Arrancamos un lunes en el que las bolsas europeas abren ligeramente a la baja, pendientes del comportamiento de los mercados bursátiles asiáticos y con la vista puesta también en el movimiento del petróleo.

En concreto, el DAX cae un 0,14% en los 14.510, el IBEX 35 retrocede un 0,11% hasta marcar 8.372, el FTSE 100 recorta un 0,02% en los 7.555,84 puntos, el CAC 40 francés desciende un 0,26% hasta 6.720 y el FTSE MIB italiano se deja un 0,28% en los 24.552. Por su parte, el Euro Sotxx 50 cotiza con caídas del 0,16% en los 3.971,55 puntos.

Por delante tenemos una semana de transición a la espera de las importantes reuniones del Banco Central Europeo y de la Reserva Federal de la siguiente. Este domingo, el gobernador del Banco de Francia, Fracois Villeroy, ha señalado que el BCE debería aumentar los tipos de interés 50 puntos básicos este mes y que el ritmo de subidas sea más lento el año que viene. Y apunta que la inflación alcanzará su punto máximos durante la primera mitad de 2023.

A nivel empresarial, el consejero delegado de Vodafone, Nick Read, dejará el cargo a finales de este año, según acaba de anunciar la empresa. Será sustituido de forma interina por la directora financiera Margherita Della Valle.

Estamos también pendientes de Credit Suisse porque el príncipe heredero de Arabia Saudita Mohammed Bin Salman podría invertir alrededor de 500 millones de dólares en la escisión del banco de inversión CS First Boston, según The Wall Street Journal. Otros inversores podrían ser Atlas Merchant Capital, liderado por el ex consejero delegado de Barclays, Bob Diamond.

En España, Grupo Ezentis sigue suspendida de cotización mientras continúan las negociaciones para alcanzar un acuerdo con los acreedores para reestructurar el negocio y evitar la quiebra. La empresa de equipos de telecomunicaciones presentó el pasado 1 de septiembre el preconcurso de acreedores. El acuerdo con la banca podría llegar esta semana.

El petróleo cobra protagonismo

Las expectativas de que China opte por modificar sustancialmente su política de “Covid-cero” son cada vez mayores. El principal riesgo es la incapacidad del sistema sanitario chino para hacer frente a un fuerte repunte de casos, algo factible que se produzca si se levantan de golpe las restricciones. De momento, hoy las bolsas asiáticas continuaban al alza. El índice referencial del mercado chino CSI300 ganaba un 1,7%, sumado al rebote del 2,5% de la semana pasada, mientras que el Hang Seng .HS11 subía un 3,5%. El índice de MSCI de acciones de Asia-Pacífico, que no incluye Japón, MIAPJ0000PUS sumaba un 1,7% y alcanzaba un máximo de tres meses, tras subir un 3,7% la semana pasada. El Nikkei japonés N225 avanzaba un 0,1%, mientras que Corea del Sur .KS11 retrocedía un 0,4%.

La actividad del sector de servicios de Japón creció en noviembre a su menor ritmo en tres meses, debido a que la inflación golpeó a una parte de la economía que se había beneficiado del regreso de los compradores locales y extranjeros y del alivio de las restricciones por el COVID-19.

La actividad del sector de servicios de China se contrajo a mínimos de seis meses en noviembre, ya que la ampliación de las medidas de contención del COVID pesó sobre la demanda y las operaciones, mostró el lunes una encuesta del sector privado, lo que apunta a un nuevo golpe al crecimiento económico.

Por otro lado, el petróleo será uno de los protagonistas de la sesión, después de que este fin de semana se han producido dos importantes hechos. En primer lugar, cabe destacar que hoy entra en vigor el embargo impuesto por la Unión Europea (UE) al petróleo ruso, embargo que va acompañado de la limitación del precio del mismo a unos $ 60 el barril, limitación impulsada y suscrita también por los países del G7. La reacción de Rusia no se ha hecho esperar y su gobierno ha anunciado que dejará de vender crudo a los países que hayan suscrito el acuerdo de limitar el precio de su producto. La OPEP+, por su parte, cártel en el que participa Rusia como miembro activo, ha optado en su reunión de este fin de semana por mantener el recorte de sus producciones en 2 millones de barriles al día, justificando la decisión en la debilidad de la demanda, muy ligada a los confinamientos en China. No será ya hasta febrero cuando la OPEP+ vuelva a revisar su estrategia. 

En estos momentos, los futuros del Brent cotizan con subidas del 0,42% en los 85,93 dólares, mientras que los del West Texas avanzan un 0,40% en los 80,30 dólares. 

Wall Street perdió algo de impulso el viernes después de que el sólido informe sobre empleo de noviembre en EEUU pusiera en duda las esperanzas de una Reserva Federal menos agresiva. El Dow Jones subió un 0,10% hasta 34.428,95, mientras que el selectivo S&P 500 descendió un 0,12% hasta 4.071,63. Por su parte, el Nasdaq perdió un 0,18 % o 20,95 unidades, hasta 11.461,50. Este lunes, los futuros de los principales índices americanos cotizan con caídas de entre el 0,25 y el 0,37%.

El oro se ha sumado al impulso alcista que ha recuperado la renta variable. La menor agresividad de la Fed, la caída del dólar y el desplome en los intereses de la deuda han acelerado el ascenso del oro hasta alcanzar el nivel de los 1.800 dólares, en zona de máximos desde el pasado mes de julio. En principio, podría seguir teniendo más recorrido al alza en 2023 con la Fed, el dólar y los intereses de la deuda como aliados. Incluso la amenaza de recesión económica podría reforzar su atractivo como activo refugio.

En el mercado de las criptomonedas el Bitcoin sube más de un 2% hasta los 17.348 dólares. Hoy, según las predicciones de  Canaccord Genuity, Bitcoin podría subir hasta un 27%…antes de volver a bajar.

En lo que hace referencia a la agenda macroeconómica, hoy destaca principalmente la publicación en Europa y EEUU de las lecturas finales del mes de noviembre de los índices adelantados de actividad del sector de los servicios, los PMIs servicios y el ISM no manufacturero estadounidense.

Estrategias de Inversión