La ordenación del territorio es algo esencial en el desarrollo de las ciudades. A menudo nos encontramos que las infraestructuras son inadecuadas y nada sostenibles. Las ciudades crecen pero no con una planificación adecuada, creando una serie de inconvenientes a los ciudadanos. Antes de construir las ciudades hay que planificar accesos, conectividad, servicios . . . infraestructuras en general y eso lleva consigo una serie de sectores que entran en juego y que hacen de esto una megatendencia de inversión con amplias posibilidades.

En todo el mundo viven más personas en las áreas urbanas que en las áreas rurales y como se aprecia en el siguiente gráfico, parece que la tendencia continuará a pesar de las muchas voces que promueven otras regiones, como lo es la España Vaciada. Actualmente el 54% de la población mundial es urbana, y es una proporción que se espera que en 2050 aumente al 70% de acuerdo con los datos que muestra el informe del Institute for Economics & Peace, impulsada por el crecimiento demográfico principalmente en los países de mercados emergentes, así como por un continuo desplazamiento hacia las urbanizaciones, en particular las llamadas «megaciudades», que son metrópolis con una población de 10 millones de habitantes o más.

Actualmente existen 33 megaciudades en todo el mundo: Tokio (37,3 millones), Delhi (32,3 millones), Shanghai (28,7 millones), Dhaka (22,6 millones), São Paulo (24,5 millones) y Ciudad de México (24 millones) se llevan la palma como las más pobladas. Para 2050, otras 14 ciudades se unirán a sus filas, con un aumento total de población de unos 213 millones de personas. El nuevo orden será entonces Delhi (49,6 millones), Dhaka (34,6 millones), Tokio (32,6 millones), El Cairo (32,6 millones) y Mumbai (32,4 millones).

Mientras tanto, la población rural en el mundo ha crecido lentamente desde 1950 y se espera que alcance su máximo en unos años. El total de la población rural a nivel mundial es cercana a los 3.400 millones de personas  y se espera que para 2050 reporte una contracción hasta los 3.100 millones. Asia y África alberca casi el 90% de la población rural mundial, mientras que India tiene la mayor población rural con 893 millones, seguida de China con 578 millones.

Las áreas urbanas tienden a tener mejores oportunidades de empleo, educación y acceso a actividades sociales y culturales. Esto las convierte en lugares más atractivos para vivir y hace que las empresas prosperen con mayor facilidad. Por ejemplo, en China, la renta urbana per cápita es más del doble que la de las áreas rurales. En los Estados Unidos, la proporción de pacientes por médico de atención primaria en las áreas rurales es de 39,8 médicos por cada 100 mil personas, en comparación con los 53,3 médicos por cada 100 mil personas en áreas urbanas (según datos de Naciones Unidas).

La aceleración de la urbanización coloca a las ciudades ante un triple desafío: gestionar los flujos de población, satisfacer las necesidades y mejorar los niveles de vida de estas poblaciones en crecimiento, al mismo tiempo que se reduce su impacto ambiental.

Un estudio reciente estimó que se necesitarían 2.000 billones americanos de inversión anualmente para enfrentar los desafíos de las ciudades sostenibles. Las oportunidades van desde las infraestructuras urbanas, que son los pilares del desarrollo económico y la transición energética, hasta las innovaciones tecnológicas para la gestión eficiente y sostenible de las ciudades, hasta la invención de nuevos servicios para facilitar la vida urbana cotidiana.

¿Qué alternativa de inversión existen en la rápida urbanización?

  • Amundi lanzó en 2019 un fondo temático que invierte en la urbanización sostenible: Future Cities gestionado por su filial CPR Asset Management (centro especializado en gestión temática). El universo de inversión es amplio y diversificado, permitiendo estar expuesto a todos los motores de crecimiento que impulsan la temática.  El núcleo de la filosofía de inversión de este fondo no se centra exclusivamente en las infraestructuras ni en las nuevas tecnologías, sino que trata de englobar todo el ecosistema de dicha temática (utilities, inmuebles, bienes de equipo, materiales, etc).

Su universo de inversión gira en torno a 5 pilares del ecosistema urbano:  Construcción, Movilidad, Conectividad, Recursos y Servicios, que representa en torno a unas 500 acciones y una amplitud de sectores y geografías, dando libertad al equipo gestor para construir una cartera en diferentes fases del mercado.

Su proceso de inversión parte de un filtro cuantitativo dual para preseleccionar unas 250 acciones, a las que aplican un análisis fundamental, y con ello llegan a una cartera con alrededor de 70 posiciones, que al 31 de marzo era de 56, y en la que las 10 mayores posiciones representan el 30% de los activos, que actualmente es de 72 millones de euros. Los sectores con mayor peso son Industriales y tecnología (24% y 27% respectivamente), seguido de inmobiliario y servicios públicos con 10% cada uno, entre otros; mientras que a nivel geográfico es Norteamérica la de mayor representación (26%) y Europa Desarrollada (30%) y en menor medida Asia desarrollada 6,4%, Japón o Reino Unido.  Y entre las principales posiciones están Microsoft, Vinci, Schneider Electric, Engie, Marvell y CRH adquiridos cuando se lanzó el fondo, pero también Apple, STMicroelectornics, Booking y Advanced Micro Devices.

El fondo alcanza una rentabilidad del 7,58% al cierre de abril, con una rentabilidad media a 3 años de 8,86% y una volatilidad del 16,49%:

  • Existen algunas otras estrategias que tienen como foco la megatendencia de la urbanización de las ciudades como el Pictet SmartCity, pero dado que su rentabilidad media a 3 años es mucho menor que el anterior hemos decidido no ahondar en el. En cambio, ofrecemos una opción de gestión pasiva, como es el iShares Smart City Infrastructure UCITS ETF USD Acc | CITY con unos gastos corrientes del 0,40% y 4 estrellas Morningstar. El fondo presenta una rentabilidad media a 3 años del 12,54% con una volatilidad del 16,06% (mejor binomio rentabilidad – riesgo), y que este año es del 3,58%. Cuenta con 3 años desde su lanzamiento (marzo 2020) y unos activos de 333 millones de euros.

Tiene como referencia el Stoxx Global Smart City Infrastructure, con lo que encontramos en su cartera una exposición del 50% en el sector industrial, seguido de un 35% de tecnología, pero otros sectores que también entran son comunicaciones, consumo discrecional, materiales, inmobiliario y salud. En cuanto a exposición geográfica, también el 50% esta en EE.UU., seguido de Japón con el 10%, Suecia, Canadá y Reino Unido, con fuerte sesgo a empresas de pequeña capitalización y estilo growth. Entre las principales posiciones están:

Dos opciones que no tienen porque ser excluyentes, sino incluso complementarias.

Estrategias de Inversión