Cotizar en los mercados financieros ayuda a crecer más rápido a las empresas y a generar más empleos. Así lo atestiguan los datos relativos a la variación de la facturación, el EBITDA y la plantilla de las compañías de BME Growth en la última década. A pesar de que en este tiempo las compañías se han enfrentado a un contexto complicado con una pandemia, una subida del coste de financiación tras el cambio de las políticas monetarias de los bancos centrales y conflictos geopolíticos, las empresas de la Bolsa de las pymes siguen creciendo, con datos a cierre de 2023.

El conjunto de las empresas de BME Growth, han conseguido durante los últimos 10 años una tasa de crecimiento anual compuesta (CAGR%) en su facturación del 28%. Este crecimiento se ha ralentizado durante el 2023 debido a que algún sector como el de energías renovables, que tiene un peso significativo dentro de la facturación agregada de la Bolsa de las pymes, ha atravesado un año complicado. Si se excluye este sector de la muestra, la facturación agregada del mercado ha crecido a un ritmo interanual del 16%, en lugar de un 4%, impulsada en buena parte por el crecimiento de otros sectores más tradicionales como es el inmobiliario, que también representa un peso importante dentro de este mercado.

Si se desciende dentro de la cuenta de resultados agregada, se puede observar una evolución similar en lo que se refiere a la rentabilidad del total del mercado, medido por la evolución de sus márgenes EBITDA. El EBITDA en su conjunto muestra un CAGR del 20%. En 2023 sigue creciendo a una tasa superior al 12%.

Por último, y como es característico en una tipología de compañías que es el motor de la creación de empleo en España, el número de trabajadores empleados por las pymes de BME Growth han registrado durante esta década un crecimiento anualizado de más del 30%. Se confirma así que las empresas pequeñas y medianas suponen una pieza clave en la economía española, con cerca de 42.000 puestos de trabajo.

Estrategias de Inversión