Tras tres semanas consecutivas de descensos, los principales índices bursátiles europeos cerraron la semana pasada con ganancias, repunte en el que pudieron influir, por un lado, el hecho de que los inversores ya saben a qué atenerse después de que los principales bancos centrales dejaran meridianamente claro la semana pasada que van a continuar subiendo sus tasas de interés oficiales a ritmos elevados en su intento de combatir la alta inflación, y además «el elevado componente técnico, al presentar muchos valores y la mayoría de los índices niveles muy elevados de sobreventa», señalan desde Link Securities.

Este lunes, Europa también despierta en en positivo y tratando de alejar a las principales referencias europeas de los soportes a los que se ha ido acercando estas últimas semanas. En concreto, el Ibex 35 sube un 0,64% en los 8.084,83 puntos, el DAX alemán avanza un 0,40% en los 13.165,85 puntos, el FTSE 100 de Londres repunta un 0,47% en los 7.381, el CAC 40 sube un 0,44% en los 6.240 y la bolsa italiana cotiza con alzas del 0,55% en los 22.224 puntos. Por su parte, el Euro Stoxx 50 suma un 0,49% hasta los 3.589,55 puntos. 

Esta semana, los inversores centrarán la atención en los datos de inflación que se darán a conocer a ambos lados del Atlántico, con especial interés en las lecturas finales del IPC de España martes), de Estados Unidos (martes) y de la eurozona (viernes).

El PIB de Reino Unido crece un 0,2% en julio, por debajo de lo previsto. El dato de junio había mostrado un crecimiento del -0,6%. Un sondeo de Reuters entre analistas había previsto que el PIB mensual creciera un 0,4%. En los últimos tres meses (hasta el cierre de julio), el producto interior bruto (PIB) de Reino Unido se mantuvo sin cambios en términos intertrimestral, por debajo de lo previsto. Por otro lado, la producción industrial británica cae un 0,3% en julio, dato peor de lo previsto.

Otros mercados

Los mercados bursátiles asiáticos subían el lunes con la esperanza de que una lectura clave sobre la inflación de Estados Unidos muestre cierto enfriamiento, mientras que el dólar estadounidense se veía frenado por el riesgo de que suban los tipos de interés europeos y de una intervención japonesa. Los festivos en China y Corea del Sur hacían que la negociación fuera lenta, mientras que los operadores no sabían qué implicaciones podría tener el inesperado éxito de Ucrania contra las fuerzas rusas. El índice MSCI más amplio de acciones de Asia-Pacífico, que no incluye Japón, subía un 0,5%, tras rebotar modestamente desde el mínimo de dos años alcanzado la semana pasada. El índice japonés Nikkei sumaba otro 1,1%, tras subir un 2% la semana pasada. Los valores chinos avanzaban un 1,3%, a la espera de los datos sobre el comercio minorista y la industria que se publicarán a finales de la semana y que podrían mostrar cierta mejora en agosto, tras un julio decepcionante.

En la bolsa de EEUU, Wall Street apunta a ligeras alzas según la cotización de los futuros en estos momentos, que suben ligeramente entre un 0,2 y un 0,5%. El mercado espera esta semana los datos de inflación que se darán a conocer a ambos lados del Atlántico, con especial interés en las lecturas finales del IPC de Estados Unidos y de la eurozona. Wall Street cerró el viernes en positivo y a esta hora los futuros suben de forma ligera: un 0,05% para el DOW JONES Ind Average, un 0,02% para el S&P 500 y un 0,04% para el NASDAQ 100

Los precios del petróleo caían debido a que las perspectivas de la demanda mundial de combustible se veían ensombrecidas por las restricciones del COVID-19 en China y la posibilidad de nuevas subidas de los tipos de interés en Estados Unidos y Europa. En estos momentos, los futuros del Brent cotiza con caídas del 0,75% en los 92,14 dólares, mientras que los del West Texas restan un 1% en los 85,92 dólares.

La secretaria del Tesoro de Estados Unidos, Janet Yellen, dijo el domingo que los estadounidenses podrían experimentar un pico en los precios de la gasolina en el invierno boreal, cuando la Unión Europea reduzca de forma significativa la compra de petróleo ruso. Añadió que se está diseñando un tope de precios occidental propuesto para las exportaciones de crudo ruso para mantener los precios bajo control. «Es un riesgo y estamos trabajando en el límite de precios para tratar de abordarlo», dijo Yellen a CNN. La posible subida de precios podría producirse porque la UE «dejará de comprar en su mayor parte el petróleo ruso» e impondrá una prohibición a los servicios que permiten a Rusia enviar petróleo en buques cisterna, dijo.

En el mercado de las criptomonedas, el Bitcoin avanza un 1,49% hasta los  21.765,6 dólares, y el euro se cruza con el dólar en 1,0103 billetes verdes. Así, el euro toca máximos de tres semanas ante las señales del BCE, mientras el dólar no se inmuta.

Agenda

Este lunes, Reino Unido ha publicado los datos de PIB, de producción industrial y la balanza comercial.

La producción industrial también se conocerá en España y en Italia.

En EEUU, el mercado estará atento a las expectativas de inflación de los consumidores.

Estrategias de Inversión