Ambas aparecen en la selección efectuada por BNP Paribas Exxane en su reciente documento de previsiones para el segundo semestre, donde en el apartado de ‘spanish midcaps’ sólo incluye cuatro valores: MERLIN Properties, Inmobiliaria Colonial, Laboratorios Rovi y Vidrala.

Estos dos últimos son seleccionados también por Finaccess Value, family office perteneciente al inversor mexicano Carlos Fernández que, en su país de origen, tiene forma jurídica de banco. En España ha contratado a uno de los mejores equipos gestores de renta variable española, que, en su más reciente informe, señala como “valores olvidados” a Vidrala y a Rovi, junto otro puñado de firmas como CAF, Elecnor, FCC, Gestamp y Catalana Occidente, recientemente renombrada como Occident.

Exxane destaca sobre Rovi que la compañía anunció un cambio sobre los procesos de su principal medicamento (Letrozole), que puede tener un impacto en costes tan favorable que mejoraría a doble dígito la previsión de beneficios para 2023 y 2024.

Sobre Vidrala, la corrección de los precios energéticos permite calcular una mejoría de los márgenes EBIT y EBITDA del 25%.

En ambos ejemplos, Exxane afirma que los factores señalados pueden ser generadores de valor, ya que no están reflejados en el actual precio de mercado.

Finaccess destaca que ha elegido compañías “de menor capitalización, que a pesar de presentar unos buenos resultados se ha quedado rezagados y hasta cierto punto, huérfanos de cobertura”.

Este último apartado es más relevante de lo que puede creer gran parte de la comunidad inversora. La Bolsa española tiene un volumen de negocio de sólo un tercio respecto a 2015, lo que se traduce en poca liquidez para compañías de pequeña y mediana capitalización.

Por tanto, los gestores de fondos se quejan de que el tiempo de afloramiento de valor en una compañía puede haberse incrementado hasta en un 50%. Por ello, decae el interés por el mercado español y, entre otras cosas, llega esa débil cobertura que enuncia Finaccess.

 Otro dato que corrobora este menor interés por el mercado mid cap español es el hecho de que los fondos de inversión en renta variable española han bajado su patrimonio desde 2015 también, casi hasta la mitad: de algo más de 5.000 millones de euros hasta poco más de 3.000, según las estadísticas de Inverco.

Rovi es una magnífica historia bursátil. Desde su debut en 2007, acumula más del 300%, pero después de tocar sus máximos históricos, claramente impulsados por el Covid, llegó una corrección fuerte, aunque manteniéndose por encima de los precios previos a la pandemia. En lo que va de año, avanza un 15%. Vale algo más de 2.000 millones de euros.

Vidrala también es otra perla del mercado, históricamente una de las elecciones de los gestores value. Desde su salida a Bolsa en 2000, se anota alrededor del 2000%. A pesar de que no está demasiado lejos de sus máximos históricos, ha sufrido mucha volatilidad en los últimos tiempos. Su valor de mercado es de 2.700 millones.

Estrategias de Inversión