorios que promuevan prácticas empresariales responsables. Con estos avances, podemos esperar un panorama financiero más equilibrado y en armonía con la preservación del medio ambiente y el bienestar social. En este sentido, y más allá del papel de los actores clave mencionados anteriormente, la actuación individual de las personas es de vital importancia para alcanzar un cambio real: es lo que demanda la emergencia climática que vivimos y por eso lo impulsamos desde ESG Summit Europe.

Estrategias de Inversión